Se encuentra usted aquí

Balkan Beat Box, punk gitano a la carta

Por
Redacción Shock

Flexione las rodillas, distensione los músculos y alístese para brincar como loco hasta el amanecer. Llegó la hora de contagiarse por frecuencias balcánicas y mediterráneas engrasadas con beats electrónicos ralentizados con las cadencias del hip-hop, el dancehall y el dub por cortesía de Balkan Beat Box.

La agrupación de raíces israelitas llega desde Nueva York directo al Festival Ruido en el Teatro Metro (y luego a la U.P.B de Medellín) para dar una muestra magistral de alborote sonoro al mejor estilo de un carnaval de punk gitano como amplificación  de la onda balcánica que ha resonado por estos lares como lo hizo en 2009 el señor de señores, Emir Kusturica & The No Smoking Orchestra.

¿Cómo describe el sonido de Balkan Beat Box?
Es una gran mezcla de música electrónica y beats fundidos con muchas otras corrientes como hip-hop, reggae, dub, folk y hasta raíces mediterráneas. Se trata de una música que despierta las emociones ligadas a una cierta nostalgia por el pasado y por ese tipo de música con cientos de años de historia. Son como vibras ceremoniales que se encuentran con la energía frenética de Nueva York y la música de club.

Basta con escuchar su música para bailar automáticamente ¿Cuál el secreto detrás del sonido contagioso de su banda?
En el caso de nuestra banda, la conexión con nuestro público es a través del mismo sonido que logramos porque así no entiendas la letra o estés relacionado con la melodía, te conectas directamente con el beat. Eso es lo que pone a la gente a bailar, el beat se ha convertido en un lenguaje universal. Es una mezcla potente que simplemente pone a la gente a bailar.

¿Cree que en este momento hay un boom de la música balcánica?
Definitivamente. Creo que la gente se ha vuelto muy receptible a los nuevos sonidos que se balancean entre lo viejo-nuevo. Desde hace unos cuantos años la gente está disfrutando esta música, la cual es bastante rítmica, llena de alegría, tristeza, crudeza y emociones. Pero creo que no sólo es un boom de la música balcánica, es más bien un fenómeno que viene pasando en Europa, Estados Unidos, Latinoamérica y muchas otras partes del mundo en donde los músicos y las personas están persiguiendo sus propias raíces. Mexicanos detrás del mariachis o colombianos enloquecidos con la cumbia simplemente porque se sienten identificados. Es como una repetición de motivos culturales.

¿Cree que este renacimiento de los sonidos surgió por una necesidad social?
Más que por una necesidad diría que por un momento, un tiempo de emigración a altos niveles que hizo, por ejemplo, que en Nueva York se creara una especie de soundtrack de la comunidad emigrante en general. Por otro lado, en nuestro caso, llegamos a estos sonidos por una historia personal. Primero que todo por simple evolución como músicos y personas, imitando un poco lo que nos dijeron que deberíamos hacer desde pequeños y luego nuestro encuentro con Nueva York en donde automáticamente se te activa el chip y haces zoom out. Lo que hace especial a Nueva York es que tienes dos caminos: te puedes convertir en otro americano o profundizar en lo que eres, de dónde vienes, lo que es especial para ti y tus raíces.

Y en ese sentido ¿cómo interfiere el hecho de que algunos de ustedes nacieron en Israel y crecieron en Nueva York?
Básicamente estamos ligados a una experiencia de emigración. Éramos pequeños, chicos de 17 años viviendo en Nuevo York. Luego, por ejemplo, yo me fui a vivir a Viena, volví a emigrar y ahora todo el tiempo estamos en viajes internacionales en los que uno conoce un montón de gente. Personas que están lejos de casa, no están con sus padres, han luchado por su visa, personas que están explorando el mundo y eso afecta la música muchísimo porque la experiencia de la diáspora explica en gran parte el porqué del sonido de BBB. Es como una especie de nostalgia ligada a viejos lugares en la música y eso suele suceder cuando estás persiguiendo o añorando algún lugar.

Hablando de las letras de BBB ¿hay algún tipo de mensaje o interés social o político en su música? ¿Cree que a través de la música se puede promover una revolución social?
Claro, si escuchas nuestra música y nuestras letras vas a encontrar un montón de mensajes. Es importante que no solo los políticos tengan voz porque si te das cuentas los músicos que toman posiciones determinadas frente a asuntos políticos pueden estar seguros de que miles de personas los van a escuchar. Además, teniendo en cuenta los conflictos que hay hoy en nuestro mundo, es importante que los músicos se involucren porque ellos pueden influenciar desde muchos puntos. Si hay niños que crecen escuchando tu música quizás algún día tu música puede ser un factor importante en las decisiones que más adelante tomará ese niño como a la hora de un voto. El miedo no es una excusa para no hablar de algo que te preocupa simplemente porque es un asunto político. Si puedes hablar de ello, hablas de ello y punto.

Usted era parte de Gogol Bordello una de las bandas pioneras de este sonido, ¿qué mantiene de ese sonido y de que ha tomado distancia?
Creo que Gogol Bordello ha roto un montón de barreras creando su propio género y definiendo un estilo de música. De ellos tomamos esta especie de trasposición de géneros y hasta cierto punto la energía de ellos nos ha influenciado. Pero en realidad, creo que la música que hacemos es muy diferente. Tenemos nuestro propio universo particular y teniendo en cuenta que venimos de diferentes países lo hace aún más salvaje. Precisamente esa es la belleza de esto, tomas lo que quieres de tu experiencia, creces y haces algo completamente nuevo usando un poco de los elementos de lo que aprendiste.

Para cerrar, denos un tip musical. Dentro de la movida del beat balcánico ¿qué grupos nos recomienda?
Hay muchas bandas pero entre nuestras favoritas están Roma band, Kocani Okestar de macedonia y The Boban Markovi? Orchestra de Serbia. Muy buenos. Hay que googlearlos

Información del evento
Ruido-Bogotá
Fecha: 30 de septiembre de 2011
Lugar: Teatro Metro – Calle 34 #13-28
Boletas: El valor único de las entradas es de $80.000 y podrán adquirirse a través de Tuboleta.com, los puestos de venta de TuBoleta o la línea telefónica 593-6300 en Bogotá.
Más información: t310.com.co

Balkan Picinic-Medellín
Fecha: 1 de octubre de 2011
Lugar: Universidad Pontificia Bolivariana
Boletas: El valor único de las entradas es de $65.000. Incluye la presentación de  Balkan Beat Box en vivo junto a cumbiamberos de la casa: Systema Solar, Frente Cumbiero, Gordos Project y para el remate, La Recontra.