Se encuentra usted aquí

Nat Geo estrena temporada de 'Tabú Internacional'

Por
Redacción Shock

Vidas de fantasía, amor en prisión, belleza al extremo y personas obsesionadas con la acumulación de objetos, son algunos de los temas que se verán reflejados en esta nueva entrega de Tabú que recorre Australia, Asia, Europa y América del Norte.

El domingo 7, a las 10 de la noche, los televidentes verán el capítulo 'Cambio de Roles', que explora el mundo de la fantasía, lugar donde todo es posible. Allí un hombre pasa la mitad de su vida adulta comportándose como si fuera un bebé mientras que una mujer actúa como madre de un muñeco y un hombre mantiene una esposa en la vida real y otra en el mundo cibernético. Mientras tanto, en Japón los hombres satisfacen sus más secretas fantasías en una subcultura de género.

Una hora más tarde, en el episodio 'Viviendo la Muerte', Tabú examina aquellos casos en que las personas están en contacto constantemente con los muertos, como algo natural de la vida.

Exhumar cuerpos en descomposición para ganar dinero, ir a la escena de accidentes fatales para recoger cadáveres ensangrentados, disecar el de una mujer para descubrir de qué murió…. Dinero, fe o búsqueda de la verdad son, para algunos, motivo suficiente para vivir en medio de la muerte.

Documental de historia

Un día antes, Nat Geo presenta el documental 'El día después de Hiroshima', en el que presenta la historia de la primera bomba atómica desde dos puntos de vista personales y diferentes: el testimonio minuto a minuto de aquellos quienes se vieron profundamente afectados -los sobrevivientes- y los informes escritos del personal científico y militar que fueron enviados por el gobierno de los Estados Unidos a Hiroshima para analizar de manera directa el poder de esta nueva arma, que su país había dejado caer sobre la ciudad y sus habitantes.

El bombardeo atómico de Hiroshima ocurrido el 6 de agosto de 1945 fue un suceso que cambió el mundo. La imagen de la furia de Little Boy, nombre con el que se apodó a la bomba atómica, se vio tantas veces que muchos se volvieron insensibles a su poder y a la devastación que produjo. Pasaron 66 años, sin embargo el mundo no olvidó.