Se encuentra usted aquí

Bienvenidos a 'El Páramo', horror y muerte a 4300 metros de altura

Por
Redacción Shock

Empieza como una película de guerra, se convierte en una película de horror y sin previo aviso le da tres vueltas al espectador que termina enfrentado a un espeluznante trhriller psicológico.  

Nueve soldados del Ejército Nacional son enviados a una misión secreta a una base militar abandonada en un gélido páramo, donde se enfrentarán al peor de los enemigos: sus propios demonios. La opera prima de Jaime Osorio, director y guionista, se viene maquinando desde hace cuatro años y es una muestra magistral de que el cine colombiano puede huir de los estereotipos y valerse del conflicto para sumirse en los mayores temores de la condición humana. Rodada en locaciones extremas en pleno Parque de los Nevados, al equipo de producción lo dejó sin oxígeno y a usted lo dejará sin respiración.

P&R con Jaime Osorio Márquez, director y guionista

¿Por qué escogieron grabar en un páramo sabiendo las complicaciones que implicaba?

La neblina crea esa imposibilidad de ver y por eso el páramo era perfecto para englobar ese encierro psicológico donde los personajes se confrontan a sus propios fantasmas. El hecho de no poder ver hacia fuera es un cierro más fuerte que el encierro físico y eso era necesario para poder confrontarlos a sus traumas. Por eso, aunque el guión tuvo once versiones, el titulo de trabajo siempre estuvo claro desde la primera versión.

¿Por qué le apostaron a nuevos actores y no a caras reconocidas del cine y la televisión?

Desde siempre tuve como primicia no trabajar con actores conocidos porque no quería que la gente tuviera una conexión más con el actor que con los personajes como tal. Buscábamos que tuvieran un recorrido más por el teatro y el cine y el proceso de casting fue muy extenso hasta que dimos con nuestros nueve personajes que se conectaron a la perfección con la esencia de los protagonistas.

¿Cómo manejó a los actores para que se mantuviera tal grado de tensión durante toda la película?

Durante el mes que estuvimos ensayando antes del rodaje yo nunca les di el guión, solo improvisábamos sobre la base de ciertas situaciones hasta que aparecían momentos verídicos y realmente intensos No estábamos interpretando algo que estuviera en el papel de manera que todo el equipo estaba en torno a la creación de las escenas y las emociones. Todo era incierto y has cierto punto espontáneo. Realmente, no quería hacer una película de terror estilizada que acudiera a los estereotipos góticos del cine de terror. Yo quería producir no solo una emoción sino una  sensación  y para eso necesitaba que eso que la gente está viendo se sintiera real, que generara sensaciones incómodas.

¿Cuál es la postura de la película ante el conflicto armado en Colombia?

La película no tiene una postura frente al conflicto, más bien invita a la reflexión. No solo busco generar reacciones emocionales sino sugerir una reflexión, mostrar aspectos de nuestra realidad que quizás la gente no ha querido ver y eso es esencial para a partir de ahí reflexionar y reconocernos a nosotros dentro de un conflicto.

5 cosas que tiene que saber de El Páramo

•    Osorio encaramó a un equipo de más de 70 personas en una base militar real a 4300 metros. ¿El resultado? Tres enfermos diarios por espamos y otros tantos males que causa la altura.
•    A nivel actoral el ejercicio fue 100% improvisación: sin story board, sin guión técnico y sin libretos memorizados: los actores solo vieron el libreto una vez antes del rodaje
•    Las escenas más crudas fueron rodadas en Bogotá un viejo bunker del Cartucho que solía ser el antiguo matadero distrital. Y sí, hay sangrecita.
•    Se dará el lujito de hacer su estreno mundial el próximo 22 de septiembre en el marco del Fantastic Fest en Texas, el festival de cine de horror ,fantasía y ciencia ficción más grande de Estados Unidos en donde han tenido su premier películas de la talla de Apocalypto de Mel Gibson.
•    Antes de ser finalizada ya recibía reconocimiento de los festivales más prestigiosos del circuito internacional como el Taller de Guión de Sundance y el Festival de Cine de la Habana y sin ser estrenada en el país ya garantizó su distribución internacional de la mano de Wildbunch, la firma francesa que puso en el ojo del huracán a películas como El Laberinto del Fauno, Ciudad de Dios y Fahrenheit 9/11