Se encuentra usted aquí

Lily Allen clama contra el intercambio de archivos musicales en internet

Por
Redacción Shock

archivos está convirtiendo a la industria musical británica en "marionetas pagadas por Simon Cowell (directivo de Sony y responsable de concursos como "Factor X" o "El Reino Unido tiene talento")" y está dificultando que surjan nuevos talentos.

"Creo que la piratería musical tiene un efecto peligroso en la música británica, pero algunos artistas realmente ricos y de éxito como Nick Mason de Pink Floyd y Ed O'Brien de Radiohead no piensan lo mismo", escribe la cantante en su blog.

La declaración se produce en respuesta a un artículo publicado recientemente en el diario "The Times", en el que Mason y O'Brien, junto a otros músicos agrupados en la llamada "Featured Artists Coalition", se muestran a favor de este intercambio en la red.
Allen afirmó que entiende que a Mason y O'Brien les parezca bien, porque "llenan estadios en sus giras y porque tienen las mayores colecciones de Ferraris del mundo".

Pero para los nuevos talentos, añade la cantante, "el intercambio de archivos es un desastre. Uno no empieza su carrera musical con los Ferraris. Por contra tienes una gigantesca deuda con tu compañía discográfica y te pasas años trabajando para devolverla".
"Yo acabo de pagar todo el dinero que le debía a mi discográfica. Tengo suerte de que he tenido éxito y he podido devolverlo, pero no todo el mundo tiene tanta suerte", señaló Allen.