Se encuentra usted aquí

Messi jugará por los niños este jueves en El Campín

Por
Redacción Shock
Messi y sus amigos enfrentarán  en el estadio El Campín, a Falcao y el resto del mundo, en un partido similar al que el jugador argentino disputó el sábado pasado en Cancún, México.

Messi ya provocó el caos en el Hotel Tequendama, donde la gente se agolpaba al final de la tarde para esperar al astro, aunque la sensación se acentuaba con la improvisación y la falta de orden de la organización a cargo del partido.

La rueda de prensa del astro, prevista para las 6:30 p.m., nunca se concretó a la hora pactada, en parte por un supuesto retraso del vuelo del jugador del Barcelona. En vez de eso se desarrolló una cena de gala, en la que después sí hubo diálogo con la prensa, pero sin Messi.

Fabio Capello, quien dirigirá al equipo de los amigos del rosarino, lo elogió con palabras sencillas: “Es un genio, fácil. Después de Maradona, es el mejor”.

Dunga, a cargo del onceno que encabeza Radamel Falcao García, expresó: “Hace las cosas difíciles muy fáciles”.

Lo cierto es que, una vez terminada la rueda de prensa (a la que, poco a poco, se fueron sumando futbolistas, como el italiano Fabio Cannavaro y los brasileños Diego y Robihno) los asistentes, que pagaron boletas de entre $1,5 y $2,8 millones, se tomaron fotos con los jugadores, aunque nunca con Messi, que no había llegado para ese momento.

Y sin Messi se habló de todo, desde la implementación de la tecnología en el fútbol (a propósito de la reciente polémica en la Eurocopa: “El fútbol es el que tiene más dificultad de cambiar, pero hay que implementarlo para el bien del fútbol”, expresó Dunga) hasta el escándalo de las apuestas ilegales en el Calcio italiano (“es una vergüenza, señaló Capello”). Incluso James Rodríguez (junto con Viáfara, el otro presente en el evento) debió responder, cuestionado sobre si los colombianos debían tener esperanzas de clasificar al Mundial, que de seis puntos afuera de casa, sacar tres no era negativo.

Messi finalmente llegó, accedió a responder más preguntas de las previstas y habló de todo, desde su buen momento con la selección argentina (“es algo lindo que me vaya bien con el equipo nacional”), la transición en la dirección técnica del Barcelona (“estamos contentos de que sea Tito Vilanova, porque lo conocemos”) y, claro, del encuentro que disputará, con fines benéficos: “Es importante poder ayudar a otras fundaciones”.