Se encuentra usted aquí

Britney Spears disfruta por fin de un romance tranquilo

Por
Redacción Shock
La princesa del pop parece haber encontrado finalmente la estabilidad sentimental al lado del joven David Lucado, con quien mantiene una relación mucho más tranquila y llevadera que la que tenía con su predecesor, Jason Trawich, quien compartía con Britney numerosos vínculos legales que terminaron por enfriar la pasión.

Según asegura el entorno de la artista, la historia de amor que la intérprete protagoniza ahora con David está caracterizada por la diversión mutua y por la forma en que ambos son capaces de desconectar de la vida cotidiana cuando están juntos.

"La relación entre Britney y David no tiene nada que ver con otros romances anteriores. Desde luego, no tiene ni punto de comparación con la que mantenía con Jason. Todos los problemas que llevaron a su anterior ruptura estaban relacionados con el hecho de que Jason no solo era su novio, sino que también era su agente, su tutor legal e incluso a veces su niñera. Todo eso tenía a Britney muy agobiada, pero con David mantiene ahora una dinámica totalmente diferente: es una relación mucho más sana, divertida y ajena a los contratiempos", reveló una fuente a la revista Life & Style.

La vocalista estadounidense comenzó a citarse con David por intermediación de su padre, Jamie Spears, quien se dio cuenta de que su hija necesitaba un hombre cuya personalidad fuera radicalmente opuesta a la de sus predecesores -incluyendo al problemático Kevin Federline, padre de sus dos hijos.

El resultado ha sido el de una relación mucho más sencilla que está basada únicamente en la atracción y el cariño que ambos se profesan.

"La dinámica entre Britney y David es mucho más simple y, por tanto, mucho más fácil de afrontar. Creo que David ha sido para ella como un soplo de aire fresco que le ayudará a rehacer su vida y a empezar de cero. Son solo dos personas que se gustan y que disfrutan de la compañía mutua sin que haya otros factores que definan su vínculo", añadió el mismo informante.

No obstante, la llegada del joven jurista a la vida de Britney tampoco fue completamente espontánea, ya que David se vio sometido previamente a una exhaustiva investigación con la que el progenitor de la diva pudo asegurarse de que ningún detalle de su historial podía poner en peligro el bienestar de su hija.

"Antes de que David y Britney empezaran a verse y a conocerse mejor, David aceptó entrevistarse con Jamie [Spears] en numerosas ocasiones para que este le conociera a la perfección. Jamie sabe que los novios de Britney siempre han ejercido mucha influencia en su conducta, por lo que quería asegurarse de que ni David ni su pasado podían dañar a su hija", concluyó.
Publicidad