Se encuentra usted aquí

Descarga de electrofunk romántico por cortesía de Chromeo

Por
Redacción Shock

De la mano de la misma asociación creadora de monumentales jolgorios electrónicos como Justice (T310 y Absent Papa) llega un dueto de canadienses de sangre árabe-judío que promete aflojar el contoneo de piernas y cintura de más de uno a punta de su fina fórmula: secuencias electropop sazonadas con funk, unas cuantas gotas de resonancias ochenteras, frecuencias pop, declaraciones de amor y visuales tan calientes como las hot mamas que suelen decorar sus videoclips con coreografías tipo Dirty Dancing (la película).  

Dos años después de presentar su último álbum, Business Casual, coronar los rankings de la nueva electrónica y conquistar las pistas de baile más salvajes del globo terráqueo, llega por fin David Macklovitch (Dave 1) y su cómplice de juerga y escenario, Patrick Gemayel (P-Thugg) para hacer de las suyas en el Teatro Metropol este sábado 19 de mayo.

….

¿Cómo se conocieron? Parece haber una química musical muy fuerte entre ustedes dos
Nos conocimos en el colegio desde que teníamos quince años y desde entonces hemos sido los mejores amigos.

Cuando empezaron a hacer música y fundaron Chromeo en 2004 ¿cuál era el background musical que los rodeaba por esos días?
Éramos productores de hip-hop por eso escuchábamos discos enteros de rap, soul, funk y jazz todo el tiempo. La verdad, no sabíamos mucho sobre música electrónica.

En canciones como Night by Night, es notable la fuerte influencia de discofunk mezclado con algunos elementos de la electrónica ochentera e incluso de bandas sonoras como las de películas tipo Dirty Dancing. ¿cómo vivieron ustedes los ochentas?
Yo no tenía ni diez años en los ochentas, pero recuerdo que por esa época descubrí los videos musicales y ese tipo de películas icónicas a las que te refieres. Definitivamente me marcaron. Ahora estamos fascinados con toda esa experimentación tecnológica en la que se estaba embarcando la música de los ochentas con la aparición de los sintetizadores y la percusión digital… ¡todo parecía estar destinado para crear el pop más memorable de la historia!

Parece que su ciclo para lanzar álbumes es cada tres años ¿alguna fijación con el número?
Eso pareciera (risas). En 2004 lanzamos nuestro primer álbum She’s In Control, luego Fancy Footwork en 2007 y Business Casual en 2010 ¡Ahora estamos preparándonos para lanzar el próximo en 2013!

Ustedes ya llevan  ocho años tocando en vivo y poniendo a la gente a bailar  como loca. Después de este tiempo y tres álbumes ¿Cuál ha sido la evolución del sonido de Chromeo?
En el primer álbum éramos nosotros aprendiendo a escribir canciones y usar sintetizadores. No sabíamos exactamente lo que estábamos haciendo. Afortunadamente, un par de buenos tracks salieron de eso. En Fancy Footwork mejoramos y encontramos nuestro propio sonido y estilo y, finalmente, en Business Casual, refinamos todo eso y lo llevamos a lugares más sofisticados.

De todas sus  experiencias tocando en vivo, ¿cuáles el concierto que más los ha marcado?  
Probablemente nuestro primer show sold out en Nueva York. No podíamos creer que toda esa cantidad de gente fuera a vernos. Decíamos como “¿Qué? ¿ Nosotros? ¿De verdad? ¿Es en serio?”

Si tuviera que resumir  el sonido de la música que hacen en una frase ¿cuál sería?
Electrofunk romántico.
 
¿Qué está pasando en la escena electrónica de Quebec?
Un montón de gatos de Montreal la están rompiendo: Lunice, Jacques Greene, Adventure Club y ni que decir de Grimes.
 
Aparte de la música ¿qué más los obsesiona?
Todo lo que tenga que ver con diseño, arquitectura, moda, buena comida, literatura, filosofía. Ya sabes, todas las cosas afines a la música.  

Ahora un bloque de preguntas rápidas, respuestas rápidas. En sus marcas, listos, fuera…

¿Un comic?

Larry David

¿Un milagro?
La paz en el medio oriente

¿Una película?
Wild at Heart (Corazón Salavaje)

¿Su mayor extravagancia?
Chaquetas lujosas

¿Su gran miedo?
No ser capaces de mejorar

¿Una canción?
Too Shy de Kajagoogoo

¿Una musa?
Arizona