Se encuentra usted aquí

Nuevos tecnojuguetes

Por
Redacción Shock

Audio divertido
Algunos cacharros son diseñados con un único fin: el de agradar. Y eso es lo que ocurre con este amigable altavoz.

Su nombre es Heaphonie y sus habilidades son bastante básicas, apenas hay que conectarlo a un ordenador o a un reproductor de música para que comience a sonar.

Son una serie de bocinas portátiles que parecen pequeños muñequitos de vinilo de 7.62 centímetros de alto. Cada uno fue diseñado por alguien diferente y cuenta con cargador USB. Su batería interna se carga en apenas una hora y dura alrededor de cuatro horas.

No espere una gran potencia pues su misión en el mundo es otra: alegrar la vida de quienes disfrutan de los diseños diferentes. Estas bocinas son de lo más original que se ha visto, además sólo cuestan 30 dólares.

Minicámara
La compañía Genius ha creado una cámara especial para la familia. Es lo suficientemente pequeña como para cargarla en un bolsillo, y además ofrece una muy buena calidad gráfica de hasta 11 megapixeles para fotos y de máximo 1280 x 720p para video.

El nombre de esta videocámara es G-Shot HD 520 y a pesar de su tamaño y su valor de apenas 99 euros, cuenta con una pantalla de 2.5 pulgadas que puede rotar hasta 270 grados y puede grabar con muy buena calidad aun en condiciones desfavorables de luz. Y para completar las funcionalidades, también sirve para grabar memorandos gracias a su reconocimiento de voz.

La verdad sobre el netbook
Por estos días se ha puesto de moda el término netbook, que se utiliza para referirse a aquellos computadores portátiles más pequeños y con menos capacidad que sus hermanos mayores.

Sólo que muchos usuarios se frustran cuando lo usan porque no reconocen las limitaciones del aparato. Las tareas que se pueden destinar a un netbook son más bien reducidas. 

Están pensados para comunicarnos por internet, para tomar cursos en línea, leer correo electrónico y ver información de la red. Pero no le podemos exigir mucho más. La gran ventaja, por ahora, es su tamaño, su peso y su precio. Y además son tan coquetos que dan ganas de comprarlos.

Música bajo el agua
La unión de dos compañías como iRiver y Speedo no podía arrojar algo diferente al Aquabeat 2, un reproductor de música digital que permite a nadadores melómanos seguir disfrutando de su música favorita aun si se encuentran sumergidos.

Por ahora este reproductor, con capacidad para más de 500 canciones, sólo se consigue en Japón a un precio de 145 dólares, pero es de esperar que llegue a Occidente a finales de este año. Dentro del agua es posible controlar el volumen, parar la música y avanzar canciones.

Aguanta la presión a tres metros bajo el agua y hasta 30 minutos continuos sumergido. Sin embargo, su batería garantiza 8 horas de reproducción. Eso sí, no tiene pantalla, pero en cambio puede ser magnífico para usar entre la ducha. Por lo demás, funciona divinamenta fuera del agua.

Publicidad