Se encuentra usted aquí

La vuelta a la cima de Dante Spinetta

Por
Redacción Shock

Con la música corriendo por sus venas como un virus, el hijo del aclamado ícono del rock sudaméricano Luis Alberto Spinetta, Dante Spinetta, con tan solo 14 años de edad inició una carrera en la industria que diecinueve años más tarde reafirma con la publicación de un tercer disco como solista. Uno que refleja la visión 360 de este camaleón que estuvo en lo más alto de la pirámide durante los 90 con Ilya Kuriaki. Uno que hoy mismo demuestra la experiencia que recogió luego de sembrar durante tantos años.

Y es ‘Pyramide’ el nombre del disco de Spinetta. Espíritu, cuerpo y alma resguardados en doce tracks cubiertos de Cumbia, Hip Hop, R&B y más que nada, un latente ritmo urbano.

Para presentar el disco que a finales de mes saldrá al mercado colombiano, Dante se presentará los próximo 15, 16 y 17 de octubre en Bogotá y Medellín.

Antes de arribar, el músico argentino respondió un par de preguntas que teníamos para él:

Once años de ausencia en los escenarios colombianos ¿Alguna expectativa en su regreso?
Haber ido a Colombia con Illya fue muy importante. Estuvimos tocando en Rock al Parque y también tuvimos la oportunidad de ir a otras ciudades del país. Fue una gran experiencia y ahora, luego que ha pasado tanta agua bajo el puente, queremos  aprovechar esta gran oportunidad para presentar este último disco. Tener un contacto mucho más personal con la audiencia mucho más que el que ya tenemos a través de internet.

Ya que habla del disco, cuéntenos ¿En qué consiste este producto de doce tracks llamado Pyramide
Pyramide es un disco que trata y habla de cosas tan importantes como la amistad, el amor y la familia. Es un tanto más furioso que ‘El apagón’ pero no cae en ataques políticos o sociales. Es mucho más humano y de esta forma critica al modo en que socialmente le damos valor al dinero o la fama. Es una pirámide de espíritu cuerpo y alma direccionada a sensaciones positivas.  Musicalmente hablando es un mestizaje sonoro que estacioné en un lugar futurista. Es un disco muy honesto con el que después de tantos años de trabajo me siento a muy gusto.

¿En qué nivel de la pirámide de su vida se encuentra ahora mismo?
Me siento en la cima. Estoy donde en este momento quiero estar. Mañana quizás quiera otra cosa y estaré entonces en algún otro nivel. Siento que he crecido mucho tanto en mi sonido como en mis shows así que las metas cada vez son más altas.

¿En los créditos del disco hay nombres como residente, Fito Paez y Adrian Dargelos. Cómo fue trabajar composiciones suyas con grandes voces como las de ellos?
Con cada uno fue una historia distinta pero al final un gusto y un honor. Con Residente nos conocimos gracias a mi tecladista quien es productor de calle 13. En un viaje que hicimos al camino de los 7 lagos, por Argentina, empezamos a hablar, hubo muy buen feeling y de inmediato nos conectamos para trabajar. De esta forma la canción (Pa’ tras) estalló. Con Fito recuerdo que fue la primera vez que nos presentamos en vivo con Illya Kuriaky en el 90. Él nos invitó a rapear con él en una de sus canciones. Desde entonces hablamos y cuando estaba haciendo la guitarra de Alelí, pensé inmediatamente en él. Le escribí, fuimos a su casa a grabar con su piano espectacular y así surgió esta. Y con Dárgelos de los Babasónicos ya teníamos planeado hacer algo juntos y esta canción (Cumpa) fue la oportunidad perfecta de hacerlo.

¿Claramente es uno de los pilares del hip hop argentino, trabajando para él desde muy corta edad. Para usted cuál es la realidad del hip hop y los sonidos urbanos argentinos actualmente?
Está creciendo muchísimo, es un gigante que toma cada vez más fuerza. Hay muchos Mc’s bien interesantes. Hay un sonido real que estallará en algún momento. Sin embargo no es fácil, yo llevo diecinueve años en este medio y aún me es difícil, imagínate ahora a los chicos que apenas están empezando a dar sus primeros rapeos.

¿Algún recomendado?
Proximamente saldrán cosas de Jesús Vásquez, Sergio Sandoval, Suerte Apache  y Leeva mi hermano.

Ya hablando de los conciertos que ofrecerá en Bogotá y Medellín, cuéntenos ¿cómo es una experiencia en vivo de Dante Spinetta?

Es un show bien completo, en el que vamos con seis músicos en vivo, máquinas y mucha energía. Ahora mismo vamos a promocionar el Pyramide, pero vamos a tocar algunos clásicos y otros tracks de discos pasados. Es un show con el que prometo que la gente la pasará muy bien.