Se encuentra usted aquí

Jonas Brothers, algodones de azúcar y Rock n`Roll

Por
Redacción Shock

Faltan pocas semanas para que los Jonas Brothers lancen su tercer disco  (Lines, Vines and Trying Times). Y eso quiere decir varias cosas. Como que esta temporada Hugo, Paco y Luis no serán los únicos hermanos en Disney que acabarán con los bolsillos llenos de billetes y que los padres de todas las latitudes perderán un poco la tranquilidad con el estremecimiento hormonal de sus adolescentes. También que, provenientes de New Jersey, Nick (16), Joe (19) y Kevin (21) Jonas serán una de las pocas esperanzas de la vieja industria musical para aliviar su inminente proceso de oxidación.

El plan es conocido y parece infalible: invadir el planeta con una nueva dosis de camisetas, accesorios, videos, afiches y pop ganchero con guitarras rítmicas prominentes que, claro, sugieren la versión del rock según Mickey Mouse (libre de sexo, violencia, crítica o ilegalidad).

Las pasiones se agitan, para bien o para mal, como suele suceder con todas las figuritas que estremecen las complejas dinámicas del mundo pop. Algunos aceptan sin reservas su admiración ante el letal éxito de estos pequeños hijos de un pastor cristiano que, después de la alianza estratégica de 2007 para hacer música, cine, televisión y mercancía junto a Disney, no han tenido más que luchar por mantener fuera de su avión privado todas las tentaciones pecaminosas que vienen con los excesos de fama y dinero. Otros, más escépticos, a penas les dan crédito como el siguiente eslabón en la cadena de la música norteamericana prefabricada para el consumo y desecho inmediato de la juventud.

Con la prensa, las advertencias son bastante claras: “La banda simplemente no discutirá sobre creencias religiosas, anillos de castidad, relaciones personales actuales o pasadas”. Espero a que llegue mi turno, mientras oigo cómo otros periodistas les piden sus impresiones sobre el virus AH1N1 y que enumeren sus productos favoritos para el pelo. Nada parece sorprenderlos. Cada respuesta es neutra y puntual, pero lo suficientemente amable. Parece que lo único que quisieran que supiéramos es que a pesar de su popularidad opulenta, logran conservar su humildad y que tocan, componen y producen su música, a diferencia de sus compañeros de franquicias como Hannah Montana o High School Musical. Ahora es el turno de Shock. 

Shock: En estos tiempos se hace cada vez más difícil utilizar la palabra “rock” para definir algo específico. ¿Tiene algún significado particular para ustedes?

Nick: Creo que tiene que ver con pasar un buen rato con gente a la que le gusta escuchar música y que simplemente disfruta de jammear con ella; de eso se trata lo nuestro. Tenemos una relación muy cercana con nuestra banda y, a través de los años, hemos aprendido un montón sobre lo que se trata el rock. De todos modos, creo que los Rolling Stones y los Beatles podrían saber realmente lo que es.
 
¿Es correcto asumir que el sonido de Jonas Brothers está ante todo vinculado al power pop, como la respuesta de estos tiempos a la tradición que Badfinger, Cheap Trick, Weezer o Fountains of Wayne?

Nick: Esas son algunas de nuestras influencias. Somos grandes seguidores de Cheap Trick y nos encanta Weezer. Y creo que se pueden detectar fácilmente en nuestras canciones pero, en últimas, lo que hacemos es compartir lo que hay en nuestros corazones en un formato musical. Lo van a notar sobre todo en nuestro nuevo disco. Incluimos vientos, algo que nunca habíamos intentado antes, para así lograr un sonido más de “big band”. Gente como Bruce Springsteen y Neil Young se convirtieron en referentes importantes, ellos llevaron el ensamble de banda a otro nivel totalmente diferente... eso es a lo que le apuntamos esta vez. También podrá sentirse cierta vibra country en algunas canciones. Queríamos fusionar sin reservas todo lo que nos gusta musicalmente. 

La revista Blender y la cantante Lady Ga Ga han llegado a compararlos con The Beatles. ¿Creen que se pasaron?

Nick: Cualquiera que esté en un grupo musical, que tenga sensibilidad pop y que toque rock tendrá que ser definitivamente un fan de The Beatles y nombrarlos en sus listas de influencias. Somos grandes seguidores de ellos, pero nosotros solamente somos tres chicos de New Jersey que tienen la fortuna de poder vivir su sueño día a día.

¿Se consideran una boy band?

Nick: Tenemos una reacción similar a la que tuvieron las boy bands en el pasado. Creo que lo que nos diferencia de ellas es que escribimos nuestra música y tocamos los instrumentos. Buscamos estar en cada paso del proceso de nuestros discos y producimos los de otros artistas, como el de la banda telonera de nuestra próxima gira de verano Honor Society. También coproducimos seis canciones para Demi Lovato.

Muchos actos potodo en nuestro nuevo disco. Incluimos vientos, algo que nunca habíamos intentado antes, para así lograr un sonido más de “big band”. Gente como Bruce Springsteen y Neil Young se convirtieron en referentes importantes, ellos llevaron el ensamble de banda a otro nivel totalmente diferente... eso es a lo que le apuntamos esta vez. También podrá sentirse cierta vibra country en algunas canciones. Queríamos fusionar sin reservas todo lo que nos gusta musicalmente. 

La revista Blender y la cantante Lady Ga Ga han llegado a compararlos con The Beatles. ¿Creen que se pasaron?

Nick: Cualquiera que esté en un grupo musical, que tenga sensibilidad pop y que toque rock tendrá que ser definitivamente un fan de The Beatles y nombrarlos en sus listas de influencias. Somos grandes seguidores de ellos, pero nosotros solamente somos tres chicos de New Jersey que tienen la fortuna de poder vivir su sueño día a día.

¿Se consideran una boy band?

Nick: Tenemos una reacción similar a la que tuvieron las boy bands en el pasado. Creo que lo que nos diferencia de ellas es que escribimos nuestra música y tocamos los instrumentos. Buscamos estar en cada paso del proceso de nuestros discos y producimos los de otros artistas, como el de la banda telonera de nuestra próxima gira de verano Honor Society. También coproducimos seis canciones para Demi Lovato.

Muchos actos pop que ascienden rápidamente al estrellato a una edad temprana, tienden a caer en el olvido cuando se hacen mayores. ¿Temen convertirse en los siguientes New Kids on The Block o Hanson?

Nick: Somos realistas y sabemos que todo puede desaparecer un buen día. Hay momentos en los que sí pensamos en estas cosas, pero lo importante es mirar hacia el futuro y tener una imagen mental concreta de lo que quieres hacer en él.

Antes de firmar con Disney ustedes ya eran una banda que salía de gira por clubes nocturnos. No siempre fue todo tan fácil para Jonas Brothers, ¿o sí?


Kevin: Las lecciones más importantes que aprendimos en la vida las obtuvimos cuando no teníamos dinero para llegar a tocar en la siguiente ciudad y vivíamos con la esperanza de vender suficientes camisetas en los conciertos para lograrlo. Todo lo que hemos conseguido ha sido producto del trabajo constante y acordarnos de esos momentos nos hace apreciar todo lo que tenemos ahora mucho más.

¿Qué piensan de su aparición como personajes en South Park, en un capítulo que los muestra como títeres Mickey?

Nick: De hecho, nos sentimos muy halagados. Mucha gente nos dice que una vez estés en ese show tienes que aceptarlo como un honor. Así que lo asumimos como algo interesante y estamos agradecidos de que nos hayan incluido ahí (risa tímida).

Convivir con los hermanos no siempre es fácil. ¿Se complica más si estás en una banda con ellos?

Joe: Cuando estás viajando todo el tiempo y compartiendo lo que amas hacer con tus hermanos, no tienes el tiempo o las ganas de pelear. Así que siempre nos llevamos muy bien entre nosotros; también tratamos de aprovechar el tiempo de trabajo y el tiempo libre al máximo.

¿Recuerdan algún momento específico en el que hayan pensado: “¡somos famosos, lo logramos!”?

Kevin: Hay muchos momentos en las vidas de los tres que ahora miramos en retrospectiva y decimos: “¡wow, increíble, no creíamos que esto nos pasaría!”. Estar nominados a un Grammy fue uno muy especial así como haber alcanzado la certificación multiplatino en tantos países.

Hacerse grande y poderoso en la música pop viene generalmente con el desarrollo de alguna debilidad secreta. ¿Tienen algún “Talón de Aquiles”?

Kevin: No lo veo por ahora. Tenemos un buen grupo de personas que nos ayuda a mantenernos íntegros y con nuestras cabezas en orden. Disfrutamos lo que hacemos, de manera que no se ha convertido nunca en una labor o una tarea qué llevar a cabo. Levantarse cada día es una oportunidad nueva y excitante.

Más sobre la banda 

-La popularidad de los Jonas se disparó cuando abrieron la gira de conciertos de Miley Cyrus (aka Hannah Montana) en 2007. Los rumores de una relación con Miley es algo que Nick todavía desmiente.

-Nicholas Jerry, Joseph Adam y Paul Kevin son hijos de Kevin y Denise Jonas. El menor de la familia, Frankie de 8 años, ya
formó una banda propia con sus amigos.

-A finales de 2005, Nick consultó a un médico debido a su pérdida de peso y la necesidad constante de beber agua. Desde entonces, sabe que tiene diabetes tipo 1 y decidió utilizar el “OmniPod System”, un dispositivo que remplaza la bomba de insulina convencional y ayuda a eliminar la necesidad de las inyecciones diarias.

-La gira mundial del nuevo disco Lines, Vines and Trying Times empieza en Suramérica, donde visitarán por primera vez Perú, Chile, Argentina y Brasil. Luego pasarán por Europa, a donde volverán finalizando el año y después de recorrer todo Estados Unidos en el verano. 

-La banda, que originalmente iba a ser llamada Sons of Jonas, ha editado los discos It’s About Time (2006), Jonas Brothers (2007), A Little Bit Longer (2008) y Lines, Vines and Trying Times (2009).