Se encuentra usted aquí

Orlando Duque ganador del Red Bull Cliff Diving 2011

Por
Redacción Shock

El cenote Ik kil, localizado a unos cuantos kilómetros de Chichén Itzá, México, fue testigo de una reñida competencia que comenzó poco antes del medio día.

Los 12 mejores clavadistas del mundo dejaron caer sus cuerpos desde una plataforma de 27.25 metros al tiempo que cinco jueces de talla internacional asignaban puntos a cada uno de sus saltos. Los mexicanos Jorge Ferzuli y Jonathan Paredes, de 30 y 21 años respectivamente, fueron los primeros en desafiar la altura del cenote sagrado, pero solo Duque conquistó la calificación máxima por parte de los jueces.

“La temporada pasada fue muy reñida, pero yo me dediqué a aprender nuevos saltos los cuales practiqué hasta que finalmente me sentí cómodo con ellos. En la pre-temporada me enfoqué en la calidad y parece que estoy obteniendo los resultados. Me estoy sintiendo mucho mejor que el año pasado. Soy un hombre feliz,” fueron las palabras de Orlando después de coronarse campeón de la segunda parada.

Alcanzando velocidades superiores a los 85 km/h., cada uno de los competidores dejó sin aliento a los presentes y, durante 3 rondas, ejecutaron sus mejores clavados (uno por ronda) con el fin de llevarse el primer lugar.

En un periodo de tan solo tres segundos de caída libre, los atletas realizaron triples y dobles al frente con los cuales no lograron quedar en la final. Los clavados de Orlando Duque (nueve veces campeón de Red Bull Cliff Diving), del inglés Gary Hunt (campeón del año anterior) y del ucraniano Slava Polyeshchuk fueron sin duda los más precisos y los mejores evaluados, pero fue Duque quien se coronó, por segunda vez consecutiva, como el ganador indiscutible de la competencia.