Se encuentra usted aquí

Buda, delirios y monasterios: continúa nuestra expedición por los Himalayas

El quinto capítulo de “A rodar por los Himalayas” alcanza la carretera más alta del mundo, legendarios monasterios y hermosas dunas.
Por

Tuvieron que alquilar nuevas motos para seguir su camino. Tuvieron que esperar a que se derritiera la nieve para desbloquear el paso, pero eso no fue un impedimento para conquistar Khardungla, la carretera más alta del mundo a 5.359 metros de altura con bandera de Colombia en mano hecha a punta de banderines tibetanos y un letrero de “sí” a la paz. En el nuevo capítulo los moteros de esta travesía se acercan a la meta final, el lago Pangong, no sin antes desviarse hacia Diskit. Diskit es conocido por ser uno de los legendarios monasterios de la zona donde se levanta una de las estatuas más grandes hechas de Maitreya, el buda del futuro, con vista panorámica a las imponentes dunas del valle de Nubra, un espectáculo natural capaz de retar su noción de la belleza. Pasan los días, la adrenalina sube, el cansancio se acumula, las caídas son más recurrentes, hay delirios de conversaciones con cabras y también llegan  las peleas dignas de un reality show ¡Que comience el espectáculo en el quinto capítulo de #ARodarPorlosHimalayasconShock!

Vea también: Ladakh: 'A rodar por los Himalayas' llega al lugar más surreal de la India