Se encuentra usted aquí

Kappa Girl se hace famosa a través del cibersexo

Por
Redacción Shock
Pese a haber colgado en la red sólo un vídeo erótico de 12 minutos, 'Kappa Girl' o 'Kappa nü', como la conocen en China, ha conseguido que los foros de internet nacionales se llenen de discusiones sobre ella e incluso diarios oficiales como "China Daily" le hayan prestado atención.

La chica, cuyo verdadero nombre es Lin Jiani, era una empleada de una tienda de la marca deportiva Kappa en Shanghai -de ahí su apodo-, un establecimiento que en los últimos días ha sido asediado por 'fans' de la nueva estrella de Internet, que armados con cámaras intentan hacer una foto furtiva de la misteriosa chica.

El blog personal de 'Kappa Girl' (blog.sina.com.cn/dongloukappa), en el que la joven cuenta su vida, incluyendo detalles "picantes", y coloca fotos eróticas, recibe en torno a 10.000 comentarios por cada post.

Pero la fama ha tenido también consecuencias negativas para la chica, que ha sido despedida por la tienda de ropa, ya que los responsables del establecimiento afirman que 'Kappa Girl' ha dañado la imagen de la marca.

Asimismo, la policía está investigando el origen de la publicación del vídeo erótico, distribuido en plataformas de intercambio de archivos, ya que según la ley china la publicación de material pornográfico está prohibida (aunque existe una laguna legal sobre el sistema de archivos compartidos).

En cualquier caso, 'Kappa Girl' ha anunciado en su blog que va a intentar explotar su fama, e incluso ha publicado sus honorarios por si alguien desea contratarla como modelo o relaciones públicas, o desea entrevistarla en exclusiva.

Esta joven es la más reciente, pero no la primera china que se destapa como fenómeno erótico en internet en China, país que tiene más de 250 millones de usuarios de la red.

Antes que ella triunfaron en el ciberespacio Muzimei, una joven que escribía relatos sobre sus muchas aventuras sexuales y se ha convertido en una conocida periodista, y también Furong Jiejie ('la hermana Hibisco'), cuyas fotos en posturas sensuales despertaron tantos admiradores como detractores en el país.

Paradójicamente aunque la pornografía en China está prohibida, en el país se fabrica el 80 por ciento de los juguetes eróticos que se venden en todo el mundo, y las tiendas de venta de estos aparatos proliferan en todo el territorio chino.