Se encuentra usted aquí

.

Lobotómicos, punk cocinado en conversaciones de Whatsapp

Tres chicos haciendo música que inspira a patear bien fuerte la realidad.
Cortesía Lobotómicos - Shock
Cortesía Lobotómicos - Shock
Por
Johana Arroyave

En Colombia, aunque el barco parezca hundirse, la música no para. Por eso en Shock tomamos por agüero de principio de año, en detrimento del uso del calzón amarillo para atraer la prosperidad, apostarle a la abundancia de la nueva música colombiana. Este 2020, celebrando la nueva década y los 25 años de Shock, seleccionamos 25 proyectos que están por dar un salto de calidad. Les preguntamos por sus propósitos y su visión del futuro. Lobotómicos es una de nuestras 25 Apuestas Shock.

Por: Johana Arroyave @JohanaArroyave

Subestimar las conversaciones del día a día (virtuales o cara a cara), las críticas sociales y las noticias de este país, sería desaprovechar un material exquisito de ideas que podrían convertirse en arte. Lobotómicos se dio cuenta de esto y crearon una de las bandas más sonadas de Santander. El grupo es un trio de rock – punk bumagués, que de lo cotidiano sacaron la parla lírica con la que hacen una a una sus canciones.

La banda la componen Julián Quijano (guitarrista y voz), Diego Tarazona (bajo) y Luis Miguel Güiza (batería). Juntos son irreverentes, explosivos, vale vergas – en sus letras-, críticos y perdieron el miedo a hacer el ridículo hace rato. Desde el 2017 vienen haciendo música sin mayor pretensión, solo se juntaron un día como amigos a ver qué salía y he aquí la banda ganadora por Bucaramanga de nuestro Shock Fest 2019.

En 2018 fueron seleccionados para abrir el concierto de La Pestilencia en Bucaramanga y en febrero de 2019 hicieron parte del tercer Festival de la Tigra en Piedecuesta (Santander), compartiendo tarima con referentes de la escena local y nacional como Polikarpa y sus Viciosas, Velandia y la Tigra, Los Pirañas y El León Pardo. Ese mismo mes fueron portada de la revista COMA en su edición homenaje al Rock y lanzaron su primer EP homónimo.

Su fuerza escénica, el poder que tienen para descontrolarlo todo con público en vivo y la originalidad de su esencia fue lo que nos hizo escogerlos como una de nuestras apuestas Shock 2020. Su primer anuncio para este año es un sencillo llamado Una ñera me salvó, el cual habla de un tipo que tiene dengue hemorrágico y se enamora de una enfermera que resulta ser bien gamina. “La nena, a punta de amor, le sube las defensas, el mansito se pone bien y aprende una que otra maña”, así lo describió Julián Quijano.

Todas sus letras son por el estilo: melodías fáciles de digerir que no conocen límites. Se pueden ir a la mierda con una crítica social latente, o con un chiste sacado de su último chat, o tan solo burlarse de situaciones cotidianas casi vergonzosas y ridículas que nos pasan a todos, como tropezarse estúpidamente y romperse el peroné, tener gastritis y, tal vez la más importante para ellos, pelear o gritar frente a un televisor viendo fútbol, todas ellas impulsadas por la energía del rock y su estridencia en tarima.

Los podrán ver en vivo el 24 de enero en la final nacional del Shock Fest 2019. Este trio competirá contra Mad Tree (finalista Bogotá), Chelo (finalista Medellín), Dawer X Damper (finalista Cali) y L'Xuasma (finalista Cartagena). Si quiere asistir aquí le explicamos cómo

Vea también: Estas son nuestras apuestas Shock 2020 

Más contenido sobre: