Se encuentra usted aquí

Nota con foto 560x373 originada en EE.com

Por
Redacción Shock

 El Gobierno Nacional le insistió este lunes a las Farc la necesidad de dejar en libertad al periodista francés Roméo Langlois.

El ministro del Interior, en tránsito a la cartera de Vivienda, Germán Vargas Lleras, dijo que la guerrilla debe entender que esta persona debe retornar de inmediato a la libertad.

Según él, “no se compadece el anuncio de que no continuarían secuestrando” con la ahora retención del comunicador galo.
En el mismo sentido, les recordó que el Derecho Internacional Humanitario les obliga a dejarlo en libertad pues permanece herido y debe recibir la atención médica necesaria.

Al referirse en específico a la condición para la liberación del periodista de abrir un debate sobre cómo se informa sobre el conflicto armado en el país, Vargas Lleras le pidió a la guerrilla “no convertir en un nuevo round político” la entrega de Langlois.
La condición fijada por la guerrilla

Las Farc condicionaron la libertad del periodista francés Roméo Langlois a la realización de un "amplio debate" sobre la manera cómo los periodistas cubren el conflicto armado y la supuesta "manipulación" que se hace de la información sobre el cubrimiento del mismo.

Tras anunciar en la mañana a través de Twitter que efectivamente tienen en su poder al comunicador, el grupo consideró en un comunicado que los periodistas no cubren de manera imparcial el conflicto y advirtió que "lo mínimo que puede esperarse para la recuperación de su plena movilidad es la apertura de un amplio debate nacional e internacional sobre la libertad de informar"

Igualmente el comunicado reitera que el periodista francés vestía prendas militares en medio del combate que se registró cuando las autoridades atacaron un laboratorio para el procesamiento de coca en el Caquetá y que era registrado por el corresponsal. Sin embargo, el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, y los altos mandos militares y de policía han reiterado que las prendas que utilizaba Langlois eran exclusivamente para su seguridad y se limitaban a un caso y un chaleco blindado.

Publicidad