Se encuentra usted aquí

Kevin Spacey abre un perfil en Facebook para acabar con los impostores

Por
Redacción Shock

Durante una ponencia en la primera jornada del III Foro Internacional de Contenidos Digitales, que se celebra en Madrid, Spacey indicó que es seguidor de las nuevas formas de comunicación y que, además de en Facebook, está en Twitter.

El protagonista de "American Beauty" explicó que ahora todo el mundo puede ser un crítico gracias a internet y que el boca a boca funciona más que nunca, y de una manera muy rápida, a la hora de exaltar los aciertos o errores de una película.

Tanta gracia le hacen las nuevas tecnologías a Spacey que ha producido la película "The Social Network", que narra la historia de los dos "jóvenes" que fundaron Facebook, "la red social más poderosa del mundo".

Según el actor, los avances del mundo digital está cambiando con rapidez la industria cinematográfica, "que está forzada adaptarse" a las nuevas formas de creación y distribución.

"Es una época excitante que asusta a la industria", sostuvo Spacey, que cree que se avanza hacia un concepto de cine en el que la audiencia tendrá lo que quiera, cuando quiera y como lo quiera.

"Es algo por lo que la gente pagará si tiene un precio bien ajustado, que sea asequible. Si no, encontrarán ellos solos la manera de conseguirlo y de forma gratuita", agregó.

Durante buena parte de su intervención, el doblemente "oscarizado" actor -por "The usual suspects" (1995) y "American Beauty" (1999)- recordó a Jack Lemmon, un "ídolo" que le aconsejó en un taller, cuando sólo tenía 13 años, que se dedicara a la interpretación.

"Empezamos a entablar una amistad muy cercana y se convirtió en uno de los mentores más importantes que he tenido nunca. Gracias a su ejemplo he podido aprender más que lo que cualquier libro me hubiera enseñado. No importaba el éxito que tuviera, nunca dejó que la gloria de Hollywood se le subiera a la cabeza", afirmó.

Para homenajear y saldar la deuda con quienes depositaron fe en él está intentando hacer todo lo que puede para dar oportunidades a las personas que están empezando, ya que es consciente de la diferencia que ese apoyo puede suponer en una carrera.

"Veo mi propia experiencia en los ojos de esos jóvenes", dijo Spacey, que considera que el teatro crea una especie de familia en la que se transmite la experiencia para aumentar la confianza y mejorar la manera de comunicar de los recién llegados.

El actor agregó que es una "obligación" de los actores con éxito volver atrás y "bajar el ascensor" porque siempre hay alguien por debajo esperando que se le invite a subir.