Se encuentra usted aquí

Steffi Crown, la joya de la corona del trap caleño

Uno de los tesoros mejor guardados de Cali
Steffi Crown
Steffi Crown
Por
Redacción Shock

Nacida en Chipre y de madre colombiana, recorrió por años las calles de Estados Unidos, pero el dicho que dicen de que la tierrita llama, se le volvió realidad. Stephania Ayiotou volvió a Cali y desde entonces se ha dedicado a activar la escena del trap caleño con eventos como el trapicali. Ella es una de las pocas mujeres en Colombia que se puso la camiseta de un género que ha sido estigmatizado para darle una visión más allá de las drogas y la plata, visión que además está nutrida por un alto bagaje creativo que se refleja en su propia marca de ropa y hasta cortometrajes dirigidos por ella.

Su Flow es certero, tiene los cojones necesarios para medírsele a ser un género que en su mayoría había sido comandado por hombres, pero sin meterse en un discurso de extremo feminismo. A ojo cerrado nos le medimos a apostar todo por esta reina del trap hecho en Cali y para el mundo.

Por: Nadia Orozco @LadyEmpanadia

¿Cuéntenos cuáles son sus propuestas para hacer que su género se fortalezca?
El género por el que me he dado a conocer es el trap, pero no es el único género que abraza mi sonido. También tengo influencias del R&B, el soul, el dancehall y el pop. Por eso siento que es muy importante fortalecer los eventos en vivo en lugares reconocidos y así darle el nivel merecido a la música. También quiero seguir alimentando mi propio sonido con influencias colombianas e internacionales.

Nombre algunas problemáticas que identifica en la industria musical colombiana
La atención de los sonidistas que se les dan a las bandas de música en vivo. Porque no todo es digital y si no ofrecen la atención merecida los talentos pierden credibilidad. Es importante que la misma atención que se les da a los talentos extranjeros se les dé a los talentos colombianos.

¿Cuál sería su compañero de fórmula o vicepresidente? (en otras palabras, el featuring para ganar)
Me gustaría un featuring con J Balvin porque no es solo el Rey del Pop colombiano, sino que es muy atrevido en su estilo personal y pienso que juntando visiones podríamos cocinar algo muy único, que rompería los esquemas de lo que se produce y sale de Colombia.

¿Cuáles cree que son los mayores errores que se han cometido en su género?
En el arte y la música no existen errores, solo ideas y elaboración/evolución... pienso que falta una educación en el género del trap, una expansión mental a todo lo que abarca desde un punto de vista social, musical y sus raíces norteamericanas. Para trap latino recomendaría que escuchen a Nathy Peluso -y Corashe y para trap norteamericano Travis Scott, ambos son finos y ricos en calidad de producción.

¿Cómo enmendar esos errores?  
Seguir haciendo trap calidad y seguir buscando fórmulas de mezclar con otros géneros sonidos y culturas.

¿Cómo construye paz desde la música que está haciendo?
A través de la igualdad y rompiendo esquemas de lo que es aceptable de una mujer en el gremio urbano. No soy creyente en el feminismo agresivo que ataca a los hombres; pienso que somos iguales en talento y diversidad de expresión. También creo mucho e impulso el amor propio nacional, todo lo que hago se produce en Colombia y no tiene nada que envidiar le a los de afuera. Los jóvenes se inspiran de eso. 

Mucha gente dice odiar el trap y lo ven como una supuesta amenaza a la sociedad ¿Cuál es su defensa al género?
Los que odian el trap no lo entienden, no lo conocen. Los que lo escuchan (y son muchos) se identifican y cada vez son más. Mi defensa al género es que es algo nuevo que seguirá creciendo y envolviéndose dentro del pop latino e internacional. En realidad, no tengo nada que defender porque el daño ya está hecho.

Las letras del trap son explícitas y hablan sobre temas relacionados con droga y violencia ¿Cómo es su posición con respecto a esas dos problemáticas?
El rap, la salsa, el merengue, la guaracha y géneros que se consumen bastante hablan de esas cosas, solo que el trap es más crudo. Si la crudeza les molesta deben cuestionarse mejor porque les gusta que se lo digan a la doble. El problema no es el trap, el problema es sociopolítico.

Usted es una de las primeras mujeres que hace trap en Colombia ¿Cómo hacer que siga creciendo el número de mujeres que se le mide a hacer trap?
Quizá inspirando las con mi música

¿Cuál es su aporte para el crecimiento de la escena?
Mi aporte ha sido vasto con mis eventos de Trapicali y el impulso de los artistas locales de Cali; también en mis videos soy muy pura en las locaciones de mi ciudad.

¿Hay alguna causa política con la que se sienta comprometido directa o indirectamente?
Que los niños y la juventud de todos los estratos conozcan sus derechos humanos como individuales. También me interesa mucho la limpieza de las Aguas. Es decir, ríos, mares, lagunas etc.

¿Cuáles son sus planes para este 2018?
¡Mucha música, más colecciones de la marca y mucho gozo HP!