Los 20 mejores discos colombianos (más 3 EP) del 2016

Una jugosa compilación que reúne desde el nuevo folclor gitano hasta la evolución del reggaetón.

Diciembre 2 de 2016

La música colombiana no deja de expandir sus límites. Cuando nos llenábamos la boca de consignas patrioteras por el éxito de nuestros artistas en el gran circuito mainstream internacional, llegaron otros nuevos nombres a superar los éxitos de sus antecesores. Cuando creíamos que ya se había hecho todo en la revisión de nuestras raíces y su incorporación al siglo XXI, aparecieron sonidos que nos dibujaron a la Colombia musical del siglo XXI y XXII. Cuando pensábamos que el rock estaba de capa caída, leyendas y novatos demostraron que se podía hacer música con sangre, cruda y visceral, justo como el país la necesita. Cuando el EDM parecía ser un virus corrosivo que se tragaría toda la música electrónica, los dueños de consolas, tornamesas, sintetizadores y máquinas de beats demostraron que el camino digital es infinito y tiene millones de matices.

Si el 2015 fue el año que vio los lanzamientos de grandes nombres nacionales como ChocQuibTown, Bomba Estéreo, Monsieur Periné, Esteman y el debut de Manuel Medrano, el 2016 fue el boom de las nuevas propuestas, la explosión de nuevos artistas que le aseguran una larga vida a la música colombiana.

Bienvenidos a Colombia.

Participaron, escucharon, deliberaron, se enloquecieron y escribieron en esta lista: Mariangela Rubbini (MR), José “Pepe” Plata (PP), Chucky García (CHK), Jenny Cifuentes (JC), Alejandro Álvarez (AA), Juan Pablo Castiblanco (JPC), Nadia Orozco (NO), Johana Arroyave (JOA), Luis Fernando Mayolo (MAY). Votaron también Fabián Páez, Alfred Lord, Sebastián Figueroa, Zaida Rojas, Sylvana Gómez, Julio Escovar y Mr. Trance.

#20

Salsangroove - Salsangroove

Puro hechizo para bailadores. Salsa de golpe con amarres de electrónica, hip hop, dancehall, jungle y funk, gestada en Bogotá por el cantante Pablo Watusi, el saxofonista Felipe Cardenas (ambos de La 33),  el percusionista Juan Carlos Arrechea y el productor Mauricio García (Monitor). Un álbum  innovador en el que hits eternos se visten de luces: Mujer Divina –que popularizó Joe Cuba– va con dosis rapeadas por N. Hardem, MC de la escena capitalina; Llorarás –inmortalizada por Oscar D´León–  pasa por filtros de drum & bass y dancehall. Por su parte las composiciones propias de la banda suenan a beats, reggae, percusión cubana, santería, timbales y saxos dementes y procesados.  Un trip salsero con mucho tumbao. // JC

 

#19

Santiago Cruz – Trenes, aviones y viajes interplanetarios

La decisión de este viejo veterano del pop de grabar en Brasil con Mario Caldato Jr. y Alexandre Kassin se ve reflejada en el espíritu del disco que reúne, entre otros, nombres como Elsa y Elmar, Sebastián Yepes y Juan Pablo Vega. Un álbum juguetón y carnavalero, que le imprime mucho más color que de costumbre al romanticismo que lo ha hecho grande. Incluye canciones que hay se han convertido en éxitos radiales como Vida de mis vidas y Un día de mierda. // MAY

 

#18

El Chongo – Brayka Afro–Break

El debut en solitario del percusionista Juan Carlos Puello “El Chongo” (Sidestepper, Ondatrópica, Ghetto Kumbé), es un EP que nació como banda sonora de Benkoz, novela gráfica de Jean Paul Zapata inspirada en Benkos Biohó (líder de esclavos cimarrones).  La placa plasma la  unión musical afrocolombiana con sonidos occidentales de África, lo urbano y lo contemporáneo,  en un viaje en el que impera el tambor y en el que El Chongo invoca la magia de ancestros, unido a gaitas, teclados, vientos y visos electrónicos. El funk, el folclor  y la evocación del break dance, se mezclan en el trabajo que narra además, historias de memoria y tradición. // JC

 

#17

Cynthia Montaño – Ideas

Con este álbum Cynthia logró imprimirle a la música del Pacífico el compromiso social que la caracteriza, metiendo la ciudad y sus dilemas dentro del imaginario del folclor que tradicionalmente le cantaba a la naturaleza y la cotidianidad rural. Salsa, jazz, funk, reggae, hip hop, rock y otras influencias, se juntaron en un disco en donde la marimba encuentra compañía en las guitarras, el saxofón, la percusión y toda una gama instrumental que responde a esta búsqueda. El repertorio abarca desde un clásico como Chontaduro, con el que logró reconocimiento, hasta Excusas, que se convirtió en uno de los himnos del pasado Rock al Parque. // MAY

 

#16

Zyderal – Elemental

Elemental es el álbum debut de Zyderal, power dúo electrónico conformado por Delfina Dib, cantante y compositora argentina, y Camilo Zúñiga, productor, compositor y DJ colombiano. Ambos producen una sincronía de géneros que van desde el pop hasta el bass music, pasando por trip hop, drum & bass, hip hop o dubstep, aterrizado a un contexto latino. Estas sincronías de elementos se extienden con fuerza en el ambiente a través de sus melodías suaves y sus letras que hablan de la naturaleza, del universo, del cosmos y la mística de la vida, o de asuntos más terrenales como el amor y la protección de la mente. El dúo ya se conocía por los bares de electrónica de Bogotá y Cali, donde se venían destacando por su performance en vivo, peor con este Elemental se consolidan como una nueva propuesta para la escena electrónica en Colombia. // JOA

 

#15

Dany F – Tropical State of Mind

A mediados de este año el paisa de 18 años Dany F nos sorprendió con una nueva onda que él mismo definió como “oscura, selvática y mental”. El nuevo disco del músico, Tropical State of Mind, explora una línea más profunda con una mezcla de sonidos y percusiones de la costa Atlántica combinadas con pads y acordes acústicos. Dany F, que siempre se ha destacado por resaltar los sonidos del litoral Pacífico, sigue su camino narrativo en este álbum que deja abiertas grandes expectativas sobre lo que se viene con el dj, luego de que el prestigioso sello de música electrónica latinoamericana Cómeme (fundado por Matías Aguayo y Gary Pimiento) haya fichado al colombiano. Definitivamente una revelación de una electrónica tropical digna de representar al pueblo latino. // JOA

 

#14

1280 Almas – Domestiko

Próximos a completar 25 años de trabajo musical, las Almas tuvieron en este año dos logros importantes. Por un lado, llevaron a cabo su primera gira europea por varias ciudades del viejo continente. Y por otro, regresaron con este disco-híbrido, armado con canciones de vieja data reinterpretadas y nuevas canciones que nos reafirman la importancia y el carácter de resistencia de una banda que está más allá del bien y del mal. Este disco nos muestra a las Almas, cantándole a sus tradicionales temas como la ciudad, el diario vivir y el desgarrado sentir. Domestiko es también el regreso de las Almas al vinilo, puesto que fue publicado en un tiraje limitado en este formato y hace parte ya de un buen acervo rockero nacional. // PP

 

#13

Carmelo Torres y los Toscos – Carmelo Torres y los Toscos

Los tags bajo los cuales usted puede encontrar este álbum en BandCamp son “experimental”, “avant-garde”, “freejazz”, “improvised music”, “noise” y “Colombia”. Y sí. Es todo eso aunque en principio sea un repertorio de cumbias que tiene como protagonista al maestro acordeonero Carmelo Torres. Lo que pasa es que propone un viaje sonoro que está más allá de lo que entendemos como cumbia tradicional, sin perder el camino, claro está, y sin terminar convertido en una distorsión o, peor aún, en un postal musical para turistas extranjeros. // CHK

 

#12

Electric Mistakes – Chavela

Chavela suena medio punk, tiene voces desgarradas y guitarra ventiada que por momentos logra evocar épocas, calles y sectores de la capital colombiana: un elemento necesario en un año como este tan lleno de “ritmos calientes”. Laura Perilla y Juan Hernández son los responsables de este material compuesto de doce cortes. Si usted es de los que dice que no se vislumbran muchas cosas originales en el panorama musical de la ciudad, recomendamos esta pareja, sus letras y que escuchen temas como María, Christian Grey y Crecer. Aunque a veces tanto vértigo y ruido vuelve monótono el paisaje, seguramente se divertirán. // AA

 

#11

Los Makenzy – Los Makenzy

Guitarra, contrabajo,  batería  y devoción por el rock´n roll y por el blues,  dispararon  a Los Makenzy,  sangre nueva del rock capitalino. Los hermanos Nicolás y Andrés Makenzy junto a Augusto Segura en su álbum homónimo, guitarrudo y bien cantado, estamparon además  influencias de sonidos setenteros,  punk y  bluegrass, destilando cortes elegantes como Aura, con rotación en radio; What a Beautiful Day, que resuena  toda su fuerza en  menos de dos minutos; o Death Merengue, un golpe musical certero que apunta a la cabeza, interpretado en inglés. Rock bogotano creciendo con aureola renovada. // JC

 

#10

Monitor – Monitor 

Nébula es un estudio situado en el corazón de Chapinero, exactamente en el último piso de un edificio gigante donde la vista es imponente. Esa es la base de operaciones de Monitor e ir allá es entender un poco el enigma que rodea este proyecto. Hace dos años tres músicos y un artista audiovisual empezaron a experimentar y este año nació el primer disco homónimo de este colectivo. Quince canciones conectan el universo análogo y el digital, con un componente extra valioso: letras en español que nos conducen por historias llenas de metáforas y misticismo, sin dejar de lado el componente psicodélico que envuelve automáticamente.  Monitor no es una agrupación, es un colectivo y es interesante que desde su génesis se planteen como una unidad audiovisual, pues esa es precisamente la fuerza de su esencia. // NO

 

#9

Las Hermanas – Nadie jamás ha visto una calavera triste

Con bajo perfil Diego Cuellar –dictador, gerente, administrador de su proyecto Las Hermanas– es uno de los músicos más prolíficos del país. En apenas dos años ha sacado tres álbumes y dos EP, lo cual refleja sus incesantes juegos con el sonido. Y es que su música literalmente es eso, un juego, donde el sampleo y la mezcla son la materia prima de su música. Las Hermanas es una licuadora de música setentera, de extractos de radionovelas, de fascinación kitsch por la música de plancha (en su sonido hay fragmentos de canciones de Raphael, Camilo Sesto y Nelson Ned), reconvertida en una amalgama de electrónica, hip hop y ruido puro que irrita y seduce a la par. “Hay canciones que no sampleo, otras que son solo fragmentos de una misma canción. Ambas cosas son bacanas, robar y/o crear”, explica Cuellar quien por su trabajo con este y sus anteriores discos llamó la atención de los organizadores de Sónar y por eso fue seleccionado para hacer parte de los carteles del festival de cultura digital y música electrónica más importante del mundo en sus ediciones de Bogotá (2015) y la original en Barcelona (2016). // JPC

 

#8

Canalón de Timbiquí – Arrullando 

En el 2003 se armó Canalón, un combo apabullante de 12 músicos de Timbiquí, Cauca, que ha brindado el poder balsámico de los sonidos del Pacífico.  Insignes cantadoras Celia, Targelia,  Pola, Chochola y Nidia Góngora –su voz líder–,  bajo la dirección de  la profe “Licha” Sinisterra, al son de marimba, cununo, bombo y guasá, se reunieron para su tercer disco en el que tuvieron tres años de viajes y recopilación de historias y canciones en los pueblos. El resultado, nueve temas bellísimos: cortes tradicionales y composiciones de Góngora que mantienen la memoria musical de la región, con bunde, arrullo, y alabao tradicional, ritmo que nunca habían grabado. // JC

 

#7

 Revólver Plateado – Luz de San Telmo

Luz de San Telmo es una descarga luminosa que hace referencia a lo que los navegantes en la antigüedad llamaban “fuego de San Telmo”, porque se veía en los mástiles de  barcos y era pensada como una protección brindada por su santo contra las tormentas. Ese resplandor fue acogido por la banda bogotana  para titular el sucesor de su álbum homónimo del 2014 y subir un escalón en su discografía.  Chispas de reflexiones sobre la vida, la guerra, la locura o caer y levantarse, estampadas en 13 canciones suaves, contundentes y envolventes,  gestadas entre riffs de guitarras (como  Pistolero, que estuvo rotando en las emisoras), hacen que el grupo avance en su alumbrada carrera. // JC

 

#6

Diamante Eléctrico - La gran oscilación

Después de ganar un Grammy Latino que sorprendió a toda la escena rockera, Diamante Eléctrico presentó un disco de trece canciones llamado La gran oscilación. A Juan Galeano, Andee Zeta y Daniel Álvarez les gusta sonar duro, distorsionado y crudo. Lo logran de nuevo en este disco que suena a puro rock and roll. Este álbum promete ser la puerta de entrada de la banda a una región nueva y la declaración de un sonido de unos manes sin temor a nada. Además es el comienzo de la consolidación de la banda bogotana, la más importante en su género en los últimos tiempos, la que ha conquistado todos los espacios posibles para una agrupación de su tipo en este país, y a la que solo le resta mirar para arriba y para afuera. // AA

 

#5

Kombilesa Mi - ¡Así Es Palenque! 

Hip hop hecho en San Basilio de Palenque  por un  grupo nacido en 2011, que reúne sonidos de la calle y folclor. Diez cortes con letras sobre la vida palenquera, rapeados  en  lengua tradicional y en español, impregnados de chalupa, ritmos de sexteto y bullerengue, interpretados con tambora, llamador, maracas y guitarras champetúas, inaugurados con el que da título al disco que dice exaltando a  su pueblo: “Nuestra raza la queremos dar a conocer a través de la cultura, con bullerengue y mapalé. Esta es la tierra donde nació Kid Pambelé”. Ese verso llegó hasta el Festival Hip Hop al Parque este año, donde se mostró en vivo el poder de los jóvenes de Palenque. // JC

 

#4

Edson Velandia – El Karateka

Armado solamente con guitarra y voz, Edson Velandia logró hacer un álbum que despeluca al que sea: por su humor inocente pero a la vez corrosivo en canciones como La campesina o Los bobitos; por temas donde las palabras corren una maratón al compás apresurado y dramático de la música y es imposible no querer saber cómo terminan (como El caníbal, La nevera o La infiel); y por dos canciones contestatarias que son de lo mejor que se ha escrito en mucho tiempo en toda la música nacional: La muerte de Jaime Garzón y El chulo. // CHK

 

#3

Systema Solar – Rumbo a Tierra

El tercer disco del Systema llegó justo cuando completaron una década de intenso trabajo. Esta placa nos ofrece el resultado de una gran inmersión en los sonidos del trópico y nos lleva por un camino del gozo entre la electrónica y el llamado a la acción. Con canciones como Tumbamurallas, Rumbera y Pa´ sembrar nos fuimos enterando de cómo tenemos a uno de los más destacados grupos de proyección electrónica del siglo 21. Y además, cabe destacar que es un disco generoso en invitados. En él están amigos como La 33, Pedro Ramayá y Carmelo Torres, entre otros. Es un disco pleno de mensajes sociales que no adoctrinan, pero que sí dan lecciones de vida para estos tiempos. // PP

 

#2

J Balvin – Energía

Con canciones como Ay vamos, Sin compromiso y Ella me cautivó, J Balvin ya había cruzado las fronteras de su tierra y había conquistado el público latino en países como Estados Unidos, España, Italia, Alemania y hasta Rumania, por mencionar solamente algunos. Sin embargo, cuando lanzó Ginza no se ganó únicamente el respeto de más de un detractor, sino que se coló entre públicos a los que antes no había alcanzado con sus éxitos anteriores. Ginza predijo que lo que Balvin escondía bajo la manga era un disco que lo sacaría del prototipo de reggaetonero y lo llevaría a otro nivel. Era el álbum con el que el artista paisa conquistaría a otras culturas y con el que empezarían a llegarle varios Grammy y muchos otros reconocimientos que lo convertirían en uno de los artistas más representativos de la música latina en la actualidad.

Energía se trajo consigo un poco de dubstep, hip hop y trap, ritmos latinos, pop y hasta electrónica, así como ritmos urbanos mucho más finos y cuidados que nos mostraron a un J Balvin salido de la zona de confort y preocupado por una producción musical de primer nivel. En el disco participan Yandel y Daddy Yankee, dos de los grandes representantes del género y quienes en algún momento fueron motivo de inspiración para un artista que hoy se ha apoderado de los primeros lugares en todos los conteos.

Cuando se supo que Pharrell participaría entre los productores de Energía y que, además, cantaría en una de las canciones, y en español, quedamos todos boquiabiertos. Safari le dió a J Balvin el estatus y la finura que venía buscando. Hay que decir, sin embargo, que Sky, Mosty y Bull Nene, también productores del disco y talento 100℅ colombiano, se hicieron un trabajo impecable. Desde Veneno y hasta el final, el álbum es una exploración de sonidos bailables y fiesteros en la mayoría de los casos, que trascienden al reggaetón básico al que veníamos acostumbrados. Pero los momentos acústicos le dan también una atmósfera especial que nos vende a un J Balvin que nadie conocía. No nos cabe la menor duda de que canciones como Ginza, Bobo y Safari estarán incluidas en las playlist de fin de año de casi todos, sino de todos. // MR

 

#1

Burning Caravan – Las Historias de los Hombres

Si hay un lugar en el que uno quisiera ver a esta banda tocando en vivo es en medio del desierto y en un contexto como el de un festival del estilo de Burning Man. El sonido que caracteriza a la Burning Caravan es gitano, fiestero, incita al aquelarre, pero también a la conversa alrededor del fuego y bebiendo buen vino. Francisco Martí, Olivier Lestriez, Javier Ojeda, Alejandro Restrepo "El Duque", Tomás Pinzón y Diana Osorio venían haciendo la tarea calladitos, tocando de bar en bar, festivaleando por ahí, y preparando su segundo disco que esperaba para ser presentado en un festival como Rock al Parque ante miles de desconocidos. Verlos ahí nos convenció de que estábamos ante una de esas agrupaciones a punto de estallar. Las historias de los hombres es un recorrido por sonidos balcánicos, swing, rock y jazz y blues que despierta las ganas de desahogarse bailando y de saltar sin parar. Los integrantes de la Burning Caravan tienen el espíritu nómada que se necesita para un proyecto como este. Con un chileno piloteando la caravana ardiente, un francés y varios colombianos, canciones como La marcha y El dueño de todas las cosas les fluyen de manera natural y convincente. Es un gran momento para esta agrupación y su segundo disco es definitivamente un infaltable para la fiesta decembrina. // MR

 

BONUS TRACK: 3 EP NACIONALES DE COLECCIÓN

Juan Pablo Vega – Vicio 

En el 2013 Juan Pablo Vega lanzó Nada personal, un disco que se convirtió en una bandera del pop alternativo por abrir el camino a un nuevo sonido que luego sería adoptado por agrupaciones jóvenes. La impaciencia por escuchar lo nuevo de Juan Pablo era apenas normal. Muchos se preguntaban cómo sonaría el nuevo trabajo del cantante y productor recién ganador de un Grammy por  el disco de Manuel Medrano.  Vicio, un EP de tres canciones, resolvió la incógnita y evidenció la nueva etapa de Juan Pablo. Nuevos elementos sonoros que van desde el dub a un soul oscuro, letras menos románticas y más sensuales y una nueva cara del cantante dejó un aire de sorpresa en todos los que esperaban encontrarse con un sucesor similar a su primogénito sonoro.  Con tres tracks –Vicio, Pruébame y Nada que perder– Vega volvió a adelantarse a la manera de hacer pop en Latinoamérica y nos dejó con las ganas de escuchar la larga duración que llegará en el 2017. // NO

 

Los PetitFellas – Souvenir

Urbano y sabroso; Poético y callejero; contemporáneo y nostálgico. Eso y mucho más define a Souvenir: una descarga de hip hop que abre sus puertas al jazz, el blues, el funk y el rock para contarnos sus historias cotidianas. Un EP con aires de larga duración del que es difícil olvidar fácilmente el piano de Burlesque y el saxo de El Club de la Resistencia. // MAY

 

Okraa – Vultur

Juan Carlos Torres ha desarrollado una bonita carrera que nos lo deja ver como referencia musical y electrónica nacional. Este trabajo de cuatro canciones permite conocerlo como cancionista de estos tiempos; rodeándose además de una gran producción. Puede ser un adelanto de algo más grande, pero que sin pensarlo dos veces nos permite llegar a uno de los talentos nacionales de exportación. Quien escucha esta producción no podrá sentirse ajeno a esperar a que un sello como Warp lo agarre entre sus talentos. Sumémosle además la majestuosidad sonora de una canción como Trianae que nos hace desear escucharla en una película o serie. Okraa es justo la respuesta sonora a una electrónica que está lista para representar a Colombia en grandes plataformas. // PP