Se encuentra usted aquí

.

TIMØ: tropipop nueva escuela de alta calidad hecho por 3 amigos universitarios

Un audio de WhatsApp llevó a tres estudiantes de música a crear una banda de tropipop en pleno 2019.
Cortesía Timo - Shock
Cortesía Timo - Shock
Por
Sebastián Peña

En Colombia, aunque el barco parezca hundirse, la música no para. Por eso en Shock tomamos por agüero de principio de año, en detrimento del uso del calzón amarillo para atraer la prosperidad, apostarle a la abundancia de la nueva música colombiana. Este 2020, celebrando la nueva década y los 25 años de Shock, seleccionamos 25 proyectos que están por dar un salto de calidad. Les preguntamos por sus propósitos y su visión del futuro. TIMØ es una de nuestras 25 Apuestas Shock.

Por Sebastián Peña // @SebasNews

Mucho se ha hablado del tropipop, su impacto, su deceso y su posible regreso al panorama nacional. En el marco de una campaña llamada Tropipop is Back, liderada por los más recordados intérpretes del género en su época de popularidad, apareció en el mapa un trio de jóvenes de entre 19 y 20 años para demostrar que el ritmo sigue vigente, aunque con las modificaciones necesarias para no sonar a viejo.

Cantándole al amor juvenil, la coquetería y la parranda, el 2020 parece ser el año en que TIMØ de un salto en su carrera. Alejandro Ochoa, Andrés Vásquez y Felipe Galat se conocieron en los salones de la Universidad Javeriana, donde estudian música. En una de las asignaturas de la carrera uno de ellos debía crear una canción y llevarla a clase, y fue ahí cuando Felipe creó Bebamos. Con el paso del tiempo, el tema pasó a ser una maqueta más elaborada, se lo repartieron como audio por WhatsApp y todo empezó a tomar forma. La canción, que es una oda al desamor y a la rumba, empezó a sonar de forma orgánica en fiestas, colegios y universidades. Casi que arrastrados por su acogida, el trio decidió regrabar su primera canción, añadirle más instrumentos, acercarla al tropipop clásico y convertirla en el primer sencillo oficial de la banda.

Tal y como pasó con el boom del tropipop en la década del 2000, el fenómeno de TIMØ tiene, hasta el momento, un nicho cerrado en Bogotá. La capital ha sido el lugar donde el proyecto ha tomado forma, donde se encuentran sus primeros clubes de fans, donde han podido presentar en vivo su música y así analizar el impacto de sus canciones.

A lo largo del 2019, año en que se oficializó la banda, TIMØ agotó eventos en discotecas de Bogotá, superó la barrera del medio millón de oyentes en Spotify, lanzó dos videoclips y pisaron la misma tarima de colegas como Nabález, Kevin Flórez o Trapical Minds. Por si fuera poco, se montaron al escenario con Carlos Vives durante el lanzamiento del sello Gaira Música Local. En esa oportunidad interpretaron con el samario el tema La Bicicleta, reafirmándose como la nueva sangre del tropipop.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by TIMØ (@timo_musica) on

Cada uno de sus integrantes toca un instrumento, canta y participa en la producción musical de los temas. El formato en vivo es más amplio, es como una mini orquesta con percusiones y vientos. A la fecha. TIMØ tiene tres canciones oficiales; por eso, en sus conciertos, interpretan popurrís de otras canciones de tropipop como La Mona de Bonka o hasta un vallenato como Obsesión, del barranquillero Sergio Amaris.

En los últimos meses la banda produjo nueva música. Se reunió con posibles aliados y ya planea las acciones que llevarán al proyecto a crecer en 2020. Ya tienen en la mente varios nombres de cantantes y grupos con los que les gustaría hacer colaboraciones.

#LaMúsicaNosUne

Vea también: Estas son nuestras apuestas Shock 2020 

Más contenido sobre: