Se encuentra usted aquí

El Páramo, terror hecho en Colombia a 4300 metros de altura

Por
Redacción Shock

Una misión de apoyo a las tropas instaladas en esa base,que por motivos desconocidos perdieron la comunicación con el cuartel general.Pero como suele suceder, todo se saldrá de control y ahí es donde se pondrá buena la historia.

Un thriller psicológico que penetra en los terrenos del terror, con algunas escenas que perfectamente podrían catalogarse dentro del género gore.

El Páramo llega a las salas de cine este 7 de octubre, queriéndola sacar del estadio en la taquilla, bajo la dirección de Jaime Osorio Márquez, quien debuta con estilo con esta arriesgada apuesta que se inscribe dentro del cine de género, sin moralejas y marcados mensajes políticos.

"No me gusta que se hable de una película colombiana, lo importante es que su técnica y dramaturgia sea excelente, y que se cuenten historias humanas", dice el director.

De todas formas para los que les gusta ver plasmada la realidad nacional en todo lado, irremediablemente estará presente esa desazón y tristeza que genera el conflicto armado colombiano,en donde es imposible no buscar referentes reales.

Pero para tranquilidad de los que quieren historias diferentes, su manejo es muy sutil y de contexto.El verdadero valor de la narración está en los personajes y en lo que está sucediendo en cada uno de ellos.

"Tenía que ser realista para que funcionara y queríamios alejarnos de los estereotipos nacionales. Por esta razón utilizamos actores 'desconocidos' que realmente  hicieran creíble la historia para el espectador. También decidimos rodar en una complicada locación en el Parque de los Nevados, para que estuviera impregnada de realismo por todos lados", agrega el director.

Una película que logra mantener un estado constante de tensión e incertidumbre, a pesar de que por momentos parece perderse el ritmo narrativo.

"Yo fui a hacer una película de ficción, no de guerra, sobre unos personajes que viven situaciones extremas. La guerra está en la cabeza de cada quien", dice Alejandro Aguilar, quien interpreta al soldado Cortés.

Este primer largometraje de Osorio llega al país luego de haber participado en el Fantastic Fest de Austin (Texas, Estados Unidos) y en el festival de Biarritz. La próxima semana, estará presente en el festival de Sitges (España).

"Es una forma de ver diferente lo que no sucede. Es completamente natural contar historias de este tipo en un país tan terrorífico como el nuestro", dice Jaime Osorio.

La película costó 1,4 millones de dólares y será distribuida en Argentina, Francia, España, Gran Bretaña, Japón, Canadá, Tailandia, Turquía, y Taiwán.

Ver entrevista con Jaime Osorio