Se encuentra usted aquí

Los 10 mandamientos del Blackberry

Por
Redacción Shock

I.Dareis vuestro pin
Uno  de los grandes atractivos de este aparato, su aplicación para chatear BlackBerry Messenger, ha redefinido la rutina del coqueteo. Olvídense de flores, chocolates y de susurrar canciones de Ricardo Arjona al oído: pedirle el PIN al objeto del deseo es el nuevo “¿Te puedo llamar?”.

II. Adelgazaréis vuestros dedos para poder presionar una sola tecla a la vez
Mientras el ancho de un dedo humano está entre uno y dos cm., el de la tecla de un BlackBerry apenas llega a 0.4. Así pues, hasta que nuestra especie desarrolle pulgares del grosor de un espagueti, arrégleselas como pueda para escribir “astralopithecus”.

III. Publicaréis hasta vuestras visitas al retrete
¿Dónde estamos? ¿Para dónde vamos? ¿De dónde venimos? Todas esas dudas existenciales se resuelven a través de aplicaciones de ubicación como Formsquare, que, sirviéndose del sistema GPS, le permiten al usuario etiquetarse en distintos puntos del mapa.

IV. Podrán veros ir de fiesta sin calzones, pero JAMÁS podrán ver vuestro BB
El famoso caso de un hacker que se infiltró en el celular de Paris Hilton significó un escándalo que le hizo perder a la rubia algunas de sus BFF. Ahora, no queremos que eso nos pase, ¿verdad?

V. Subiréis fotos de vuestros gatos parados en dos patas, de vuestro perro bostezando o de vuestra pequeña hija haciendo el baile del choque
17,176,261 usuarios de Facebook tienen instalada la aplicación Facebook for Blackberry. Si cada uno de ellos sube al menos una foto mensual, esto significa que, por año, la red social estaría recibiendo 206,115,132 fotos de mascotas, borracheras y bebés obscenos.

VI. Desprestigiaréis al iPhone por no tener teclas
Mientras que 41 millones de usuarios tienen un “berry”, Steve Jobs, el pluma blanca de Apple, reveló que su iPhone ya había vendido más de 50 millones de unidades. En la guerra por los celulares que ya no son celulares, ¿de qué lado estáis?

VII. Revisaréis vuestro BlackBerry antes, durante y después de cada suspiro
El crack, poderosa droga derivada de la cocaína, sirvió como base para un nuevo término que, según el Diccionario Webster, fue la Palabra del Año 2006: “CrackBerry”. Si usted cree que no hay nada de malo en revisar su BlackBerry mientras monta bicicleta, cuidado: las adicciones llevan a la muerte.

VIII. El BB será vuestra mejor herramienta de trabajo
El sector corporativo fue el primero que sucumbió al BB, ya que servía para adelantar tareas en situaciones en las que antes no se podía trabajar (salas de espera, visitas al retrete, funerales…); sin embargo, un estudio del King’s College de Londres concluyó que para dos tercios de los usuarios, este plus significó un aumento de las horas laborales, incluyendo festivos y fines de semana. ¡Arre!

IX. Aprenderéis a manejar el timón con las rodillas
Recibir mensajes de texto tal vez no lo deje ver que anda en contravía o que las alcantarillas no tienen tapas. Gleen Wilson, el autor del estudio del King’s College, afirma que, aparte de peligrosas, estas distracciones son una amenaza al coeficiente y a la concentración, incluso peor que fumar cannabis en exceso.

X. Eliminaréis de vuestra dieta el pollo asado y las hamburguesas para no engrasar el teclado de vuestro BlackBerry
Según una encuesta realizada por Hewlett Packard, uno de cada cinco usuarios interrumpe sus comidas o citas para atender su celular. Así es que si usted es de los que aprovecha el almuerzo para comentar, vía chat, a qué sabe la lechona que se está comiendo, mire bien su plato: alguien le pudo haber robado el cuero.

¿Soy adicto al BB?

Según Roberto Enríquez, Psicólogo Clínico, Máster en Dependencias y Doctor en Psicología de la Universidad de Palermo, “no existe un acuerdo internacional que defina a estas nuevas tecnologías como adictivas; sin embargo, estas hacen parte del grupo de las ‘drogas sin sustancia’ (como, en determinadas condiciones, el trabajo, el sexo y el juego) que pueden generar comportamientos adictivos”.

Ahora, si bien no implica un diagnóstico para determinar si, en efecto,  el celular nos está generando este tipo de comportamientos, científicos de la Universidad de Barcelona han desarrollado el CERM (Cuestionario de Experiencias Relacionadas con Móvil). Así es que si responde afirmativamente a la mayoría de estas preguntitas: es hora de botar su aparatito.

1. ¿Ha tenido el riesgo de perder una relación importante, un trabajo o una oportunidad académica por el uso del celular?

2. ¿Piensa que su rendimiento académico o laboral se ha visto afectado negativamente por el uso del celular?

3. ¿Sufre alteraciones de sueño debido a aspectos relacionados con el celular?

4. ¿Siente la necesidad de invertir cada vez más tiempo en el celular para sentirse satisfecho?

5. ¿Deja de salir con sus amigos por pasar más tiempo utilizando el celular?

6. ¿Hasta qué punto se siente inquieto cuando no recibe mensajes o llamadas?

7. Cuando se aburre, ¿utiliza el celular como una forma de distracción?

8. ¿Con qué frecuencia dice cosas por el celular que no diría en persona?

9. ¿Piensa que la vida sin el celular es aburrida, vacía y triste?

10. ¿Se enfada o se irrita cuando alguien lo molesta mientras utiliza el celular?