Se encuentra usted aquí

En el mp7 podría estar el futuro de la música

Por
Redacción Shock

El mp7 que se está mostrando en esta feria, la más importante de la industria musical a nivel mundial, es "un algoritmo de compresión" de información musical, según el músico, al estilo del mp3 y mp4.

"El mp7 se me parece mucho al vinilo" y "Nokia y iTunes están haciendo pruebas con el mp7", adelantó el presidente del Consejo de Dirección de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE).

Para Bautista, "el mp7 se ha hecho para el criterio de archivo, para que se pueda guardar en alta resolución y después se pueda comercializar en mp3 o mp4".

"En el mp7 se respeta el ancho de banda (de la música)" y se asemeja al vinilo "que no tiene rango dinámico y en armónicos es fantástico", según apreció el ex líder de la banda Los Canarios.

El músico apostó por "la batalla por la calidad del producto" en un mercado que "está segmentado de forma definitiva. Hay una serie de artistas transversales que son 'mass media' Madonna, Robbie Williams..., pero el mercado está en la gente que le gusta el jazz, la música clásica, el folk; nichos que han estado desatendidos".

En el marco del MIDEM, el músico abogó por "tener sistemas inteligentes con un algoritmo estándar de compresión (de los archivos musicales) y entonces el futuro pasa por no descatalogar" los discos.

Así se podría adquirir con facilidad álbumes que fueron publicados hace tiempo y habitualmente son complicados de encontrar en el mercado de primera mano.

Para Teddy Bautista, entre los errores de la industria está que "no se ha digitalizado en alta resolución (la música) para poder recuperar el producto y descatalogan con demasiada facilidad".

Por lo que Bautista recordó que "la industria musical tendrá que explicar por qué tardó tanto tiempo en los cambios y en tener mayor respeto por el repertorio de los catálogos" de los discos lanzados al mercado.

Mientras, los fans de ciertos músicos hallan las canciones que fueron editadas hace mucho tiempo en páginas de Internet de forma más sencilla que en tiendas de discos tanto de primera como de segunda mano.

Por lo que "la inmediatez y el sentido de la oportunidad que han tenido estos intercambiadores (webs)" es lo que "le ha faltado a la industria" de la música, afirmó el presidente de la SGAE.