Se encuentra usted aquí

El espíritu macabro de los hermanos Orozco

Por
Redacción Shock

Si se le pusieron los pelos de punta con 'Al Final del Espectro', prepárese porque no tendrá descanso con 'Saluda al Diablo de mi Parte', el regreso de los Hermanos Orozco a la pantalla grande, con una nueva película intensa que sigue siendo fiel a su espíritu macabro, a pesar de alejarse del género del terror y explorar en el thriller.

Una historia que deja a un lado lo paranormal y el cine de género, para tocar tierra firme:la realidad nacional. Esa que nos asusta profundamente con su crudeza todos los días, retomando elementos comunes en su narrativa como los personajes atormentados y la fuerte tensión psicológica, eso sí, agregándole mucha más sangre e intenciones manifiestas de los realizadores de trascender el mero entretenimiento.

Con la actuación del actor venezolano más cotizado del momento, Edgar Ramírez, nominado a los premios Emmy por la serie 'Carlos 'El Chacal', Carolina Gómez, Ricardo Vélez y el peruano Salvador del Solar entre otros, la cinta plantea un discurso sobre la capacidad que tiene el ser humano de perdonar o no, en un marco complejo como el proceso de reinserción a la vida común de los actores violentos del conflicto armado colombiano.

Hablamos con Juan Felipe y Carlos Esteban Orozco, director y guionista de esta nueva producción colombiana. 

Shock: ¿Por qué decidieron pasar de un género como el terror al thriller si les había ido tan bien con 'Al final del Espectro'?

Hermanos Orozco: La verdad lo extraño para nosotros fue comenzar con el Terror.  Aunque crecimos viendo muchas cintas de este género en los 80´s la verdad nunca nos vimos haciéndolas. Estamos muy orgullosos de 'Al final del Espectro', pero también nos daba miedo que nos encasillaran. Decidimos entonces adentrarnos en un género muy diferente entre comillas,porque películas coreanas como 'OldBoy', 'Mother'o 'Memories of a Murder' nos abrieron el apetito por las historias oscuras y macabras. Creo que esa fue la génesis de 'Saluda al Diablo de mi parte', queríamos una película frentera, sin escrúpulos, muy sangrienta, BAD-ASS como dicen los gringos.

Tanto en 'Al final del espectro' como en 'Saluda al diablo de mi parte' hay elementos reiterativos en su narrativa como el llevar los dramas más intensos al terreno de lo psicológico, los personajes atormentados y los escenarios fríos y lúgubres...

El suspenso es algo muy natural en nosotros. Nos esforzamos mucho en que los personajes que estén en pantalla realmente vivan, que no sean marionetas dando diálogos, tal vez por eso nos metemos tanto en el drama de los personajes. Es algo que envidiamos a directores como Tarantino y Paul Thomas Anderson, ese poder de crear personajes que parece que salieran de la pantalla.

¿De dónde viene esta fascinación por estas historias?

Nuestra mamá nos hace la misma pregunta con un poco de miedo jajaja. Nos encanta mucho lo macabro, pero no lo macabro estilo Faces of Death (filme de John Alan Schwartz que fue censurado en muchos países) o cosas así, para nada, en ese sentido somos muy ñoños. Pero ver el cine explícito de los Cohen, de los coreanos o Cronenberg, nos fascina, ver hasta dónde llega el ser humano cuando es empujado por sus emociones, cuando se siente acorralado.

Si hay algo que me gustaría cuestionar es el por qué deciden darle a la historia un discurso o tono  político al atarla a un contexto como el del proceso de desmovilización. Por qué no simplemente optaron por quedarse  en el terreno del cine de género que tan buenos resultados les había dado en su primera producción. ¿Existe una necesidad del director colombiano del proyectar la realidad nacional en sus películas?

Esta es una pregunta muy complicada. Nosotros no somos propiamente cineastas autóctonos por así decirlo, de hecho nuestro primer filme trató de ser lo más universal posible. Creo que en el 'Espectro' logramos muy bien mostrar a Colombia pero cubrirla con el velo del género. Cuando nos enfrentamos a 'El Diablo' nos hicimos la misma pregunta que tú nos haces. Ambas opciones eran igual de poderosas, porque por un la narrativa es lo que más nos apasiona, y queríamos contar una historia sobre la venganza y cómo ésta carcomía al vengador.

Esa era la premisa original, pero teníamos un gusanito en la cabeza que nos hacía ver hacia México y Brasil, y nos hacía pensar que Colombia necesitaba una película ‘Glocal’, ya sabes, abordar lo global desde lo local, tomar nuestros problemas mas profundos y universalizarlos, como sucedió con filmes como 'Ciudad de Dios', 'Tropa de Élite' y 'Amores Perros'. Esta pregunta nos la vamos a hacer hasta el día de nuestra muerte, porque hay muchos a quienes les parece increíble, sobre todo el público internacional, pero también a muchos no les ha gustado el tono local, ha sido algo muy raro. Simplemente seguimos nuestros instintos.

Si sólo fuera una cinta de género no les haría esta pregunta, pero como hay un mensaje político de fondo me parece pertinente. La historia habla sobre la naturaleza del perdón en un marco tan complejo y sensible como el proceso de desmovilización. Por qué hacer esta reflexión con una historia tan violenta y tan cruda (reitero que es lo que más me gusta), ¿será que hieren algunas susceptibilidades?

'Saluda al diablo de mi parte' no trata sobre lo que pensamos de la Ley de Justicia y paz. Trata sobre alguien que cometió muchos errores y ahora quiere reconstruir su vida, y alguien que creé que esa persona no tiene derecho a hacerlo, porque debe pagar por sus crímenes. La Ley de Justicia y Paz nos sirvió como elemento de arranque, de contextualización, pero a diferencia de muchos cineastas, 'El Diablo' no es un juicio personal con tintes políticos, lo que queríamos hacer era construir personajes tan completos y complejos, que fuera muy difícil reconocer si eran buenos o malos a simple vista. 

Nosotros tenemos un fetiche en particular, lo hicimos con 'El Espectro' y se que lo vamos a seguir haciendo en casi todas nuestras película: los villanos son la piedra angular de nuestras historias, son los personajes que más queremos y que mas desarrollamos, nos apasiona crearlos. Los villanos reales creen que tienen la razón y tienen muchísimos seguidores que igual lo piensan, y generalmente los actos de maldad están escondidos tras actos de bondad. En parte el título de la película habla de eso,  significa que nadie en la cinta es bueno del todo, nadie se salva, nadie excepto los niños, de resto prácticamente todos se van a terminar en el infierno.

Uno de los aspectos más llamativos de la producción es que la protagonice uno de los mejores actores latinos del momento, muy de moda en Hollywood y Europa. Aparte del boom mediático que esto genera, ¿cuáles fueron las razones para elegirlo?

El actor Juan Pablo Raba nos presentó a Édgar estaba promocionando en Colombia 'Vantage Point'… Nosotros ya habíamos visto su trabajo en 'Domino' y en 'Bourne Ultimatum', y la verdad nos encantaba su look, y cuando lo conocimos de hecho ni le mencionamos sobre 'el Diablo', porque nos parecía una locura pensar que alguien como él se le midiera a un proyecto tan pequeño, pero las circunstancias se dieron, nos atrevimos a enviarle el guión, a él le encantó y comenzamos a camellar juntos

Película colombiana que se respete ha tenido que sufrir las duras y las maduras para terminarse. ¿cuál es la historia de ustedes? ¿por qué pararon un año y cuánto se demoraron haciendo la cinta?

Ay Dios!, y yo creo que 'el Diablo' ha sido una de las historias más sufridas, la película se comenzó a rodar en el 2008, a mitad nos quedamos sin dinero, nos tocó suspender todo. Édgar viajó a Francia y comenzó a filmar 'Carlos', mientras nosotros insistíamos en los Premios del Fondo de Cine y en conseguir inversión pero todo fue muy complicado. Comenzando el 2010, Édgar había quedado libre de todos los compromisos y conseguimos unos socios muy grandes fuera del país. Al final la película no ganó ningún premio del Fondo y nos vimos obligados a terminar esta enorme producción con dineros totalmente privados, algo que aunque fue una locura también fue una gran bendición y nos enseñó que hacer cine sin mucha plata.

Siempre es grato poder ver balaceras, persecuciones y escenas de acción en el cine colombiano, visualmente muy bien hechas y creíbles. Definitivamente en la forma hemos logrado un punto importante de madurez, ¿no lo creen?

Indudablemente y no sólo por nosotros, la película 'El Cartel de los Sapos', 'El Páramo' y 'Bunker', que están por salir, demuestran que la calidad técnica de nuestro cine ya ha alcanzado un nivel muy maduro. Todavía tenemos que tener más continuidad, en 'el Espectro' el reto era lograr que la gente se asustara al menos una vez. Ahora nuestro reto fue que las escenas de acción tenían que ser creíbles e impecables estéticamente. Que se sintiera de verdad que los disparos retumbaran con el surround, que las pistolas no sonaran como pólvora navideña.

Como en todas las producciones de acción hay detalles o momentos que se solucionan de una manera que a uno como espectador no le parece tan verosímiles. En su concepto, cuáles son las virtudes y falencias del guión en 'Saluda al diablo de mi parte'?

Creemos que las virtudes están en el suspenso, ha sido lo que más ha gustado. Las falencias tal vez están en lo que tú mismo dices, ahora, no queremos hablar mal de nuestra propia película jajaja… pero somos muy críticos con nuestro propio trabajo y hay cosas que uno sólo descubre al final del proceso, porque en medio hay tantas cosas por solucionar que a uno simplemente se le pasan, y algo que parecía funcionar bien en el guión, no lo hace en edición. Ahora vamos a despedazar la cinta para aprender.

Pregunta obligada. ¿Qué ha pasado con el proyecto de Hollywood de 'Al final del espectro'?

El proyecto va muy bien, la cosa había estado muy quieta en los últimos 2 años por la crisis de los estudios. Al final tomé la decisión de abandonar la silla de director para buscar alguien que pudiera darle más impulso y dedicarse de lleno. Pensamos en muchos nombres y finalmente logramos concretar a James Wan, director y creador de SAW (Juego Macabro). La empresa de Nicole Kidman estuvo de acuerdo y este año logramos firmar algunos acuerdos de distribución en Cannes, lo que hace muy probable que la película comience producción a comienzos del próximo año.

Tal y como ocurre con una banda musical, la segunda producción es clave en la vida de un artista .¿En qué dirección van las ideas de los hermanos Orozco? ¿algún proyecto en marcha? ¿alguna historia que les gustaría contar?

Pues ahora estamos produciendo tres películas de otros directores, 'Doble' y 'Matatigres', ambas de Felipe Martínez (Bluff), y 'Getsemaní', el debut de Juan Carlos Beltrán… pero nuestro próximo proyecto es un thriller de Ciencia Ficción en inglés. Por ahora no les podemos contar mucho, pero la cosa va muy bien y va a ser nuestra primera película en Hollywood.

CONCURSO

Si quiere ser uno de nuestros invitados a la premier este sábado a las 10 de la mañana en el C.C. Gran Estación deberá seguirnos en nuestras redes sociales (@shockcomco en Twitter) y en Facebook. Además enviarnos un correo a concursoshock@gmail.com con sus datos personales (nombre y cédula) y el asunto: Saluda al Diablo.

GANADORES (boletas dobles)

1.Yuli Andrea Corchuelo Cuervo
2.Gustavo Alfredo Jimenez Correa
3.Andrés Villota Delgado
4.Deisy Liliana Casas Balamba
5.Sebastian Mejia Castro
6.Cindy Dayanna Rojas
7.Luis Miguel Cabrera
8.Angélica Isabel Velásquez 
9.Nelson Enrique Cárdenas
10.Carlos Fdo. Montoya