Se encuentra usted aquí

Luces, cámara, [REC]

Por
Redacción Shock

Un  joven catalán, licenciado en Ciencias de la Comunicación y quien prometía un gran futuro como periodista y presentador radial fue seducido por uno de los escalofriantes personajes ocultos en un oscuro rincón de su cabeza, que lo motivó a tomar una cámara para materializar lo que se convertiría en una de las mejores muestras del cine de terror ibérico.

A principios de 1994 y mientras Kenneth Branagh llevaba a la pantalla grande una nueva versión de la novela de Mary Shelley, “Frankenstein”, al otro lado del charco se gestaba el primer cortometraje de Balagueró, titulado simplemente como “Alicia”.

A medida que el tiempo transcurría, sus historias comenzaron a hacerse más complejas, con mayor estructura y una narrativa que requería un mayor espacio de tiempo para ser contadas. Por esta razón, Jaume Balagueró realizó en 1999 su primer largometraje “Los sin nombre”, la historia de una madre que pierde a su hija en un brutal asesinato y cinco años más tarde y superada la pérdida, recibe una llamada telefónica inimaginable: “Mamá, soy yo. Ven a buscarme”. Un evento relacionado con la vida y con la muerte, con una comunidad de personajes que rechazan su existencia y que buscan hacer sentir dolor a otros.

Tres años después de haberse ganado un puesto en el mercado del cine de terror de España a través de la productora catalana Filmax (inquietando de paso a importantes distribuidores europeos y críticos de cine en festivales de terror como el de Sitges); Balagueró impactó de nuevo con su cinta “Darkness” (2002), con un presupuesto diez veces mayor que en su primera producción y una historia no menos escalofriante: una casa con secretos ocultos que esperan ser revelados, y una familia que en medio de la oscuridad pierde el control. “Darkness” recorrió el mundo entero (incluyendo las salas de cine de Colombia) y despertó miedo por donde pasó con su trama y un arte realmente bien logrado.

La estética de Jaume Balagueró se caracteriza por elementos clásicos del terror, fusionados y mejorados con nuevas propuestas visuales como movimientos de cámara que apenas vislumbran una parte de lo que sucede dentro del plano, sin ser completamente explícito. Casas viejas e incluso edificios de nuestro tiempo crean atmósferas lúgubres y agobiantes, donde pequeños niños que personifican el mal juegan a su antojo o donde algunos personajes sedientos de sangre buscan sus presas.

Esto es lo que se puede encontrar en su más reciente filme “[REC]”, que curiosamente recrea un poco la historia de su director. Una joven periodista en busca de un reportaje se une al cuerpo de bomberos para acompañarlos en sus recorridos cotidianos, y medio de la noche reciben el llamado de una señora que se encuentra atrapada en su propio edificio. Desconociendo lo que realmente sucede, el grupo de bomberos, la periodista y su cámara llegan hasta el lugar de los hechos, que se convertirá en la peor pesadilla de sus vidas.

En “[REC]” se perciben algunos elementos de suspenso y terror psicológico americano de finales de los años 90’s (como el de la película “The Blair Witch Project”), en donde el espectador salta de su silla para meterse en la pantalla e interactuar con la historia gracias a la cámara llevada en mano por sus protagonistas.

Aunque la trama está basada en el trillado tema de la infección que genera estados catalépticos y convierte a las personas que la padecen en una especie de zombies que a su vez buscan comerse a otras víctimas (como en “Resident Evil”, “Silent Hill” o “Exterminio”); “[REC]” es una película de gran calidad que incluso ya tiene su propio remake americano, titulado “Quarantine” (dirigido por John Erick Dowdle y que no alcanza los niveles estéticos de la versión original).

Shock no quiere que usted se pierda “[REC]”, así que si quiere asistir a su premier este sábado 15 de noviembre -junto con un acompañante- envíenos un email a concursos@shock.com.co con el nombre de la protagonista de la nueva cinta de suspenso de Jaume Balagueró. La función se realizará a las 10:30 am en el centro Comercial Unicentro de Bogotá.