Se encuentra usted aquí

Rompefuego: música y mensaje en un mismo paquete

Rompefuego va incendiando y créanos: tiene mucho por decir.
Rompefuego
Rompefuego
Por

Cerebro de Rompefuego, Andrés Meza, músico y especie de youtuber, a quienes muchos vieron en redes interpretando personajes, cambiando las letras originales de sus composiciones y adaptándolas a temas de la actualidad;  cantando sobre el Fenómeno del Niño, los “útiles inútiles”, el meme de Travolta, la prevención del Zica, los panas venezolanos, los viejos verdes en las busetas o el acuerdo de paz,  debutó con el disco El Culebrero (2016), que es pura candela y remedio para el desaliento. Un menjurje  con sonidos afro latinos, metal, rap, punk y aires llaneros.

El álbum incluye seis canciones armadas de humor y crítica que incita reflexión y reacción: un corte homónimo lanzado con lyric video con la participación de John Frady G “El man de la banderita” (reconocido personaje en Bogotá), temas con cuerdas potentes y volada percusión como Voy con toda o Pibes Way, para brincar hasta el techo, y la bella canción El llano volverá, un canto a la tierra, a la lucha, para recordar la copla legendaria y un anhelo de paz.

Con cara de Almanaque Bristol, y la consigna de “no mirar pa atrás ni pa mirar la pisada”, hoy Rompefuego va incendiando. Fueron una de las bandas finalistas en el Shock Fest Bogotá y no podían quedarse por fuera de nuestras apuestas del 2018.

Por: Jenny Cifuentes @Jenny_Cifu

Cuéntenos cuáles son sus propuestas para hacer que su género se fortalezca
Propongo seguir levantándome todos los días de la vida a hacer música más sincera, más real. A hacer un mejor show. A ser un mejor músico. A buscar nuevas y mejores formas de comunicar con la gente. A dejar de quejarme para entender que soy el único responsable de mi destino y que ante la crisis, la única forma de fortalecernos es primero fortalecerme. Uff como que muy intelectualoide eso... ¿Sí o qué? Mejor dicho: No hablar tanta miscuisca y hacer más.  

Nombre 5 problemáticas que identifica en la industria musical colombiana
Desde mis zapatos sería muy descarado sentarme a echar culpas. Si Rompefuego no vende o no funciona es por culpa mía. Y tengo la fuerte impresión de que si el rock colombiano no vende o no funciona es por culpa nuestra. Si no me cree, haga el experimento. Vaya un día a un festival y compare el nivel de los grupos de rock colombianos, - con algunas excepciones-, con los otros grupos.  Si estamos jodidos es por malos, porque no le damos al público algo por lo que valga la pena pagar. 

¿Cuál sería su compañero de fórmula o vicepresidente? (en otras palabras, el featuring para ganar)
Juemáchica,  yo desde que estoy chiquito soy hipermegarecontra fan de Odio a Botero. Si René se volteara al menos pa’ escupirme, ya ese sería el featuring de la vida.  Si pudiera ser un vicepresidente extranjero escogería a Nuestro Señor todo poderoso creador del cielo y de la tierra, Steven Wilson.  

¿Cuáles cree que son los mayores errores que se han cometido en su género?
Yo estoy en esta vaina desde hace ratico ya. He tocado en muuuchos  géneros y con mucha gente y me he dado cuenta de algo muy sencillo: Le va bien al que mas camella. Sin excepciones, en todos los géneros. 

Si usted se esfuerza y hace dos canciones por semana y ensaya todos los días, en un año va a tener 104 canciones y una banda que se le para en cualquier tarima y le rompe la pinga a todo el país.  El error es que somos unos flojos. El error es que nos encantan las excusas. El error es que pensamos que ensayando una vez por semana, un par de horitas y haciendo seis canciones al año (mi caso, por ejemplo), vamos a poder vivir de esto, y hacer algo que valga la pena. Ayyy, pero es que hay que vivir de algo y no me queda tiempo; Ayyy, pero es que no tengo plata; Ayyy pero es que me tengo que ver con mi novia. Amigo músico: vaya y véase con su novia, pero después no venga a decir que todo es culpa de reguetón. 

¿Cómo enmendarlos?
Amigo músico haga el experimento: ensaye durante un mes todos los días y reúnase con sus amiguitos a hacer dos canciones por semana. Después me cuenta por inbox si le estoy hablando boñiga o no. Yo en una época de desempleo trabajé en Rompefuego todos los días cinco horas durante cuatro meses y logré más que en toda mi vida haciendo música.  

¿Cómo construye paz desde la música que está haciendo?
A riesgo de sonar un poco “Ricardoarjonesco” les digo dos cosas: Si no estoy en paz conmigo mismo va a ser imposible hacer la paz con los demás. El futuro del país está en nuestras manos, si cada uno asume la parte de responsabilidad que le corresponde podremos llegaremos al fin al siglo XXI.  De eso habla Rompefuego (cuñita publicitaria pa´ invitarlos a ver los videos que hacemos) 

¿Su carrera está en pro de la legalización?

Sí, claro. Al final todos somos chinos chiquitos y no hay nada más sabroso que lo prohibido. 

¿Hay alguna causa política con la que se sienta comprometido directa o indirectamente?
Al sol de hoy me gusta Fajardo, creo que la educación es la única que puede salvarnos del tierrero en el que estamos, pero la política - y la vida-, da muchas vueltas.  Esperemos a ver qué pasa en la campaña. 

 ¿Cuáles son sus planes para este 2018?
No hablar tanta miscuisca y hacer más.  

¿Va a seguir subiendo a Facebook esos clips que hacía?
Este año no he hecho, pero voy a retomar. Estoy planeando cambiar un poco el formato, darle vuelta, pero voy a seguir dándole.