Se encuentra usted aquí

No habrá juguetes para los hijos de Brad Pitt y Angelina Jolie en esta navidad.

Por
Redacción Shock

Así lo ha afirmado el actor estadounidense en una entrevista con la revista británica "Hello", en la que también asegura que no dejan a sus seis niños -los gemelos Vivienne Marcheline y Knox Leon, Shiloh y los adoptados Maddox, Zahara y Pax- ver muchos dibujos animados en la televisión para evitar "la manipulación de los anuncios".

"Lo que hacemos es un intercambio de regalos, aunque no sentimos ninguna presión de hacer regalos grandes o caros", dice Pitt, quien añade que "la razón por la que los niños no nos los piden es porque no ven muchos dibujos en la televisión comercial".

Esos dibujos "están llenos de esos anuncios manipuladores de grandes juguetes con una pinta fantástica y cuando los niños ven esas cosas es cuando empiezan a pedirlas, así que la conclusión es que si no los ven no sabrán que esos juguetes existen", argumenta.

La filosofía de Brad Pitt y Angelina Jolie, cuyos estatus económicos figuran entre los más altos de Hollywood, es "mantener la cantidad de dinero que se invierte en los regalos en el mínimo posible, con la regla general de que todo el mundo tiene que hacer algo para el resto, invirtiendo tiempo en ello", explica el actor.

"Cuando llega el momento en que se intercambian los regalos, es realmente tierno", agrega.

Pitt habla también de los planes de ampliar la familia -"todavía no hemos encontrado una razón para parar"- y del valor especial que tiene que sus hijos provengan de distintos países.

"Miro a la familia y veo a nuestro niño de Vietnam (Pax) a nuestra hija de Etiopía (Zahara), nuestra hija (natural) nacida en Namibia (Shiloh) y a nuestro hijo de Camboya (Maddox), y.....¡son todos hermanos y hermanas!", dice Pitt.

"Todos son la misma sangre. Produce euforia verles a todos viviendo juntos, y llevándose bien, y saber que fuimos capaces de darles un hogar, y, en algunos casos, darles una vida", asevera.