Se encuentra usted aquí

Chimó Psicodélico: tradición llanera con voltaje rockero

Bienvenidos a este viaje por la música llanera del futuro
Chimo Psicodélico
Chimo Psicodélico
Por
Jenny Cifuentes

Tradición llanera con voltaje rockero en la obra de un combo araucano de siete músicos: unos copleros, otros festivaleros, algunos formados en academias de música llanera, o con carreras forjadas en el folclor, y con pasiones como los sonidos brasileros, el post punk de Manchester, el blues, jazz, funk, el noise, new wave o la cumbia. Agarrados a las raíces y con el joropo corriendo por sus venas, buscando preservar los ritmos llaneros, los aliaron con el rock y el jazz, y  debutaron con el disco Alcaraván (2016): un viaje por la inmensidad de la  sabana guiado por ánimas y espíritus, que exhibe cortes sobre la realidad social, la naturaleza, lo cotidiano, el amor y desamor, perfectos para zapatear y sacudir la melena.

Reemplazando los capachos por la batería e inyectando a sus temas lo arrojado del punketo y del llanero, la banda que se armó hace 5 años, y se bautizó como el chimó, - esa pasta hecha con tabaco curado, que mascan muchos trabajadores en la región para resistir duras jornadas- , recia, da una nueva fachada a los aires del oriente nacional.   

Por: Jenny Cifuentes @Jenny_Cifu // Fotos: Will Sanchez

¿Cuéntenos cuáles son sus propuestas para hacer que su género se fortalezca?
Toda movida se fortalece creando contenido, y que ese contenido sea realmente autentico.  También hay que ser conscientes de que la música no se hace sola: hoy tienes que tener un equipo de trabajo  que se encargue de asuntos visuales, de marketing, un productor que te guie en cómo plasmar tu música y que esté bajo los estándares de calidad, de esta manera vas entrando en el mercado y vas relacionándote con la industria y cómo funciona todo.  Ese es un punto bien importante en este oficio.

Nombre 5 problemáticas que identifica en la industria musical colombiana
1. Hay que descentralizar los principales festivales, explorar más escenarios y locaciones.  Nuestro país es gigante y hay muchos mercados emergentes que pueden ser importantes.

2. Así como existe la Ley de Cine, debería existir una ley que estratégicamente fortalezca la industria musical. Revisar temas como impuestos, regalías, tarifas, etc. en pro de que disfrutar la música se vuelva más asequible y fácil para todos, y así tener una industria más fortalecida y competitiva.

3. El Estado tiene que invertir más en divulgación cultural, más canales o emisoras que lleguen a cada rincón del país.

4. Registrar una canción debería ser más práctico y fácil. Debería poder hacerse en un solo sitio con una asesoría eficaz de la empresa recaudadora y ente del Estado, (una especie de Super Cade para musicos).  Así mismo, el músico debería tener pensión y salud subsidiada.

5. Las grandes disqueras deberían apostar más a artistas locales emergentes que no necesariamente sean parte del juego del mainstream. Estamos saturados ya de los mismos géneros y artistas.

¿Cuál sería su compañero de fórmula o vicepresidente? (en otras palabras, el featuring para ganar)
Jorge Veloza o Antanas Mockus.

¿Cuáles cree que son los mayores errores que se han cometido en su género?
Nuestro género relativamente es muy nuevo. Quizá fue no habernos encontrado antes.

¿Cómo enmendarlo?
Haciendo mucho ruido.

¿Cómo construye paz desde la música que está haciendo?
Diciendo realmente lo que se piensa, sin maquillajes comerciales.

¿Su carrera está en pro de la legalización?
Habría que ver cuáles son los límites, se podría probar el modelo de Uruguay.

¿Hay alguna causa política con la que se sienta comprometido directa o indirectamente?
Las causas que estén en pro del medio ambiente, el refortalecimiento del agro, inversión en cultura, ciencia y educación.

¿Cuáles son sus planes para este 2018?
Hacer nuevas canciones y algunos conciertos fuera del país.

¿Cómo percibe la situación del llano colombiano en la actualidad? Carencias o fortalezas
El petróleo ha jodido nuestra tierra por muchos años, solo ha traído contaminación, corrupción, intereses económicos desmedidos que generan conflicto armado.  Estamos a tiempo de recuperar y preservar nuestra fauna apostándole  a tener  reservas naturales  protegidas que los llaneros vean como un potencial turístico, recuperar santuarios indígenas como la montaña del Lipa en Arauca, devastado por la extracción de crudo.  Que las regalías del petróleo sean invertidas y vigiladas con lupa inclemente por los ciudadanos, generando proyectos que creen impacto a largo plazo en la comunidad.  Esto sería un buen comienzo por parte de las futuras administraciones y los futuros gobernantes, si hicieran esto posible, pasarían a la historia como los verdaderos regeneradores de nuestra región.

 

Publicidad