Se encuentra usted aquí

Última Hora

Adiós, me voy con las chicas

Por
Redacción Shock

Si bien la actriz, presentadora de televisión, cantante y diva gay Raffaella Carrà cantó que “para hacer bien el amor hay que venir al Sur”; Kylie Minogue cantará en el Parque Jaime Duque y Judas Priest se presentará en el Centro Comercial Bima, al norte de Bogotá.

Separados solamente por algunos kilómetros, la australiana y los británicos se presentarán el 1 y el 3 de noviembre, en un hecho sin precedentes en el que también coincide otra fecha: Kylie Ann Minogue nació en 1968 en Melbourne, Australia, y Judas Priest se formó como banda ese mismo año cerca de Birmingham, Inglaterra.

La discografía oficial de los Judas está formada por 17 títulos, casi todos de estudio, y la de Kylie suma la misma cantidad contando sus discos de “Grandes Éxitos”. Antes de llegar a los tops de popularidad, Rob Halford, la mítica voz de la banda ícono del heavy tuvo que alternar su vocación por el canto con una trabajo como ingeniero de iluminación de teatro, mientras que la súper estrella dance, hija de un contador conocido como Ron Minogue, creció en el seno de una familia dedicada al teatro, comenzando por su madre la bailarina galesa Carol Jones.

Aunque no existe ningún dato histórico que de fe, es posible que Halford también haya querido bailar como su mamá, aunque realmente fue a través de su hermana que terminó conociendo a los ya formados Judas Priest. Los pantalones de cuero ajustados, las cadenas y su gusto por la parafernalia sado y los hombres con mostacho vino después, justo cuando su éxito influenció a una cultura machista y en ocasiones homofóbica como la del heavy.

Como el malencarado Rob Halford, Kylie Minogue también ha estirado el látex para forrar algunas imágenes de sus álbumes, y aunque con un poco más de escarcha sobre su sonrisa de comercial de Colgate no deja de tener entre sus discos títulos que bien podrían hacer parte de la discografía de la banda inglesa, como “Light Years”, “Fever”, “Body Language” y “X”, sus producciones de los últimos ocho años.

Judas Priest también podría prestar a Kylie Minogue los nombres de algunas de sus placas de estudio, como “Turbo” y “Angel of Retribution”, aunque muchos no den crédito a que en este caso específico el heavy y el dance parecen salidos de un mismo clóset.

Boletas e información general en www.tuboleta.com

Y si quiere ir a alguno de estos dos conciertos -invitado por Shock y Evenpro- envíenos un email a concursos@shock.com.co con el el subject "Quiero ir a Kylie" o "Quiero ir a Judas Priest". Los primeros correos ganarán boletas de cortesía