Se encuentra usted aquí

Bliss: rock sensorial, delirante y adictivo

La propuesta de esta banda es una mezcla de sonidos, de sentimientos, y de sensaciones que van desde el amor y el miedo, hasta el vértigo y la intimidad.
Por
Johana Arroyave

La música colombiana avanza muy rápido y año tras año vemos cientos de talentos emerger. Desde lo folclórico hasta lo urbano, pasando por lo pop y lo experimental, artistas y agrupaciones revuelcan eso que conocemos como "música colombiana" hasta el punto de crear una masa diversa con propuestas para todos los gustos. Como suele pasar cada año, hemos escogido 26 artistas por los que apostamos, los que tienen todo para hacer del 2019 su año, y que estamos anunciando en orden alfabético. Párenle bolas porque serán los protagonistas del sonido que se viene. Con ustedes: Arrabalero

Por: Johana Arroyave / @JohanaArroyave

Cristian Montoya (voz y guitarra), Cristian Cifuentes (bajo), Tilo Gómez (batería y voz), Jorge Piragua (guitarra) y Juan Carulla (teclado, guitarra y voz) son los cinco músicos que están detrás de Bliss, una banda con energía suficiente para crear sonidos capaces de envolverlos en un viaje del que resultará muy difícil bajarse. Aunque la intención inicial de la banda nunca fue componer un álbum sobre el miedo, desde que escogieron "Deimos" como nombre para su álbum debut, las composiciones comenzaron a irse por ese lado, y los integrantes de Bliss terminaron creando siete canciones dignas de la historia mitológica en la que Deimos, el hijo del dios de la guerra (Ares) y la diosa del amor (Afrodita), personifica al terror.

Vea también: Bliss: una deliciosa mezcla entre rock psicodélico, romántico y visceral

La música de Bliss no habla explícitamente de un miedo exagerado, sino que se mueve más bien por el temor que cualquier persona puede experimentar en la vida, frente a lo que lo desconcierta y a lo desconocido. Canciones como Melancolía, Visión Cromática I y Visión Cromática II son un reflejo de ello.

“Siempre tratamos de jugar con ese concepto de rock sensorial, de música que envuelva, que pueda generar algún estado mental alterado en vivo. Hicimos eso, un álbum que puede crear una experiencia. Además, lo pensamos de forma que lo escuchen de cabo a rabo. No es nuestra intención que solo escuchen un single, queríamos que fuera una unidad”, explica el cantante y guitarrista Cristian Montoya.

Su primer disco fue grabado en el estudio Palosanto en San Felipe y fue producido por Antonio Rico Urdaneta y por Álvaro Valencia (integrantes de la banda Urdaneta). Ambos estuvieron presentes en la captura del disco, la mezcla y la masterización del mismo. Es imposible aburrirse escuchando a Bliss. De hecho, aparecen en nuestro listado de apuestas porque queremos que se detengan en ellos y en su propuesta. Una vez que lo hagan, no hay vuelta atrás.

Vea también: Arrabalero: un viaje bipolar por sonidos viscerales e intensos