Se encuentra usted aquí

Don Tetto ¡Grandes!

Por
Redacción Shock

Ya no son unos niños. La banda bogotana vuelve al ruedo con Miénteme, prométeme: un segundo trabajo discográfico que suena  Gigante. Habla el grupo del que todos estarán hablando.

Por Antonio Alarcón @ElRoleins

Inspirados por actos como Green Day, Blink 182 y Sum 41, en el 2003, cuando aún estaban en pañales, se ganaron un concurso en Radioacktiva con una canción llamada Ha vuelto a suceder. De inmediato comenzaron a rotar en la radio. Para el 2006 ya estaban en el cartel de Rock al Parque, en el 2007 sacaban su primer disco, Lo que no sabías, y en el 2009 ya eran una de las bandas más pedidas en MTV Latino.

Desde que fue acuñado como burla a los dones del reggaetón, el nombre Don Tetto ha estado en algunos de los escenarios más importantes del continente: en el DF tocaron en el EXA al lado de Fall Out Boy y frente a más de 55.000 personas, y en Nueva York la rompieron en el LAMC, la vitrina más importante de la música alternativa latinoamericana.

Pero Don Tetto es también una fiebre. ‘La Tettomanía’, como se le conoce a su red de fans, es uno de los clubes de mayor envergadura en el país. Una milicia incandescente que, desde Bogotá hasta Berlín, por Twitter, Myspace o Facebook, acompaña a los Tetto a donde quieran que van.

Hoy por hoy, sin embargo, Don Tetto no sigue siendo nada más que Don Tetto. Una banda que, contando historias reales y sencillas sobre encuentros y desencuentros, amores y desamores, se ganó al público y un espacio en lo más alto de los anaqueles del rock hecho en Colombia.

Una agrupación que, sin importar los ataques de sus detractores, que no son pocos, se mantiene firme en el paredón y contraataca con lo único que tiene como arma: su música. Esa misma que la ha hecho merecedora de 2 Premios Shock, un MTV y varios Subterránica.

Contrario a lo que pueda imaginarse, ellos son cuatro chicos tranquilos, sencillos y  mables, virtudes todas que, usualmente, suelen quedarle grandes a los rockstars. Diego, que canta y le pega a la guitarra, y Jaime, que toca el bajo, estudiaron Negocios Internacionales en la Universidad de La Sabana; Carlitos, el baterista, es ingeniero en Multimedia de la Militar; y el otro Jaime, que también le jala a las cuerdas, termina Arquitectura en la Javeriana.

A pesar de sus diplomas, sin embargo, ellos la tienen clara: jamás van a ponerse la corbata. Su empresa es su banda y su banda es su vida, y desde que despiertan hasta que se duermen trabajan para sacarla adelante.

Con la salida de su DVD Lo que no sabías Tour En Vivo y una nueva placa discográfica, Miénteme, prométeme, se les vienen cosas grandes. Producido por Jorge ‘Pyngwi’ Holguín, quien viene trabajando con ellos desde 2003 y es ya la firma más fresca del

rock nacional, este segundo álbum recoge las experiencias de cuatro chicos que le apostaron a la música, sin más.

Grabado entre Bogotá (Art&co Records) y Miami (en los estudios The Hit Factory y Cherokee, por donde han pasado nombres como Bob Dylan, Madonna y Lenny Kravitz) se

trata de una apuesta honesta que no es una formulita comercial, pero que lleva un sonido comercial. Un universo de pop rock que es también la recopilación de todo lo que oyen, viven y caminan. De años y años de esfuerzo y de muchas noches sin dormir.

Pero, ¿qué hay detrás de esta banda que ha llegado tan alto? Que sean ellos quienes nos cuenten de qué es de lo que están hechas sus ganas.

Temas relacionados: