Se encuentra usted aquí

#OccupyWallStreet

Por
Redacción Shock
Gritos de rabia y revolución enjuagaron de fuego la fría mañana del sábado pasado cuando cerca de dos mil “indignados” se tomaron el centro financiero de Nueva York con el objetivo de ocuparlo hasta que el sistema escuche sus demandas. “Si no rompemos los vínculos entre el mercado financiero y la élite política de este país estamos destinados a vivir como esclavos”, gritaban al unísono, mientras se preguntaban  como es posible que tres años luego del mayor fraude financiero de la historia, ninguno de los directivos de los bancos, aseguradoras y calificadoras de riesgo responsables hayan sido condenados a un solo día de prisión.  Sin embargo  para muchos, no habría porque explicar la razón de esta ocupación, pues con un desempleo en los jóvenes cercano al 26% y millonarias deudas educativas con los bancos, la rabia, el descontento y el compromiso de lucha se levantan como única respuesta.

Lo que les impide perdonar ni mucho menos olvidar, es que mientras ellos están prácticamente endeudados de por vida, el gobierno haya entregado miles de millones de dólares para rescatar los bancos. “Es evidente que si no acabamos con este cáncer, Estados Unidos y el resto del planeta van a quedar a la merced de la avaricia de estas entidades, justo como quedó claro en la crisis de 2008, cuando los únicos que sufrieron las graves consecuencias fueron la gente de a pie”.

Inspirados y asesorados por los compañeros españoles del M-15, los indignados neoyorkinos, donde hay jóvenes de todas las razas, colores y sabores, realizan en la Plaza de la Libertad, como llamaron al parque que se tomaron pacíficamente en la entrada de Wall Street, asambleas generales donde discuten el futuro de un movimiento que podría desterrar por completo la apatía general. ““Si nosotros los jóvenes no asumimos la dirección de nuestro propio país, nadie va a venir a salvarlo.  Aquí estoy y aquí me quedo”  decía luego de la primera noche uno de los tantos indignados.

A través de www.occupywallst.org gente de todo el planeta se ha sumado a la causa donando desde comida, carpas, dinero, equipos de comunicación y computadores portátiles, que sirven para trasmitir en vivo lo que ocurre allí las 24 horas a través de  www.livestream.com/globalrevolution  llevando a los indignados en el resto del país y del mundo entero el llamado a salir a la calle a decir: ¡Basta!
 
La autoridad por su parte sigue inquieta ante esta insurrección pacífica que al día de hoy ya ha cobrado el arresto de 8 de sus lideres, cuyo videos en la internet tienen a la policía de Nueva York en el ojo del huracán. “ellos tiene miedo de que nosotros no tengamos miedo de decir no más, ni mucho menos a quedarnos acá plantados hasta que sea necesario”.

Espere en la próxima edición de Shock un amplio reportaje sobre todas las incidencias dentro y fuera de la Plaza de la Libertad en Nueva York, donde a esta hora cientos de jóvenes se están movilizando para cambiar el futuro de los Estados Unidos, y quizás el del mundo entero.