Se encuentra usted aquí

De Luna Fest 2012, cubrimiento especial de Shock.com.co

Por
Redacción Shock

Al igual que las dos anteriores versiones del festival que se desarrolla en las playas de Pensacola California, las bandas estuvieron a la altura de las expectativas en medio de una organización impecable. No era para menos partiendo de la idea que Foo Fighters, uno de los padrinos del festival, tuvo una parte de sus más cercanos amigos para compartir escenario. Por esa razón hubo y se sintió camaradería en los 4 escenarios y 70 presentaciones del festival. Otro punto a favor de un festival que apenas empieza a hacerse un nombre a nivel mundial fue la variedad de sonoridades, estilos y públicos. Por los amplificadores se escuchó ska, hard rock, funk y rap interpretado por los legendarios Fishbone quienes contaron con la presencia de sus seguidores de la generación de finales de los 70 reunidos con los adolescentes de ahora. Lo mismo sucedió con quienes presenciaron a uno de los íconos del punk rock, Joan Jett and The Blackhearts, al clásico del reggae Jimmy Cliff, y como era de esperarse, a una de las joyas más brillantes del cartel Pearl Jam. La agrupación liderada por Eddie Veder en un poco más de dos horas superó toda expectativa pasando por cada una de sus etapas y producciones, además del usual discurso social y político de Vedder que tampoco podía quedar atrás. La invitación al voto, a no olvidar a los excombatientes de las guerras en Irak y Afganistán y las dramáticas cifras de suicidio que se están presentando actualmente, fueron los principales temas que entre canciones disparó el frontman despertando la simpatía del público igual que en su era dorada durante los 90. 

Foo Fighters, las otras estrellas del cartel 2012, ofrecieron un frenético show con el que el público no paró de saltar, corear, y gritar una a una las canciones e himnos que durante dos décadas han compuesto y hacen parte de su extensa discografía. El cardumen desenfrenado sólo tuvo momentos para tomar aire y reir un poco durante el acostumbrado buen sentido del humor de Dave Grohl. Un espectáculo memorable enmarcado para la memoria colectiva gracias a invitados como Bob Mould, músico y gran amigo de Dave Grohl que grabó con los Foo para su último cd la canción Dear Rosmery, la cual tocaron en vivo; y la segunda fue Joan Jett, con quien tocaron la famosa Bad Reputation y quien recibió en vivo su feliz cumpleaños junto al público. Un gran cierre de gira para una de las bandas más destacadas en la historia del rock mundial.

Pero así como un festival es para ver a los shows de las bandas principales también lo es para descubrir nuevas propuestas, para dejarse sorprender y para escuchar y conocer de primera mano hoy a las que serán favoritas mañana.

Para destacar: The Glaslight Anthem, rockeros de New Jersey e influenciados por el punk, acercándose a las influencias de Bruce Springsteen, son una de las bandas favoritas de Eddie Vedder. No en vano tocaron juntos State of Love and Trust de Pearl Jam. Bend Folds Five, que con los años sigue cosechando un fiel público pop/rock. Band of Skulls, un explosivo trío inglés fieles representantes del indie rock. Los experimentales y virtuosos de Gales, The Joy Formidable. Band of Horses, uno de los mejores exponentes del indie pop melancólico gracias a la tonalidad de la voz de su vocalista Ben Bridwell. La hermosa presencia y teatralidad de Florence and The Machine y finalmente y como revival que ata el ahora con el pasado de cada una de las bandas, Joan Jett and The Blackhearts, igual de vigentes que hace años rescatando la esencia pura del punk rock.   

En la mira: el resurgimiento de Guided by Voices, banda indie rock de inicios de los 80, otra de las consentidas de Eddie Vedder. Saints of Valory, conformada por jóvenes de Brasil, Francia, Canadá, y Estados Unidos que suena a una amalgama entre Coldplay y The Temper Tramp con melodías y coros audibles y muy pegajosos. Lights Resolved, neoyorquinos con una sólida propuesta de rock alternativo. Fitz and The Tantrums que con una apuesta soul, funk/pop tienen una prominente puesta en escena y Hip Kitty, que con un sonido potente y agresivo, más el carisma y belleza de Jenn, su vocalista, se confunde por momentos con The Pretty Reckless. Un cartel de nuevas bandas que de seguro darán mucho de qué hablar próximamente, igual que el hogar que los adoptó durante un par de días al calor y frescura de los aires en Florida.