Se encuentra usted aquí

Escritora vampira

Por
Redacción Shock

Escribir fue un hábito que Carolina Andújar, una caleña homeópata adquirió en medio de los mundos que recorría. Llevaba varios diarios con ella: uno de viaje, uno de cuentos y otro secreto. Países como Italia, Estados Unidos, Indonesia y Colombia han visto a Carolina disfrazarse desde pequeña, un pequeño ritual suyo, pues Drácula la hechizó a los siete años. 

El terror del siglo XIX, la fantasía inculcada por su padre húngaro y el arte de su madre pintora y artista colombiana, la transportan a la antigüedad, especialmente en sus libros. La homeopatía fue la técnica que transformó su percepción frente a los seres humanos y el complemento a su delirio por el teatro, el cine, la retórica y la literatura. Esta "científica del arte", mitad mujer, mitad vampiro, sucumbe entre la realidad y la fantasía y esconde sus secretos (entre ellos el de su edad) bajo la esencia mística que la caracteriza: habla poco, poquísimo. Quizá la única manera de descubrirla es a través de sus letras.

Recetas literarias

La ciencia verdadera es un arte y todo arte es una ciencia, asegura Carolina, ya que enganchar a los lectores a sus novelas es un trabajo que requiere disciplina y diversión a la vez. Entre Ciudad Infierno, su primera obra literaria, las incontables obras de teatro y cortos cinematográficos para Hail To The Piece y Multicultural Drama Company, esta homeópata receta lo mejor de su medicina literaria cuando se involucra en sus propios libros y los inyecta en la realidad. Ahora se encuentra escribiendo una tercera novela, que continuará la escalofriante historia Vampyr. En cada representación que fija sobre el papel, esconde secretos que sólo un verdadero vampiro sabrá guardar bien.

Vampyr, sangre y tradición

Inspirada en la Europa del XIX, un siglo cargado de terror y romanticismo, Carolina quiso que su primera novela fuera una auténtica narración gótica, un clásico de vampiros sin Converse ni automóviles. Vampyr tiene casi quinientas páginas de elegancia, trajes clásicos, bailes, paisajes oscuros, crudeza, sacrificios, vírgenes, sangre y una historia de amor, y se lanzará oficialmente este mes en la Feria Internacional del Libro en Bogotá. Vampyr nació la noche de Halloween de 2007 entre la oscuridad de las montañas del Quindío y, escrita en el idioma más erótico del planeta, Carolina la finalizó en tan sólo cuatro meses. Cuando esta colombiana decidió incluirse en el sagaz elenco de personajes, sintió en carne propia la intriga y el asombro del amor que surge entre dos seres disímiles.