Se encuentra usted aquí

Esperanza Gómez ¿Y después del porno qué?

Por
Redacción Shock

Estuvo nominada en nuestro Premios Shock 2016 como Mejor Celebridad Digital y además fue una de nuestras presentadoras estrella. ¿Cómo no sentarnos a hablar con ella?

Por: Carmenza Zá @zacarmenza

Esperanza Gómez es una mujer impactante. Yo estoy montada en los tacones más altos que podré usar en mi vida y ella sigue siendo enorme a mi lado, acuerpadísima y de una elegancia impecable; cada detalle de su vestido y su peinado está ubicado cuidadosa y exactamente en su lugar y, al mismo tiempo, su frescura no podría ser más natural.  

Cuando me preguntaron si quería hacer esta entrevista no lo pensé dos veces y acepté, ¿cómo no hacerlo? Soy una del millón de seguidores que tiene Esperanza en Instagram y otra más del casi medio millón que tiene en twitter y es que precisamente ese universo del internet que presume de mantenernos conectados y más cerca que nunca, ha hecho que las pantallas generen la sensación de que conocerse frente a frente no es más que una imposibilidad mágica… ni hablar cuando se trata de una actriz porno, concebida a la altura de la fantasía.

Pero me recibió, aceptó la entrevista y conversamos hasta que tuvo que irse a estudiar las preguntas que haría como presentadora del backstage de los premios Shock. Luego me envió por twitter la foto que nos tomó su abogado, sin pedírsela, y regalándome la que es posiblemente la única prueba de nuestro encuentro.

Esperanza se ha convertido en un ícono de la cultura pop del país, con el paso de los años dejó de ser ese placer culposo susurrado entre los hombres, para apoderarse de los titulares de las revistas y convertirse en una exitosa diva de las redes sociales. No en vano, en esta edición de los Premios se encontraba nominada a mejor Celebridad Digital del año, premio que terminó por llevarse Daniel Samper por #HolaSoyDanny, un proyecto del que Esperanza también hizo parte y al que le puso su nombre, que es sello de éxito garantizado.

La pornografía es el universo de los seudónimos, pero tú nunca has usado uno, ¿siempre tuviste claro que tu nombre real iba a ser tu marca, tu sello?

Cuando yo entré a hacer mi primera producción pornográfica no tenía en mente convertirme en actriz, yo solamente quería cumplir la fantasía de hacer el video y ya. De hecho, tuve problemas porque en la industria obligan al artista a que se tiene que cambiar el nombre, así que cuando a mí me dijeron que no me grababan con mi nombre real les dije que entonces no, que no me interesaba hacerlo, que yo no tenía por qué avergonzarme. Al final, tuvieron que acceder.

Pero cuando inicias formalmente tu carrera como actriz y ya no se trataba de una fantasía, al haber un nivel más alto de exposición ¿pensaste en cambiarlo?

Mi nombre es una marca registrada incluso desde antes de ingresar al entretenimiento para adultos; puede no ser el más bonito, el más sonoro o el más cortico, pero es mío y la gente ya me reconoce como Esperanza Gómez, entonces cambiarlo ahora no es una opción.

 Lo que hago es aprovechar todo lo que he creado con mi nombre y lo construido con mi marca para abrir otros caminos.

¿Otros caminos como #HolaSoyDanny , el show de Daniel Samper?

A Daniel lo conozco desde que salí en Soho, así que ya teníamos una relación cercana; alguna vez estuve en una reunión de cumpleaños en su casa, en la que había mucha gente del medio, de la farándula. Después de eso me siguieron llamando para otras producciones e hicimos un programa del cuidado de enfermedades de transmisión sexual, así que aprovechamos que yo iba a estar aquí en Bogotá haciendo eso para grabar el video de #HolaSoyDanny. Creo que le fue muy bien, es uno de los videos más exitosos de su canal y eso me tiene muy contenta.

También te hemos visto con El Mindo y otros youtubers haciendo humor ¿cómo te has sentido explorando esa otra versión de ti?

Es muy relajado hacer ese tipo de videos, no tienen una producción muy complicada, apenas una cámara, una luz y todo es un poco improvisado. Claro que te dan unas pautas de cómo y hacia dónde se va a dirigir la grabación, pero todo es muy espontáneo, muy natural y ese es el éxito de los youtubers. Los chicos de ahora ya no se sientan mucho tiempo frente a la pantalla de un televisor a ver un programa largo, sino que consumen cosas mucho más cortas y divertidas; los youtubers entendieron eso y adaptaron su contenido a esas nuevas necesidades.

Conociendo y participando de ese mundo ¿No has pensado empezar tu propia serie web?

Aunque no fue mi idea, en este momento tengo contrato con una empresa que es muy reconocida a nivel mundial y el proyecto es ese, crear mi propio canal de youtube con un contenido que sea interesante para la gente. En noviembre empezamos el rodaje para la producción que viene y ya hay muchas propuestas sobre la mesa, vamos a ver cuál de todas nos convence. Hay que seguir trabajando y hacer de todo un poquito.

Hacer de todo un poquito con un nombre que se ha construido alrededor del porno es todo un reto, ¿qué es lo más difícil de regresar a la industria no pornográfica?

Antes de ser actriz porno yo fui modelo normal y trabajé con las marcas de ropa más importantes de Colombia. Cuando decidí dedicarme a la industria para adultos yo sabía que las puertas en ese campo se me iban a cerrar porque nadie quiere relacionar su marca o su nombre con lo que representa la pornografía. Mucha gente consume el porno, pero la mayoría lo niega, la gente se sigue avergonzando y no lo reconoce.

Así es que tratar de pasar nuevamente al mainstream no es fácil, se necesitan compañías que estén dispuestas a correr riesgos porque, debido a mi profesión, yo soy una artista de riesgo. Hay marcas que se han atrevido a apoyarme, que dicen “Esperanza Gómez tiene seguidores, hay gente que consume porno y otra que no, hay gente que la crítica pero hay otros que siguen su contenido y su trabajo, pues arriesguémonos a ver cómo nos va”. Todo depende de la marca y de su disposición para escuchar críticas por tenerme como imagen en alguno de sus productos.

¿Y qué es lo más bonito o lo mejor de esa transición de la industria pornográfica al mainstream?

Yo en ningún momento me arrepiento de haber sido actriz porno, de hecho lo sigo siendo, porque las cosas más bonitas que yo he vivido han sido gracias a la pornografía.

Me ha dado la capacidad de sentirme cómoda con mi cuerpo, como no lo hacía antes. Yo me sentía muy intimidada en ciertas posiciones sexuales o en ciertos desnudos completos, pero el porno te quita esa cantidad de complejos que tú tienes con tu figura. En la pornografía tú encuentras desde la mujer más gordita hasta la más flaquita, a la que tiene tetas y a la que no, a la que tiene colita y a la que no tiene, entonces uno, sin ser la más chimba ni la más linda de todas, se pregunta por qué no va a sentirse cómoda, si todas las demás lo consiguen.

A mí me dio mucha seguridad el porno y me enseñó a enfrentar las críticas con una actitud totalmente diferente, también me dejó de importar tanto el qué dirán. Uno a veces se desgasta mucho tratando de tener a toda la gente contenta y eso es imposible, hay gente que, por más que te esfuerces en hacer las cosas bien, siempre te va a criticar. Por eso el hecho de que me esté dedicando a hacer cositas del mainstream no significa que vaya a dejar la pornografía de un lado.

Entonces no piensas retirarte pronto…

Es cierto que ya no soy una niña y que ya tengo mis añitos pero todavía me siento cómoda, así que mientras la industria me siga requiriendo para producciones lo voy a seguir haciendo.

No solo la industria te requiere, sino que la gente te reconoce y te sigue; precisamente por ello conseguiste la nominación a Celebridad Digital del año, ¿a qué crees que se debe tu éxito en las redes sociales?

El éxito con la gente, más que lo que muestro o lo que vendo, es mi actitud, mi carisma. Cuando me encuentro a personas en la calle ese es el comentario que me hacen, que hay muchos artistas que cuando llegan a cierto nivel se vuelven fríos y distantes con su gente y yo no, a mi si me quieren dar un besito o un abrazo no tengo problema, yo soy muy dada a la gente.

Pero cómo logras trasmitir esa actitud, ese carisma en las redes sociales, ¿tú las manejas todas o hay alguien que lo hace por ti?

Yo subo todo tipo de contenido. A la gente le gustan las cosas que digo, la manera en la que escribo, a veces con las mismas foticos trasmito lo que soy.  Yo intento subir fotos más normales y nos hemos dado cuenta de que a la gente le gusta eso, verme más sin photoshop, sin nada de producción.

Antiguamente alguien me ayudaba, pero en este momento las tengo solo yo. Yo manejo todas mis redes y me ha ido mucho mejor desde que es así, la gente nota cuando lo hace uno directamente, siente más la cercanía.

A propósito de la cercanía con tus seguidores, hace poco estuviste en show webcam con Sofia Laren de Chaturbate y recientemente anunciaste uno nuevo con Mariane Difiore, Top model de Livejasmin Colombia, ¿cómo es el cambio de la industria pornográfica (en la que se graba, se edita y se publica) al en vivo y en directo que dan las webcam?

Son dos experiencias completamente diferentes, a pesar de que ambas son entretenimiento para adultos. A mí me parece mucho más complicado estar en la webcam porque  yo no soy una persona que pueda hacer varias cosas al mismo tiempo, o hago una bien o no hago ninguna, entonces me parece súper difícil tratar de seducir a tu público y al mismo tiempo tener que interactuar a través del teclado del computador o hablar con ellos en inglés (porque la mayoría de gente que ingresa no habla español) y no es con una ¡sino con todas las personas que te están viendo y te están hablando al tiempo!

Yo no fui capaz con eso, entonces por eso siempre que hago mis shows en web cam lo hago con alguien más, para que esa persona se encargue la parte del teclado y, aunque yo a veces respondo cositas, me parece súper difícil.

En video es completamente diferente porque hay un camarógrafo y un productor que se encargan de todo… yo simplemente estoy cogiendo y no me preocupo por nada más.

Aun sin que las webcam sean lo tuyo, vas a abrir próximamente tu estudio para las chicas que sí desean dedicarse a eso ¿cómo es pasar de estar actuando frente a la cámara a manejar todo desde atrás de ella?

La experiencia es diferente, aún no hemos abierto el estudio pero en la calle siempre me encuentro chicas que me piden que les ayude a ingresar a la industria del porno y esto es una manera de hacerlo.

Entrar al mundo del porno en ocasiones es fácil, pero para una mujer que, por ejemplo, no tiene cómo conseguir una visa (porque la mayoría de las producciones son en EEUU o en Europa) o que no tienen la facilidad de salir del país pero quieren ganar dinero en la industria para adultos, esta es una buena opción.  Las modelos de web cam al principio tienen que ser pacientes, no se pueden desesperar porque primero tienen que conseguir un público, fidelizarlo y después de que fidelizan a esas personas es que empiezan a ganar dinero.

En Colombia el desempleo cada vez crece y crece más, entonces si una mujer se está empelotando por ahí por cualquier cosa o es de esas que suben fotos en las redes sociales y no se están ganando un solo peso, ¡pues empelótense frente a una cámara y ganen dinero!

Precisamente las redes sociales han permitido que cualquiera pueda compartir contenido sexual sin ningún tipo de control, ¿no es eso peligroso para las niñas que están creciendo en medio de esa hipersexualización?

Constantemente las redes sociales te están bombardeando con imágenes de contenido sexual, tratar de controlar eso hoy en día es muy difícil y es decisión de cada quién qué quiere mostrar y qué no, no se le puede prohibir a nadie eso. Hay redes que lo permiten y otras que no, pero nosotras las mujeres somos coquetas y nos gusta seducir, así no estemos completamente desnudas siempre montamos imágenes muy sugestivas.

Si uno se siente cómodo con lo que tiene y con su apariencia física, si siente que está bien y le gusta mostrarse ¿por qué no hacerlo? Es problema de cada quién qué hace con su cuerpo y con su vida, si no daña a nadie más.

Lo que pasa es que las mujeres no somos tan adictas al sexo como lo son los hombres

Pero, más allá del qué dirán, ¿no crees que es una industria demasiado agresiva para las mujeres?

Por el contrario, la industria se preocupa mucho de que la mujer esté cómoda. De hecho, en la industria la protagonista es la mujer, la que más gana: es la única profesión del mundo en la que la mujer gana más que el hombre y jamás te obligan a hacer nada que tú no quieras.  Uno firma un contrato antes de la grabación, en el que dice claramente qué estas dispuesta a hacer y qué no; si el actor o el productor te llegan a pedir que hagas algo que no está estipulado en el contrato, tú te paras y te vas. No te pueden obligar a hacerlo.

Hay producciones que se ven un poco agresivas, de hecho hay mujeres que se sienten agredidas que porque siempre le están eyaculando a uno en la cara, porque algunos dan nalgadas o porque en ciertas posiciones se ven como sometidas. Pero no, simplemente son diferentes estilos de pornografía, ese es tipo hardcore que tiene que ser un sexo fuerte, pero también hay  unos videos en que la producción es mucho más sensible y a la mujer no la tratan con tanta rudeza.

No es que en la pornografía siempre estén pordebajeando o menospreciando a la mujer con  respecto al hombre.

Pero aun cuando la mujer sea la protagonista de la industria, lo es solo como actriz y no como consumidora ¿por qué el porno -incluyendo el lésbico- se sigue haciendo casi exclusivamente para el público masculino?

Lo que pasa es que las mujeres no somos tan adictas al sexo como lo son los hombres, nosotras las mujeres tenemos nuestros días en los que estamos más excitadas, en cambio los hombres no, un hombre puede tener sexo todos los días. Los mayores consumidores de sexo son ellos.

Sin embargo, sí hay producciones dirigidas a la mujer, inclusive en la web cam también manejamos hombres y hay chicos que tienen sus clientas fieles que les pagan porque hagan lo que ellas quieren ver. Sí existe la oportunidad para el público femenino.

En la industria pornográfica a nivel mundial hay varias mujeres productoras que quieren vender un sexo más sutil, más romántico (porque la mujer es más romántica que el hombre y eso también se encuentra en los videos). Lo que pasa es que si tú eres un empresario del porno, tú montas una empresa para ganar dinero y si ese dinero no se está viendo reflejado en lo que haces para el público femenino ¿a dónde te diriges? Pues al que más vende, al masculino.

¿En tu estudio web cam las mujeres también podrán decidir qué hacer y qué no?

A las chicas también hay que consentirlas y la web cam no funciona como pornografía, en ese sentido el trabajo de la actriz porno es mucho más complicado y más difícil que el de la web cam. Ellas están detrás de una cámara, ninguno de sus clientes las puede tocar ni las puede besar, si les dicen algunos piropos fuertes o ellas no se sienten contentas con el comentario que les están haciendo pues sencillamente lo pueden bloquear y no dejarlo ingresar más a su chat.

La modelo en la web cam siempre es la que tiene el control, es una excelente oportunidad también para las mujeres que quieren trabajar desde su casa. Mi estudio está ubicado en la ciudad de Cali y es mucho mejor si van a trabajar allí, pero si hay mujeres de Armenia, Barranquilla, Bogotá o de otras ciudades que quieren trabajar conmigo, lo podemos hacer y funciona como un estudio satélite.

También tenemos a los “monitores” que son personas que están encargadas de asesorar a las chicas en el trato con los clientes y en cómo responder los chats. Una vez la persona se vuelve canchera y coge la experiencia no es necesario que esté acompañada por los monitores, no es necesario ni siquiera que alguna vez esté junto a ella, esa asesoría se puede hacer a distancia. Entonces las ventajas son muy buenas para aquellas personas que quieren trabajar desde su casa y tener el control de lo que hacen.

¿Qué perfil buscas para las chicas del estudio?

Busco sobretodo chicas carismáticas porque eso es lo que más vende, chicas conversadoras.  Hay gente que se conecta a los chat de web cam y no busca interactuar teniendo sexo, sino que quiere una persona con quién conversar, con quién desahogarse porque, por ejemplo, hay hombres que son casados y tienen problemas que les pesan pero en los que no quieren involucrar a sus esposas. La modelo de la web cam se vuelve como una amiga en la que pueden confiar plenamente porque no existe posibilidad de encontrarse, reconocerse y juzgarse; básicamente el cliente se siente protegido porque ve a la chica, pero ella no sabe quién está detrás de la pantalla.

"Las relaciones de carne y hueso si se están acabando, pero está lejos de ser culpa de la pornografía"

¿Crees que la popularidad de las web cam y esa cercanía que desarrollan con sus clientes, puede ser el inicio del fin del porno como lo conocemos?

La pornografía sí está cambiando de concepto pero no se va a acabar, es de las cosas más antiguas de mundo y, si ha conseguido llegar hasta esta época, no va a desaparecer ahora que la mente está más liberada.

Por ejemplo, el porno está entrando a la realidad virtual que es una experiencia completamente diferente. Al ponerse las gafas de realidad virtual el espectador siente que está en el lugar del rodaje de la escena, no siente que yo voy a besar al actor sino a él, cuando voy a tener una penetración el espectador no siente que es el actor el que me penetra, sino él mismo. Cada vez la interacción en el porno se va a sentir más personalizada porque precisamente eso es lo que está dando la realidad virtual.

¿Se acabarán las relaciones de carne y hueso, ante la popularidad de la pornografía en realidad virtual?

Hay muchas personas que prefieren tener sexo a través de la realidad virtual que a través del contacto físico.  Pero también hay muchas personas que trabajan desde sus casas porque ya hay oficios que no requieren desplazarse del hogar y hay gente que todos los amigos que tiene son a través de las redes sociales nada más y nunca se han visto la cara, nunca se han sentado en un restaurante con ellos a comerse una hamburguesa o tomarse un café ¡pero esos son sus amigos! Incluso teniéndolos frente a frente, preferirían hablar por whatsapp con ellos.

Las relaciones de carne y hueso si se están acabando, pero está lejos de ser culpa de la pornografía.

Ver comentarios