Se encuentra usted aquí

Fuerzabruta vuelve a Colombia

Por
Redacción Shock

Millones de personas alrededor del planeta han tenido la oportunidad de observar la presentación de esta compañía argentina que se ha ganado los aplausos de todos sus asistentes.

Londres, Nueva York, Berlín Miami, Lisboa, Caracas, San Juan de Puerto Rico, Chicago, Rosario, Córdoba, San Pablo y Bogotá, son unas de las ciudades que han visitado en sus giras.

Más de 900 mil personas en todo el planeta la han aclamado; las más importantes ciudades del mundo la han disfrutado; gran debut en Asia con más de 120 funciones previstas; el espectáculo con mayor record de presentaciones en Taiwan; los mejores comentarios por parte de la crítica especializada; y un amplio cubrimiento y despliegue de los medios de comunicación más destacados, hacen parte del rotundo éxito que la compañía teatral argentina Fuerzabruta acumula desde que debutó en el Teatro Daryl Roth de Nueva York, lugar donde se realizó el show durante 6 años.

“Fuerzabruta es hoy, no es el teatro del futuro, ni la obra que se repite una y otra vez desde el pasado. Fuerzabruta cada vez se reinventa y está en la constante búsqueda de ofrecer una puesta en escena única, vivencial e irrepetible para las personas que noche a noche y alrededor del mundo hacen parte de este show”, comentó Diqui James, uno de los dos creadores de De La Guarda y que le dieron vida a Fuerzabruta.

Bogotá está incluida dentro de su nueva gira mundial y podrá volver a disfrutar de este único e inolvidable show en el mes de noviembre, del 10 al 19, de martes a domingo, en una carpa diseñada únicamente para este evento y adecuada en la plazoleta de Alfiles de Gran Estación.

Entrevistamos a su director, Diqui James.

¿Qué es Fuerzabruta?
Fuerzabruta es y ya. Tenemos un lenguaje crudo y directo que va a la sensibilidad del espectador y no tiene ninguna vuelta intelectual o teórica. Simplemente es. Por eso “fuerza bruta”, porque es una fuerza en bruto, la materia prima; lo que uno ve no es un material intelectualmente rebuscado.

Parece aburrido con la sobreintelectualización en el teatro tradicional…
No. Lo que me aburre a veces es la insistencia en que la palabra es la base de la acción. Me parece que últimamente la palabra en el teatro es pura literatura, como que se transcribe directamente del texto, suena poco creíble, impostado. Cuando cae en fórmulas repetidas. Me aburre cuando carece de frescura, de riesgo, de locura.

¿Para qué sirve Fuerzabruta?
¿Para qué sirve el arte? ¡Qué sé yo! El arte en sí no tiene objetivo. No me pongo tan serio tampoco…

¿Pero cuál era el objetivo de formar el grupo?
Cuando nosotros empezamos a hacer teatro el objetivo era hacer una obra para todos. Lo importante siempre ha sido la mezcla, como en el carnaval. Que fuera para grandes y chicos, ricos y pobres, intelectuales y gente que nunca se ha leído un libro.

Se dice que su influencia principal para el desarrollo de Fuerzabruta fue, precisamente, el carnaval…
Lo que más me influyó para tomar la decisión de hacer lo que hago fue el carnaval, las fiestas populares en España y Argentina. A mí lo que me gusta de los carnavales es que son fiestas que nos pertenecen a todos, donde sale a flote todo lo que está pasando en la sociedad. También la cuestión liberadora, que me parece que el teatro primitivo tenía, antes de meterse adentro de esos edificios tan formales. Me gustó ese espíritu, donde el espectador forma parte, donde no hay límites entre la acción y el público, donde está el desenfreno, donde el espectador está en un ambiente donde tiene que estar alerta, atento, donde no siente que está en un asiento a salvo de todo.

Muchos describen la obra como “poesía”. ¿Dónde encuentra la poesía Diqui James?
La poesía está ahí, en todos lados. A mí lo que me gusta de la poesía es que es algo espontáneo que lo emociona a uno sin que uno pueda entender muy bien por qué.  Y eso, a la vez, es lo que más me desespera como autor. Esa cosa tan imprecisa que tiene lo poético. Me parece que la poesía está más pegada a la entraña, a lo primitivo, a lo intangible, a lo inexplicable…
Fuerzabruta es una obra repleta de imágenes delirantes, como esa de la piscina gigante que desciende sobre el público.

¿De dónde surgen?
La verdad es algo que me sale de adentro, tampoco le busco mucha explicación porque, al buscarla, pierdo ese contacto con lo poético. No suelo hacer análisis; intento alejarme de ese lugar porque ese lugar me quita inspiración. Lo único que sé es que me salen más del cuerpo. No son tanto imágenes ni ideas, son más como impulsos físicos.

¿Qué es lo más gratificante de su trabajo?
A mí me conmueve, por ejemplo, llegar a una sociedad tan diferente como Taiwán y ver a los taiwaneses disfrutando y emocionándose con el show. Es muy fuerte. Saber que uno puede atravesar todas esas barreras y comunicarse con otro ser humano que vive en el otro lado del mundo. Es algo difícil de lograr. Es magia. Es como si nos uniera la fuerza bruta, primitiva, original…

Ganadores boletas dobles

1. Carol Baquero
2. Diego Alejandro Rocha
3. Nelson Sierra
4. Gustavo Delvasto