Se encuentra usted aquí

Cachicamo: la comunión del folclor llanero y la experimentación jazzera

Cachicamo, bautizado así porque es como les llaman a los armadillos en los llanos colombo-venezolanos, es un experimento brillante
Por
Fabián Páez López

La música colombiana avanza muy rápido y año tras año vemos cientos de talentos emerger. Desde lo folclórico hasta lo urbano, pasando por lo pop y lo experimental, artistas y agrupaciones revuelcan eso que conocemos como "música colombiana" hasta el punto de crear una masa diversa con propuestas para todos los gustos. Como suele pasar cada año, hemos escogido 26 artistas por los que apostamos, los que tienen todo para hacer del 2019 su año, y que estamos anunciando en orden alfabético. Párenle bolas porque serán los protagonistas del sonido que se viene. Con ustedes, Cachicamo. 

Por Fabián Páez López @davidchaka // Fotos: Daniela Santamaría 

Sin mucho ruido mediático apareció el año pasado en el circuito alternativo de la capital la banda de jazz Cachicamo, un septeto concebido en un principio como la tesis de grado de la pianista y compositora Andrea Hoyos, pero que desbordó su propósito inicial y fue haciéndose eco hasta consolidarse fuera de la academia.

Empujado por una fulgurante nueva escena de la música en Bogotá, caracterizada por la multiplicidad sonora y un ánimo colaborativo que no solo involucra a los músicos, sino a toda la microindustria, Cachicamo lanzó al público su disco debut Esbozos del llano.

La placa tenía seis composiciones originales con tintes de jazz, música experimental, minimalismo y folclor latinoamericano. Canciones que, más que fusionar (palabra que se ha usado hasta el cansancio para describir a las nuevas músicas locales), hizo una brillante apropiación del joropo llanero tradicional para reinterpretarlo con instrumentos modernos y en clave de improvisación jazzera.

Más que un ejercicio nostálgico por “lo tradicional”, lo que hizo Cachicamo fue un estudio cuidadoso y abstracto donde reina la improvisación.

Es una banda a la que hay que apostarle, además, porque en vivo logra crear una experiencia sonora donde el elemento que más prima es la interacción entre todos los músicos y la libertad a la hora de improvisar.

En 2019 llevarán su propuesta en vivo a más espacios y además empezarán a construir su segundo álbum.

Temas relacionados: