Se encuentra usted aquí

Jamblock Jr: rap serio y cuidadoso desde Soacha

La voz de Jamblock Jr suena a aceras y pavimento. Representa a Soacha y, desde ahí, se perfila como un rapero importante para la movida capitalina.
Cortesía Jamblock Jr - Shock
Cortesía Jamblock Jr - Shock
Por
Santiago Cembrano

En Colombia, aunque el barco parezca hundirse, la música no para. Por eso en Shock tomamos por agüero de principio de año, en detrimento del uso del calzón amarillo para atraer la prosperidad, apostarle a la abundancia de la nueva música colombiana. Este 2020, celebrando la nueva década y los 25 años de Shock, seleccionamos 25 proyectos que están por dar un salto de calidad. Les preguntamos por sus propósitos y su visión del futuro. Jamblock Jr es una de nuestras 25 Apuestas Shock.

Por Santiago Cembrano // @scembrano  - Fotos: Cortesía Dogma 94, Moraleja Visual y Anacaona

La voz de Jamblock Jr suena a aceras y pavimento. Representa a San Mateo, Soacha, y desde ahí se perfila como un rapero importante para la movida capitalina. Sin gritar, sus rapeos cargan autoridad y peso: es claro que conoce de lo que habla y que respeta y cuida el rap. Su estilo es atemporal, y, aunque algunos lo llamarían noventero, va más por el arte de cuidar las barras, de ser original y de rapear cada vez mejor, manteniendo viva una esencia que es indescriptible pero que se siente cuando está presente. Con la Justa Junta, su colectivo, llevan sabor a rap estricto a cada tarima que pisan, y con sus videoclips Jamblock Jr muestra más de su identidad, llena de vinilos, blanco y negro y salsa.

Hombre de pocas palabras, prefiere hablar a través de sus rimas, como las que se encuentran en La Puerta Mixtape (2018), un proyecto destacado del rap bogotano de los últimos años. Este 2020, Jamblock presentará su álbum debut: DOGS ON EARTH/ Parte 1; poco después de presentar el primer sencillo del proyecto: De Patio A Patio, un tema en el que –en colaboración con el caleño Izla–  escupe rimas sobre la situación política que vive Colombia.

En Sesion 93, corte de su mixtape La Puerta, Jamblock inicia la canción definiendo su labor como MC. “Que suene el rap en su punto, yo solo luzco; respuestas que no sé, aún las busco, cuando las encuentro las seduzco con los pensamientos bruscos que deduzco”. Más adelante añade: “la calidad se trata de ser serio y pulcro”. Así, el quehacer de Jamblock va por interrogar su entorno con el rap como método. Este proceso va tanto para fuera (en cuanto narra y pone en rimas su vida) como hacia adentro, buscando esas respuestas esquivas a las preguntas que van surgiendo. Y claro, siempre está la máxima que cubre todo: seriedad y pulcritud, hacerlo bien. El rap de Jamblock Jr es serio y sobrio, no se distrae con adornos innecesarios ni con florituras edulcoradas. El norte se mantiene claro, y es por eso que cada paso que ha dado ha sido con fuerza. Cada canción, cada video y cada movida es coherente con el proceso general que ha llevado. O dicho de otra forma en Diestra y Siniestra: “la mierda fluye cuando es seria, eureka”.

El rap de Jamblock Jr suena a Bogotá: a una noche lluviosa, a una madrugada fría, a un barrio inclemente, a todos los que encuentran la forma de resistir y hacer lo suyo en la ciudad. Sin caché, rap rolo y cachetudo, lo define en Respirer Ma Ville. Verlo rapear en vivo transmite la misma sensación: un rap nublado y oscuro que pega con fuerza cada vez que suena; es inevitable para todos los presentes en una sala de conciertos levantar la mano al son de la batería cuando Jamblock está en el micrófono, como identificados por sus palabras y sus ideas. De esta forma, sus canciones están listas para representar a Bogotá en esta nueva década, retratando su atmósfera con precisión y profundidad.

Vea también: Estas son nuestras apuestas Shock 2020 

Más contenido sobre: