Se encuentra usted aquí

Ky-Mani Marley estará esta noche en Rock al Parque 2010

Por
Redacción Shock

Es un accidente que Ky-Mani sea el penúltimo de los once hijos que tuvo Bob Marley. Lo que no resulta tan coincidencial es que este personaje de 34 años exponga con suficiencia el legado de su padre. Sin embargo, con algo de esfuerzo y riesgo, tuvo en mente la realización de una propuesta musical conectada sólo de manera espiritual a lo que hizo el denominado rey del reggae.

Nació en Falmouth, Jamaica, y con sus dos padres famosos (pues su madre,Anita Belnavis, tiene el no despreciable antecedente de ser campeona en torneos de tenis de mesa) a Ky-Mani no le quedaba otra alternativa distinta de intentar figurar, de alguna manera, en la escena artística. Y con mérito propio lo ha hecho, pues ahora es uno de los invitados internacionales al Festival de
Rock al Parque, que se realizará a comienzos de julio en Bogotá.

¿Cuál cree usted que es la principal herencia de la familia Marley al reggae?

El mensaje de un solo amor. Creo que ese fue el legado más importante de mi padre. También habló de la unificación y quiso hacer énfasis en el respeto por los derechos de cada uno.

¿Cómo hubiera sido el reggae sin la aparición de un personaje tan importante como Bob Marley?

Creo que es muy difícil de imaginar porque en mi opinión no ha habido nadie desde mi padre que haya mostrado una fuerza y un liderazgo en cuanto a lo que es la esencia del reggae y la importancia de ser rasta. Tenemos importes
músicos del género, no me malentiendan, pero aún así nadie ha hecho lo que él hizo.

Todos los géneros musicales han evolucionado… ¿cómo ha visto usted la evolución del reggae?

El reggae está cambiando. Lo que veo es que artistas contemporáneos están expandiendo el mensaje del amor del reggae, pero también tengo claro que hay muchos que tienen una responsabilidad de tocar, pero no tienen la pasión y están más enfocados en el negocio y no en la difusión del género. Eso crea un hueco entre los músicos y el público, porque una cosa que he aprendido es que la gente real reconoce al artista de verdad. Cuando alguien se para en el escenario y canta por el dinero, el público no es capaz de sentir la vibración.

Su primer álbum se llamó ‘Like father, like son’… ¿por qué escogió esas canciones para hacerle un homenaje a su padre?

Este registro se suponía que no iba a ser un álbum. De hecho lo que pasó es que yo estaba grabando en un estudio por diversión. No estaba tratando de crear un álbum y fue una sorpresa para mí enterarme de que tenía un trabajo discográfico con temas de mi padre. El productor que grabó ese material lo hizo sin mi consentimiento. Yo, realmente, no le puse mucha atención a ese disco y no creo que sea el primer referente en mi carrera.

Después de este disco vino el álbum ‘The Journey’, con el que la crítica dijo que usted encontró su propio estilo… ¿Está de acuerdo con esa afirmación?

Los críticos dijeron que en ese álbum me encontré a mí mismo… sin embargo eso lo he tenido claro desde el comienzo. Es cierto que quería ser parte dellegado, pero también quería hacerlo a mí manera. Yo tengo cosas para decir y lo que hice fue hacer reggae de la única manera en la que un Marley podía hacerlo.

Yo canto partiendo del legado de mis padres porque he sido víctima de muchas de las cosas que ellos han denunciado, pero todos estos años he querido crear en mis canciones algo que me hiciera único.

El tercer álbum fue ‘Many More Roads’… ¿Qué significado tiene este disco en su trayectoria?

Cuando hice este álbum estaba cayendo en lo que los críticos querían escuchar.Era más cercano al reggae y para mí era una música que soy capaz de hacer,pero soy un gran amante de la música y crear es lo que mejor sé hacer.

Su más reciente disco, ‘Radio’, es una aproximación al hip hop… ¿Estaba premeditada esa aproximación al género o fue sorpresivo también para usted?

Amo el movimiento del hip hop, aunque no me gustan todos sus artistas. Creo que es otra forma de expresarse y para mí no es tanto esa música sino lo que dicen los artistas. Quiero poner mi mensaje en cualquier plataforma posible porque lo importante es que las líricas se expandan, al igual que la vibración.

¿Qué ha implicado para usted trabajar con la fundación ‘Love Over All Foundation’?

Es una organización que creé con el fin de ayudar a los más infortunados. Yo estaba de regreso en Jamaica y caminando por un colegio pobre, al ver sus condiciones tan tristes, sentí que tenía la oportunidad de devolver algo para que las realidades cambien. Me interesó motivar algunos espíritus infantiles porque quiero ayudar a los demás a crecer en todas las direcciones. Mi pasión es ver a la gente feliz y me gusta cuando dicen: “Es gracias a Ky-Mani que tuve la oportunidad de ir al colegio”. Todo en mi vida está relacionado con el gesto de dar de vuelta. Un hombre que vive para sí mismo es un hombre que ya está muerto.

¿Para usted el arte siempre debe tener un trasfondo social?

Si. Lo que he encontrado es que la música es la forma más efectiva de llevar un mensaje. No hay mucha gente con la que uno se pueda parar y hablar por más de dos horas, pero cuando se hace a través de la música es más efectivo.

¿En qué se parecen y en qué se diferencian el rock y el reggae?

Es una pregunta complicada. Hay unas diferencias. El reggae es una música que intenta tocar el alma, aunque cualquier estilo puede llegar a ser motivante y trastocador. Sin embargo, hay similitudes y mi papá tuvo mucha influencia del sonido de las guitarras roqueras.

¿Qué conoce del Festival Rock al Parque?, ¿tiene alguna expectativa especial por participar en este festival?

Es mi primera vez en Bogotá y llevaba mucho tiempo tratando de ir a Colombia y estoy listo para dar sobre el escenario el 150%.

¿Ya tiene seleccionado el repertorio para su concierto en Bogotá?

Algunas canciones de mi papá otras de mis discos y otras nuevas composiciones de un álbum que pienso titular Evolution of revolution.