Se encuentra usted aquí

Los Rolling Ruanas y el poder de la carranga en el Teatro Mayor

En compañía de un público diverso y fiel a los Ruanas, estrenaron ‘La Balada del Carranguero’
Por
Redacción Shock

Por: Alfred Lord // Fotos: Alejandro Gómez Niño

Los Rolling Ruanas tienen un poder de convocación tremendo y lo comprobaron en la noche del jueves 16 de marzo. Logrado sould out para su show de lanzamiento del nuevo disco La balada del carranguero.

Durante seis meses prepararon este show, todo estaba ensamblado en el escenario: Juan Diego, Fernando, Jorge Mario y Luis Guillermo se apoderaron del escenario con su guaracha, requinto, tiple, guitarra y con su forma particular de mezclar rock, música campesina, pop y voces intensas.

La noche empezó con el sencillo que lanzaron el año pasado Maleza, canción que en el álbum está hecha junto a Edson Velandia.

Su presentación en sociedad fue haciendo covers de grandes bandas  que han influenciado a todas las generaciones,  estas canciones no podían faltar en el show, la primera en sonar fue Satisfaction de Los Rolling Stones.

Homenajeron Bogotá, le cantaron al frío e incluso recordaron sus influencias pop con Dos Mitades.

Preparando al público con solos de voz al mejor estilo de su ídolo Fredy Mercury Juan Diego dejó listo a los asistentes para que lo acompañaran en el cover Crazy little thing called love de Queen.

Sin anuncio previo Catalina García de Monsieur Periné  se subió escenario para acompañarlos en Hoy para siempre; minutos antes de salir nos confesaba que  era una de sus colaboraciones favoritas.

_mg_4665.jpg

Rosebel Cucunubá,  uno de los grandes de la carranga también se subió para tocar Al son que me toquen bailo, era la primera vez que tenían la oportunidad de tocarla juntos. Fue el momento justo donde el público se levantó y voleo ruana.

_mg_4779.jpg

María Guadaña el sencillo que suena por estos días y  La balada del carranguero le hicieron antesala al cover de Toxicity de System Of A Down su máxima inspiración.

Llegaba el final del show solo faltaba su canción insigne a la prenda que siempre los acompaña Ruanas On y Paint it black de Los Rolling Stone.

La noche siguió con una fila interminable de público que quería una foto y tener firmado su álbum de La balada del carranguero, para inmortalizar en su memoria hora y treinta de un show que ve nacer una banda con una propuesta propia y un sonido que no solo mezcla sonidos sino generaciones.

_mg_4953.jpg

_mg_4971.jpg

_mg_4047.jpg

_mg_4207.jpg

_mg_4211.jpg

_mg_4275.jpg

_mg_4321.jpg

_mg_5002.jpg

_mg_5048.jpg

 

Ver comentarios