Se encuentra usted aquí

Acid Yesit va a salvar a la nación de las consonancias corruptas

Por un futuro ruidoso y sandunguero: metal campesino y jazz agropecuario
Shock
Shock
Por
Redacción Shock

Activos militantes del sandungueo campesino. Pastusos y disonantes. Acid Yesit es jazz es metal y es ruido. Conozcan a los futuros presidentes de la disonancia.

Por Fabián Páez López @Davidchaka

En una contienda electoral, su frase de campaña tendría que incluir la disonancia, el ruido y la estridencia como valores inquebrantables. La Acid Yesit, banda liderada por Yesit Ipuján, es activa militante del campesinado sandunguero y antiacadémico. Su sonido, al que ellos mismos definen como Metal CampesiNoise / Jazz Agropecuario, o que seguro prefieren no definir, germinó en el altiplano nariñense, en la ciudad de Pasto, pero en 2017 empezó a darle vueltas al país: completaron una gira con el ninja de Piedecuesta, Edson Velandia y coronaron con éxito el escenario principal del Festival Rock al Parque.

Para este combo de jazzeros con raíces de campesino desterrado, la libertad musical es la regla. La clasificación, una calamidad.

Acompañados de su manager, mecenas, musa inspiradora y muñeca de trapo, la Cuya Puta, tienen un plan incontenible para hacer que este año sus recetas auditivas sean parte de los éxitos de fin de año. 

Si fueran a lanzarse a la presidencia, ¿cuál sería su propuesta principal, o su bandera de campaña?

Por la nueva Colombia construyamos juntos un futuro disonante, ruidoso y rítmicamente libre para nuestras familias. Salvemos a la nación de las consonancias corruptas y el clientelismo de la música académica.

¿Cuáles son sus propuestas para hacer que su género musical se fortalezca?

Fortaleceremos nuestro género ingresando “estratégica y cautelosamente” en los listados de música popular y bailable de todos los Cd y memorias piratas del país y así ser una de las bandas más inconscientemente sonadas en los incautos oyentes de esta caótica república.

¿Cuáles son los problemas que tienen los músicos emergentes en Colombia?

Que no importa el tipo de música o la propuesta estética que tengas. Si no inviertes (tiempo, dinero, energía), insistes, persistes y trabajas por posicionar tu banda, nadie va a venir a hacer el trabajo por ti.

¿Cuál sería su compañero de fórmula o vicepresidente? (en otras palabras, el featuring para ganar)

Nuestro vicepresidente, sin lugar a dudas, es el ninja de Pie de Cuesta, Edson Velandia.

El Burro y la Cuya Puta se unen para librar al país de la conservadora y tradicional cordura que tanto daño le ha hecho al país.

¿Cuáles creen que son los mayores errores que se han cometido en su género? ¿Cómo enmendarlos?

Creemos que hasta ahora el único error y a la vez acierto que hemos cometido es hacer de nuestra música nuestro propio género. Estamos en el limbo de los géneros musicales. No somos rockeros, ni jazzeros, ni metaleros ni parranderos ni mucho menos tradicionalistas. Autodenominamos nuestra música como “Metal CampesiNoise / Jazz Agropecuario” porque en nuestro imaginario y nuestras influencias convergen diferentes estéticas sonoras-musicales y porque tenemos una forma muy rural e intuitiva de crearlas y tocarlas. Las definiciones y las clasificaciones se las dejamos a los expertos y fundamentalistas de la industria musical.

¿Cómo construye paz desde la música que está haciendo?

La paz, como cualquier otro ideal utópico de la humanidad, al igual que la esperanza y la libertad, están sujetos a las expectativas de las mentes de quienes los invocan. Nuestro ruido por lo general pone a sandunguear, poguear y confundir a nuestros oyentes. Nuestros seguidores y detractores suelen estar en el mismo lugar, ya sea para criticar, joder, rajar, gozar o simplemente escuchar por mera curiosidad. Si la paz es tolerancia y convivencia a pesar de los gustos y disgustos, entonces creemos que estamos construyendo de alguna forma ese ideal.

¿Su carrera está en pro de la legalización?

Por ahora ya tenemos RUT y Cámara de Comercio, así que ya nos pueden contratar para hacer ruido en lugares más "exclusivos". Pero nuestros ingresos siguen dependiendo de nuestra manager y mecenas, La Cuya Puta. Ella se mueve en el bajo mundo del mercado negro de los humanos asados, con papa y ají de maní que se venden a diario en las plazas rurales y populares del sur del país. Así que legalmente ya estamos constituidos como banda, pero por ahora queremos seguir ilegalmente mantenidos.

¿Hay alguna causa política con la que se sienta comprometido directa o indirectamente?

No nos comprometemos con la política ni los políticos porque los negocios y las finanzas no son nuestro fuerte.

¿Cuáles son sus planes para este 2018?

Estamos creando nuestro segundo álbum, que esperamos estará listo para el segundo semestre del 2018 y con el cual visitaremos las principales ciudades del país. Y claro, nuevos invitados, vídeos, chascarrillos y recetas auditivas que serán parte de los éxitos de fin de año. 

 

Temas relacionados: