Se encuentra usted aquí

Descubriendo al Roa de Andrés Baiz

Por
Redacción Shock

El cine bajo las estrellas siempre será fascinante porque le imprime su propia estética y sabor a una película. Eso si,la pantalla debe retar a sus soportes y por momentos  dejarse llevar al compás del viento convirtiendo la experiencia en lo que podríamos definir como un 3D criollo.

En este marco fabuloso Cartagena le dio la bienvenida a 'Roa', la nueva película de Andrés Baiz, el mismo de 'Satanás', que tenía el privilegio de inaugurar el Festival de Cine ante un público que podría definirse como bastante exigente.

La nueva historia del director caleño sobre Juan Roa Sierra, 'el asesino de Gaitán', o bueno, al personaje que culpa la historia patria, de entrada prometía demasiado, por ser uno de los grandes enigmas de este país. Una película cimentada en el libro 'Enigmas del siglo', de Miguel Torres, pero con la libertad creativa del realizador para desarrollar ficción sobre una realidad sin una verdad definitiva.

Lo mejor de la película

Un tema que daba pie para desarrollar todas las teorías conspirativas, al mejor estilo de uno de esos thrillers de Hollywood, no toma el camino fácil y a medida que corre la película descubrimos que la propuesta está lejos de ser efectista y acertadamente explora los detalles de la vida Roa, buscando como dice el director tal vez que uno se enamore un poco de él, por su ingenuidad, por su nobleza.

Polémico de entrada para entendidos en el tema, como los que no, ya que para la mayoría de compatriotas la única escena que se nos había quedado guardada en la memoria era aquella agreste y violenta en la que una orda enfurecida arrastra su cuerpo golpeado y magullado por las calles de nuestra capital.

Pero Andrés Baiz nos muestra esa vida familiar del personaje que lo saca del rol de villano, sus necesidades y vacíos, y sobre todo sus obsesiones, llevando al espectador de sorpresa en sorpresa a pesar de conocer el ineludible final.

Ahí está lo interesante, apoyado por un trabajo muy bien logrado de arte, para devolver a la capital en el tiempo y ubicarla en los años 40.

Lo que no nos convenció

Y como no todo tiene que gustarnos, en Roa se siente que algunos conflictos son explicados muy ligeramente y le queda faltando por momentos más desarrollo a las razones que llevan al protagonista interpretado magistralmente por Mauricio Puentes, a realizar una serie de acciones que no les comentaremos para no dañarles la película.

Sobre Catalina Sandino, quien interpreta a la esposa de Roa, sentimos que sigue siendo 'María llena eres de gracias'o bueno, ella misma. Creo que el reto es verla en un papel completamente distinto, porque lo hace bien a pesar de ser lo que ya le conocemos. Sobre Santiago Rodríguez, quien interpreta a Gaitán, hay que aceptar la dificultad de verlo en un papel serio con credibilidad, algo así como lo que nos sucede con Charlie Sheen.

También tiene que tener claro que si espera ver un thriller violento hasta el cansancio, con mucha sangre y un personaje demente sin matices y contrastes, con Roa saldrá un poco decepcionado, porque la propuesta justamente quiere explorar su lado humano y los acontecimientos que lo llevaron a tan fatídico final, ahí está la gracia.