Se encuentra usted aquí

Alex de la Iglesia: "el arte es una guarida de ladrones"

Por
Redacción Shock

"Me he demorado en llegar porque tuve que ir a la farmacia a hacerme una prueba de VIH, ya que tuve anoche suerte con un muchacho, eso si, les pido obviar el tema", dijo de entrada el director de cine, autor de obras como 'El día de la bestia'y 'Balada triste de trompeta'.

Frase que despertó las carcajadas del público, que no paró de reírse todo el tiempo con el fino humor negro del realizador."Podría hablar de mis películas y de su importancia para el cine occidental siete horas continuas, pero me parece un poco egoista", dijo el español.

Con este mismo tono la charla se extendió durante cerca de hora y media , tiempo en el que Iglesias confesó que lo que lo motiva a hacer películas es ese aburrimiento que producen sus carencias, angustias y el dolor en el alma."Soy una persona con problemas de adaptación al medio, que intenta contar una historia verosímil que le guste a las personas" confesó el popular director.

Dijo además que el cine nos permitía no ir a la cárcel, porque todo el mundo podía liberarse siendo quien quisiera ser por unos momentos, desde un criminal, hasta un payaso. Películas como 'Muertos de risa (1999)' y 'Balada triste de trompeta (2010)' dan fe de su obsesión por estos maestros del humor.

Sobre este último personaje afirmó sentir un gusto particular ya que consideraba que para ganarse la vida había que mentir."El ridículo redime, por eso me interesan los payasos. Son personajes que de niños no considerábamos chistosos, porque por encima de pobres, parecen borrachos y eso hace que me identifique con ellos", dijo sonriendo el director.

Alex de la Iglesia se encuentra en la Heroica con su novia Carolina Bang, quien trabaja en sus dos más recientes cintas, incluyendo 'La chispa de la vida', protagonizada por Salma Hayek, y que servirá de cierre para el festival este miércoles."Me encanta trabajar con Carolina porque es una grana actriz y estoy enamorado de ella, además puedo torturarla a gusto", agregó el español, ante la pregunta curiosa de alguien del público.

Dijo que su oficio era rodar, y esto no era otra cosa que marcar límites, modelar la interpretación de los actores y decidir que poner en el cuadro."Somos mentirosos, no reflejamos la realidad tal como es y de repeso llamamos a lo que hacemos cine arte, definitivamente hay que desenmascarar a tipos como nosotros, porque el arte es una guarida de ladrones", ironizó el realizador, que dijo además no poder tomar nada en serio.

Sobre el cine colombiano confesó no conocer mucho, pero aseguró que pronto todos se vendrán corriendo para acá, porque Europa se estaba hundiendo.Y antes de terminar la charla soltó otra perla: "veo que hay mucha gente joven en este lugar,lamento decirles que uno no madura, no hay evolución, piensas lo mismo que cuando joven pero más lento y cansado. Quisiera darles un gran consejo, pero a esta edad sólo uno piensa en un Gin tonic".