Se encuentra usted aquí

James Bond chino cambia el sexo por las artes marciales

Por
Redacción Shock

En la futura coproducción el agente británico se desdobla en dos gemelos, chico y chica, descendientes de un linaje de la guardia imperial dedicado a la lucha contra el tráfico de opio y educados por los monjes del monasterio de Shaolin, cuna del kung-fu, las artes marciales chinas.

El protagonismo de los gemelos da a entender que la cinta carecerá de las habituales escenas eróticas del agente británico y que siempre suponen un escollo insalvable en la censurada China.

Justicia (él) y Valor (ella), que es como se llaman los hermanos, no sólo son maestros de kung-fu, sino que también saben utilizar todo tipo de armas, explosivos y equipos de telecomunicaciones de alta tecnología; además, son expertos escaladores, supervivientes natos y están entrenados para matar.

Como el famoso agente británico, los gemelos serán capaces de manejar sofisticados vehículos por tierra, mar y aire, pero "tienen más preparación que 007 y la fuerza adicional de la filosofía y la sabiduría chinas", según señala Quick, que está buscando inversores para el proyecto en el actual Festival de Cine de Pekín.

Quick, actual vicepresidente de Heshan Media, calcula que el largometraje costará 20 millones de dólares (13,7 millones de euros), y espera que su cinta compita con la franquicia británica.

"Buscamos inversores chinos para un 30 por ciento, incentivos financieros de Canadá, EEUU y México para un 40 por ciento, y el restante 30 por ciento provendría de inversores no chinos", señaló Quick al rotativo.

El empresario señaló que espera distribuir el largometraje en el mercado asiático, desde Malasia hasta Corea del Sur, y que pronto tendrá decidido el director y el elenco de actores.

Craig Quick fue el artífice de la introducción de programas bilingües en la radio estatal china a finales de la década de 1990, con operaciones en Pekín, Shanghái, Cantón, Hong Kong, Taiwán y las Filipinas, y creó emisoras de radio para Metro Broadcast Corp, empresa del multimillonario hongkonés Li Ka-shing.

También fue uno de los cuatro fundadores del canal Star TV, que fue posteriormente adquirido por el magnate mediático Rupert Murdoch, y fue responsable de Cultura y Arte en Hong Kong.

La saga de James Bond se pudo ver por primera vez en China en 2007, con 45 años de retraso, con "Casino Royale", interpretada por el nuevo 007, el británico Daniel Craig, ya que la censura china consideraba las cintas del agente británico una herencia de la Guerra Fría y, por tanto, mantenía vetado el acceso a su territorio.