Se encuentra usted aquí

Arrabalero: un viaje bipolar por sonidos viscerales e intensos

Su música es una mezcla de sonidos y de sensaciones que no tiene límites.
Por
Johana Arroyave

La música colombiana avanza muy rápido y año tras año vemos cientos de talentos emerger. Desde lo folclórico hasta lo urbano, pasando por lo pop y lo experimental, artistas y agrupaciones revuelcan eso que conocemos como "música colombiana" hasta el punto de crear una masa diversa con propuestas para todos los gustos. Como suele pasar cada año, hemos escogido 26 artistas por los que apostamos, los que tienen todo para hacer del 2019 su año, y que estamos anunciando en orden alfabético. Párenle bolas porque serán los protagonistas del sonido que se viene. Con ustedes: Arrabalero.

Por: Johana Arroyave / @JohanaArroyave

¿Alguna vez ha tenido esa sensación de no querer parar de mover la cabeza mientras escucha una canción, que el siguiente track lo obligue a sentarse a meditar sobre la vida y que luego, pasados unos segundos, un sonido de fondo lo haga pararse de un solo salto con unas ganas inmensas de romper todo a su alrededor? Así es la música de Arrabalero, una mezcla casi bipolar de sonidos y sensaciones que se mueven entre el jazz, el punk, el rock y el indie.

Los conocimos en 2016 cuando lanzaron Gris Blanco Negro, un álbum de ocho canciones que les abrió las puertas a festivales como Jazz al Parque 2017 y que los hizo merecedores de la Beca de Circulación Nacional 2018 del Ministerio de Cultura, con la que hicieron maletas, empacaron instrumentos y llevaron su música a varias ciudades del país. Hoy, tres años después, están incluidos en el cartel el Festival Estéreo Picnic FEPX.

Luisa Quiroga (voz y guitarra eléctrica), Juan Sebastián Aguilar (guitarra eléctrica), Jorge Cabezas (bajo eléctrico), Sebastián Portilla (batería) y Adrián Hidalgo (saxofón tenor) son los encargados de darle vida a la banda y de crear estos sonidos de música experimental que, a simple vista, no son fáciles de digerir pero que, tras escucharlos varias veces, pueden volverse casi adictivos.  Dele play a Arrabalero y métase en un viaje musical del que no se querrá bajar

Hace unos meses Arrabalero lanzó su segundo disco, Sudoku A y Sudoku B, una apuesta irreverente de dos caras, el lado A: cinco canciones tranquilas, meditativas y relajantes en las que aparece de vez en cuando la voz de Luisa para darle un toque de color al viaje musical, y el lado B: que empieza con una canción titulada El Punky, nombre perfecto para entender lo que se viene, cinco tracks de pogo intenso, sonidos fuertes, batería enérgica y perfecta para mover la cabeza y meterse en un baile de patadas y taches.

Sudoku A

Sudoku B 

Este disco destaca el crecimiento musical de la banda, la apropiación de los instrumentos y los sonidos, la magia en la propuesta y una originalidad que los ubica en un lugar especial en la escena local, razón por la que aparece reseñado entre los mejores discos del 2018 según Shock. Estamos seguros de que la música de Arrabalero está dando pasos agigantados y que vale la pena apostarle a los matices de cada una de sus canciones. 

Los 35 mejores discos colombianos de 2018

Vea también: Arjan: la nueva joya del género urbano