Se encuentra usted aquí

Los zombis regresan a las salas de cine

Por
Redacción Shock

Lejos de ser una película de terror, "Zombieland" reinterpreta la temática de los muertos vivientes en una comedia ligera con forma de "road movie" (o película de carretera) típicamente americana, que combina la estética del vídeo musical y el videojuego.

El filme traslada al espectador a un mundo apocalíptico donde la civilización, al menos en EE.UU., ha quedado reducida a una jungla de asfalto donde los zombis acampan a sus anchas buscando carne fresca y en el que cuatro personajes cruzarán sus infortunios para sobrevivir entre el caos reinante.

Un panorama que podría ser el escenario para un nuevo capítulo dramático en el explorado terreno de las historias de muertos vivientes, pero que reclama desde el primer minuto la complicidad de la audiencia para convertir la violencia en parodia y el miedo en risa.

Woody Harrelson, candidato a un Óscar por "The People vs. Larry Flynt" (1996), y Jesse Eisenberg ("Adventureland", 2009) lideran esta cinta, ópera prima de Ruben Fleischer, que cuenta también con la participación de Emma Stone ("Superbad", 2007) y Abigail Breslin ("Little Miss Sunshine", 2006) en los papeles protagonistas.

Como si de una "Scary Movie" se tratara, la película incide en el absurdo de situaciones típicas del género zombi, algo que se personifica en el sensato Columbus (Eisenberg), un joven solitario y temeroso que sale adelante gracias al estricto respeto de unas normas que inventa para evitar el peligro.

Una lista de entre la que el actor destaca "atarse los zapatos con doble nudo" para evitar caídas tontas en caso de que haya que huir, y que también incluye ponerse el cinturón siempre que se conduce a pesar de que no haya tráfico, evitar los cuartos de baño o rematar a un zombi aunque parezca que está muerto.

Eisenberg confesó en una rueda de prensa en Los Ángeles ser poco amigo de las escenas de acción, un papel que recayó en el personaje de Harrelson.

El intérprete de "Natural Born Killers" (1994), se calza las botas de Tallahassee, un despiadado "cowboy" (vaquero) capaz de acabar con sus enemigos a golpes de banjo y que recorre el país armado hasta los dientes en busca de "twinkies", unos bizcochos rellenos de crema.

En su camino, Tallahassee adopta a Columbus y juntos terminan haciendo equipo con dos adolescentes timadoras (Stone y Breslin) después de varios desencuentros.

Una comedia en la que se especula con la mejor forma de acabar con la vida de un zombi, que ofrece sangre y destrucción y tiene como plato fuerte la aparición estelar de Bill Murray haciendo de una versión de sí mismo y que incluso rememora la célebre "Ghostbusters" (1984).

Murray fue la estrella que finalmente hizo un cameo para esta película, aunque se barajaron nombres como Kevin Bacon, Patrick Swayze, Matthew McConaughey, Steven Seagal o Sylvester Stallone, según el equipo del filme.

"Zombieland" es heredera de las últimas revisiones de éste género, según uno de sus guionistas, Rhett Reese, quien explicó que se inspiraron en el tratamiento de "28 Days Later" (2002) y el "remake" de "Dawn of the Dead" (2004) para componer un argumento que retoma el humor zombi ya planteado por "Shaun of the Dead" (2004).

"Creo que cuando escribieron el guión se aseguraron de diferenciarlo de 'Shaun of the Dead'. Hay muchas cosas distintas, como los zombis rápidos y los lentos, el hecho de que la historia tiene lugar un par de meses después del brote (que crea los zombis) y la otra es durante el mismo", comentó Fleischer.

"Pienso que esta historia es más realista, es muy americana. Es comprensible que se comparen (las películas) porque ambas son comedias de zombis, pero creo que cada una se sostiene por sí misma", añadió el director, que no desaprovechó la ocasión de demostrar su experiencia en la realización de vídeos musicales en el arranque del filme.

"Zombieland" se estrena en Estados Unidos el viernes 2 de octubre y no se descarta una secuela.

Otros estrenos 

Por su parte "Whip It", también la cinta en la que se estrena como directora de Drew Barrymore, cuenta con la joven Ellen Page como protagonista en una historia sobre la adolescencia de una amante del rock independiente que descubre su amor por el patinaje artístico.

Para los amantes del deporte y del baloncesto, en concreto, llega una oferta irrechazable con "More Than a Game", un documental que narra los inicios de LeBron James, jugador de los Cleveland Cavaliers de la NBA, durante su etapa en el instituto junto a sus mejores amigos de la infancia.

Otro de los estrenos que llega este viernes es el nuevo trabajo de los hermanos Coen, "A Serious Man", sobre un profesor cuya vida comienza a tambalearse cuando su mujer lo abandona y su hermano decide no dejar la casa.

Además volverán a las salas la primera y segunda parte de "Toy Story", estrenadas originalmente en 1995 y 1999, aunque esta vez llegan en formato 3-D y durante dos semanas de exhibición.