Se encuentra usted aquí

Bruce Willis ya no protagoniza escenas de acción por miedo a su esposa

Por
Redacción Shock
Bruce Willis asegura que tanto su esposa, Emma Heming, como su pequeña de 15 meses Mabel Ray tienen que acompañarlo a todos los rodajes que emprende durante el año, ya que el actor reconoce que no soporta estar lejos de ellas y que su carácter podría volverse excesivamente irascible en ausencia de las dos personas más importantes de su vida.

"Me considero un afortunado por poder llevarme a mi familia en todos los viajes que hago por cuestiones de trabajo. Sería una persona terriblemente insoportable para cualquier compañero si ellas no estuviesen conmigo para tranquilizarme. Estaría protestando todo el rato. Tengo un bebé y reconozco que me encanta tenerlo entre mis brazos cada día. No me gusta separarme de mi hija en ningún momento", reveló el artista.

El artista, padre de otros tres hijos más --Rumer, Scout y Tallulah-- junto a su exesposa Demi Moore, confiesa también que no conoce el secreto que explica el buen funcionamiento de su matrimonio, pero tiene claro que necesita desvivirse por su esposa a diario para garantizar que su relación se vea definida por la confianza mutua.
"Hay que prestar atención a tu familia, a tus amigos y sobre todo a la forma en que los tratas. Creo que no hay nada más importante que eso para asegurarse de llevar una vida feliz. Yo aplico esta filosofía principalmente a mi matrimonio, aunque no sé si esa es la única condición para que funcione así de bien", aseveró el actor estadounidense.

La idílica historia de amor que vive Bruce Willis es también responsable de que ya no pueda rodar aquellas escenas de acción que le convirtieron en una de las personalidades mejor pagadas de la gran pantalla, una negativa a verse rodeado por el peligro que el actor atribuye a su miedo a recibir un "regaño" de su mujer.

"Dejo que los dobles se encarguen [de las escenas de riesgo]. Ya no puedo responsabilizarme de esas escenas. Si pudiera sí que las haría, pero no me dejan porque siempre acaba habiendo heridos. Que conste que no me importaría tener algún que otro rasguño, pero sé que recibiría una buena reprimenda de mi mujer si me atreviera", señaló.
Publicidad