Se encuentra usted aquí

De Diego Pulecio para Don Tetto

Por
Redacción Shock

Estos once años en Don Tetto han sido una experiencia maravillosa. Aún me cuesta creer que algo que comenzó como un simple pasatiempo, se haya convertido en mi vida, en mi esencia. Gracias a Don Tetto, tengo tres hermanos y tres familias que me han enseñado muchas cosas sobre mi y sobre la vida. Conocí a un equipo de trabajo lleno de corazón, ganas y talento, que ha logrado llenarse de amor por Don Tetto y soñar con nosotros ayudándonos todos los días a ser mejores.  

He visitado lugares y he conocido personas maravillosas. He llorado y he reído, he aprendido cosas de la vida que difícilmente otro trabajo me permitiría llegar a conocer. Gracias a Don Tetto he recibido premios y nominaciones que cuando era niño me sentaba a ver en televisión deseando algún día estar parado ahí con mi banda. Don Tetto me ha permitido expresar mis sentimientos, y mis pensamientos por medio de la música, y también me ha permitido compartir momentos muy íntimos con millones de amigos que hacen cualquier cosa por cantar en los conciertos, darte un abrazo o simplemente decirte algunas palabras sin ningún interés de por medio más que nuestra música.

Agradezco todos los días poder levantarme a hacer música y con eso alegrar corazones. Estoy agradecido también con toda la gente que se ha detenido por un minuto a escuchar con atención nuestras canciones y le han dado vida. Estoy agradecido con todos lo que nos han apoyado y nos han abierto las puertas de su casa para simplemente contarles quienes somos y que soñamos. Estar en Don Tetto no es solo estar en una banda, es un montaña rusa llena de contrastes, emociones y sentimientos. Es realmente una experiencia enriquecedora desde todo punto de vista. 

Quisiera contar todo lo que encierra ser parte de Don Tetto. Podría durar días escribiendo nuestras historias, tratando de hacerlos sentir lo que se siente tocar frente a tres o cuatro personas como cuando comenzamos, y también hacerlo en escenarios soñados frente a miles de personas. Mirar hacia atrás y ver como el tiempo ha ido moldeando mi proyecto, ver su evolución y su madurez, hoy me llena de orgullo porque siento que he hecho las cosas bien y sobretodo, siento que todo eso ha significado algo para alguien. 

Lo que más disfruto de Don Tetto es ver que con los años nuestra amistad se sigue fortaleciendo y sigue creciendo. Don Tetto es ese espacio en el que sencillamente puedo ser yo, y eso me permite y me motiva a levantarme y seguir soñando todos los días porque, sí, me he dado cuenta que poco a poco los sueños de van convirtiendo en realidad. Estos primeros once años me dan ganas de saber que pasara en los próximos once años, y me llena de ansiedad y emoción pensar qué vamos a hacer para seguir mejorando y seguir sorprendiendo de la mejor manera a todas las personas que creen en nosotros. 

Nunca pensé llegar a grabar un tercer álbum, hoy sueño con grabar doce, trece, o incluso más, porque haciendo música me siento feliz y estando en Don Tetto me siento feliz, y quiero compartir y contagiar con esa felicidad al mundo entero. Este tercer álbum ha sido una de las mejores experiencias de mi vida y definitivamente es lo mejor que hemos hecho como banda. Vamos a dejar que la música hable por nosotros. Estoy muy ansioso de poder compartir con ustedes esta nueva etapa de mi vida en Don Tetto. Y lo mejor, ya no veo la hora de subirme al escenario y salir a pasar un buen rato rodeado por miles de amigos que disfrutan de nuestra música. 

Temas relacionados: