Se encuentra usted aquí

La carta que hace un año Julio Correal le escribió a Gustavo Cerati

Por
Redacción Shock

Hace exactamente un año, Julio Correal, amigo cercano de Gustavo Cerati, le escribió esta emotiva carta, que Shock guardó para publicar en algún momento. Cuando despertara de su coma profundo o cuando decidiera descansar en paz y dejar entre nosotros su música, con la que lo mantendremos siempre presente entre nosotros. #GraciasTotalesCerati

...

HOLA GUS, POR JULIO CORREAL

Acá junto a la Pao dormida, qué mejor para contarte cómo tengo de  recuerdos, Gus.

Te acordás cuando te conocí en un saque de honor en el Estadio El Campín en un partido de Millos - Santa Fe, luego a la otra noche en ese mismo estadio te despediste de “su majestad bogotá”, después conociste a la pao, qué larga noche, qué noche, cómplices al fin. Luego nos fuimos de gira con los real milli vanilli y vos en “medallo” bajaste a la piscina con una camiseta que decia “I am the real Milli Vanilli” ¡Qué capo! Después un día en La Plata me vi en medio de los Aterciopelados, Soda y 100.000 gentes gritando “Sooooooooda”, y  fuimos  al camerino de los Soda con la Andrea,,, gran momento… nos dijiste, “¿difícil, ah?”.

Claro, debía salir Andrea a cantar la “Florecita Rockera” pero cuando cantó “malo si sí, malo si no” la reconocieron y la flaca se bajó aplaudida para darle paso a Soooooooooda... Gus, son las 5:27 am, qué mejor momento para escribirte y acordarnos  de  todo lo que hemos vivido... Gus, te acordás de la gira U.S.A. Atercio-Soda, ¿te acordás?. En Los Ángeles, boludo, me dijiste “che, Julito no se puede tocar, el ruido que hay en tarima me puso mal”… ¿qué podía hacer yo?, nada, y el cookman gran friend cerca, y nos fuimos a Chicago, ¿te acordás?... Nos encontramos luego en una tienda alternativa, mondorama, me acuerdo, siguió Nueva York, un despelote total, pero tocamos y nos divertimos, llegó Miami y ojitos verdes me dice “che, Julito, los muchachos quieren a Andrea en el desconectado”… qué me decís, boludo!!!!! La Andrea al lado tuyo!!!!!… Y la flaca hermosa canta como una reina y se equivoca para la historia, y en el segundo coro dice “un homre alado extraña la tierra”, vos corregiste “prefiere la noche"... Noche en Miami, fantástica, me  djiste en el ascensor del hotel “che, Julito, ¿vas de party?”… yo iba de botas azules, pantalones brillantes, chaqueta roja azul blanca comprada en Chicago en aquel almacén, y dice una voz en el estudio “al chico de colores por favor moverlo”, y me fui al camerino, che, y allá vi esa escena fantástica, era mi historia siempre en los camerinos, detrás de todo pero era feliz... Luego en Baires, en el Estadio de Ferrocarril, ¿te acordás? Invitaste a Andrea a cantar y gritaban los porteños “no te equivoqués, flaca, no te equivoqués”, luego Gus te tiras al ruedo solitario y Afo me llama “vení, Julito que vos deberías estar con Gus”.

Voy a Baires, Puerto Madero, hablamos y soñamos… Baires, al otro día en tu casa recalentando pizza en tu cocina hablamos de un futuro grande… Así quedamos… y en México, en el Metropolitan en el DF dimos la primera bocanada al lado del Mondra, ¿te acordas, Gus? Nos fuimos al Colmillo a bailar de lado a lado, luego yo a Miami con mis Atercios y vos a Baires… nos fuimos a centroamérica, pasamos por Guatemala y Honduras, en Salvador cantaste “en la ciudad de la verga”, en Panamá yo tu co-manager, no lo podía creer, recopado, recopado, gira fantástica…  Gus, tú siempre tan exacto tan perfecto una sola manera de ser y ya está. Panamá, Gus, Panamá, nos divertimos Gus... Y llegamos a Caracas, te acordás, me dijiste “che, Julito me pusiste a tocar en un mall” y sí, era el sambil pero eran 6.000 caraqueñas y caraqueños que agotaron tus entradas y ese show terminó con Fito en los camerinos y brindamos con la viuda, ¿te acordás, Gus?

5:46 am… te acordás qué  dijimos en un baño de una suite presidencial: te dije che, Gus, no puedo ser tu manager, vos y yo somos igual de intensos y necesitamos a  Nando que sabe cómo ordenar esto... Grande, Gus, reunión trascendental… pero ya sabíamos que era necesario vernos al menos una vez al año, al menos, Gus …yo me  encargué y cada vez nos veíamos y nos íbamos de arriba a abajo... muchos besos de “hola” y “chao” y “te quiero, Gus” y “yo a ti, Julito”… te acordás en Medellín salimos a abrazar los árboles del Parque Botánico después de tu concierto con esa gente paisa que te ama, abrazamos los árboles y lloramos Gus, ¿te acordás? Te dije que quería que fueras el padrino de Alegría, mi hija hermosa que Paola me dio… Nando, nuestro Nando me preguntó “che, Julio eso es serio, ¿sabés? Y Gus dice que sÍ”… compadre mío, compadre mío ¿te acordás? 

Compadre mío, Alegría está hermosa, luego volviste con los Soda, ¿te acordás? Con ojitos verdes también en el Parque Simón Bolívar de Bogotá, mi Gus grande, noche con Valentina y Juan Fernando, fotos de felicidad, luego donde Andrés... jajajaja… cantaste una vez  con pista y un micrófono luego de varios guaros, igual solo quedábamos Andrés, nosotros y nadie más …esa noche, Gus, firmamos un parche de la batería de Alberti que justo era el mismo día: nov 25 del 07... de hace diez años, nov 25 del 97,  cuando lo saqué  del ensayadero de Soda en Belgrano, Gus, boludo ¿te imaginás? Esa misma noche en Chía… Gus, Gus... y el puesto de la Pao y mío al lado tuyo reservado por vos, ¿te acordás? Llegaste a Medellín un lunes y el martes fue la Plaza de Toros La Macarena y a Bogotá nos fuimos al Coliseo, todos los amigos, grande, rocanroll, grande, Gus, ¿te acordás?  Fuimos a Armando, luego seguimos donde un amigo en Chapinero y la Pao y vos hablando de Benito y de nuestros hijos ¿te acordás? Luego al otro día viernes en tu suite con la Mae  hablamos de Cartagena y de volver a Bogotá y me dijiste “che, Julito cómo hacés, llegás fresco como si nada hubiera pasado”...

Gus, no me da guayabo, no me da qué puedo hacer, jajaja… Gus... Mi Gus, Nando se preocupó y hablamos de lo importante que era poder seguir existiendo para acompañar a nuestros hijos y hacer música y divertirnos juntos, ¿te acordás mi Gus? Estabas en buen plan, seguía Caracas, Madrid y de repente no me lo puedo creer… ¿qué me dices? ¿Qué Gus? ¿Qué?  Mi Gus… en un momento de confusión me convencieron que te habías ido y lo anuncié con lágrimas... Nico me dijo que no, que  no te habías ido, que todo bien... tantas cosas que me acuerdo... El Vive Latino con el Mondra y la foto de los tres y vos dIjiste: “estos son los verdaderos Soda”... Mi Gus, mi Gus me acuerdo de vos todos los días... Gus, todo los días.. y sé que vos también te acordás de nosotros, Gus, sé que estás descansando sé que alguien te leerá esto Gus, mi Gus, como te decía, te quiero un montón mi Gus y no te imaginás cómo te quieren… mi Gus, mi Gus... Te aprieto la mano mi Gus y te espero…

6:01 am Rezo por vos...

2 sep 2013.

Julio Correal