Se encuentra usted aquí

El siniestro Florentino Pérez

El multimillonario Presidente del Real Madrid no para de contaminar al fútbol con su fortuna y sus malas decisiones.
Por
Redacción Shock

 

El multimillonario Presidente del Real Madrid no para de contaminar al fútbol con su fortuna y sus malas decisiones. ¿Su última burrada? Mandar a la guerra a un ídolo como Zidane para tratar de tapar la idiotez de haber llevado a Rafa Benítez.
 
Por @alvaro_caste // Foto: EFE.
 

Con un extravagante 5-0 sobre el Dépor La Coruña, comenzó el fin de semana pasado la era de Zinedine Zidane como DT del equipo de fútbol más grande de la historia. Zizou, uno de los mejores futbolistas que conoció el mundo en los últimos tiempos, tuvo un estreno soñado en el Bernabéu. Celebró cada gol con el puño apretado y soltó algún aplauso para arengar al equipo. Sobrio, poco expresivo, y con su infaltable traje de saco y corbata azul oscuro, firmó el cuarto debut más arrollador para un DT del Real Madrid, gracias a tres goles de Bale y dos de Benzema. Una exhibición que llega justo para apagar el incendio dejado por Rafa Benítez, pero provocado por el enigmático Patrón del equipo. El siniestro Florentino Pérez.
 
Durante sus dos reinados en el Madrid, don Florentino ha descabezado a diez técnicos. En menos de 12 años, por su régimen de malas decisiones pasaron Del Bosque, Queiroz, Camacho, García Remón, Luxemburgo, López Caro, Pellegrini, Mourinho, Ancelotti y Rafa Benítez. Sobre este último, no hacía falta ser Stephen Hawking para saber que no iba a durar. Benítez es un técnico defensivo. Resultadista, pragmático. Indefendible en la derrota. Y aun así lo llevó. En este Inception de errores, Florentino venía de despedir a Carlo Ancelotti, pese a que ganó la Champions League y tenía al camerino contento. Y encima lo remplazó por Benítez, un DT incompatible a la forma de jugar del equipo y cuya barriga arzobispal apenas alcanzó a viaticar un semestre en la Casa Blanca. Mourinho, otro entrenador con un estilo parecido al de Rafa, llegó a durar tres años, pero por escandaloso. Mou creó una rivalidad de época con Pep Guardiola y además soltaba frases polémicas, encendía televisores, vendía periódicos. Benítez, no.


 
“Florentino Pérez es muy tóxico. El fútbol tiene sus propias reglas. Hay una sabiduría natural que el poder no puede comprar”. Al gran Diego Latorre le alcanzó en un tuit para explicar toda la mala influencia que deja en el fútbol este multimillonario, que hasta el momento no ha entendido que la plata no compra sentido común. Aunque terrible, es muy simple la lógica empresarial de este Rico McPato, surgido en la industria de la construcción y que acumula una morbosa fortuna de 2100 millones de dólares, según Forbes. Sí o sí, hay que revolucionar el mercado comprando jugadores que estén de moda. Así no los necesites. Chequera sobre cantera. Pura cultura traqueta. Qué más da si el equipo se viene abajo. Lo importante es que vendan camisetas. Que hagan publicidades. Que protagonicen escándalos. Que actualicen seguido sus cuentas de Instagram. Si no, qué gracia.

Ver comentarios