Se encuentra usted aquí

Pacha Massive, Kings of Convenience y Naty Botero

Por
Redacción Shock

Pacha Massive

La música no tiene idioma

Brox, Estados Unidos 

Su idioma es cualquiera, su música es sabor, sus influencias son la tierra y su mensaje es la pasión.

En 2005, la explosión masiva del groove escondido bajo las sombras del sabor latino, estalla en performance musicales, de la mano de los culpables de este nuevo ritmo.

Fusión electrónica y sangre sonora que recorre las cinturas de los latinos. Así son ellos, pertenecen a la ola de exponentes que quieren llevar los ritmos de su tierra al viejo mundo. 

Gracias a los jueguetes de la tecnología, Pasha Massive corre el riesgo de empreder un viaje fusión al mundo de la música en el 2005.

Contagiando de folclor, este dueto del Brox integrado por el dominicano Nova (productor, tecladista, programador y guitarrista) y la colombiana Maya (bajo). Ambos componen y ambos estuvieron juntos para su increíble debut en 2004 frente a 40,000 personas en el Madison Square Garden.

Desde entonces, Pacha Massive brilla en el circuito local neoyorquino con sus bizarras mezclas de reggae, hip-hop y música electrónica, unida a las influencias del palo dominicano y la cumbia colombiana.

Ahora el duetto conquista de nuevo con su nuevo álbum titulado If you Want It que además de ser el sucesor de su primer trabajo, vuelve a caracterizarse por la buena vibra, las notas hibridas y el ambiente de fiesta underground que tanto contagia al público neoyorquino y por supuesto latino.

Kings of Convenience

El soundtrack de lo cotidiano

Bergen, Noruega

Sosegados, tranquilos, pasivos, serenos, templados, quietos, calmados, suaves, pacientes, indiferentes, fríos, neutrales, distantes y despreocupados.

Esta serie de adjetivos podrían ser los tags precisos para una agrupación que hace canciones para sacar el perro al parque, fumarse un cigarrillo en la ventana u hojear un viejo álbum de fotos. Las acciones cotidianas, por insignificantes que sean, también merecen un soundtrack, y dentro el inmenso universo musical que exhala a diario este mundo, quizá no haya una mejor banda para tomarles el pulso a los estados de ánimo y los momentos del día que los Kings of Convenience.

Erlend Øye y Eirik Glambek Bøe, geeks de pelo revuelto, saco de lana y gafas gigantescas, rebuscaron sus sonidos por el mundo y tomaron prestado el sentimiento de bandas como Belle & Sebastian y Simon and Garfunkel para construir un folk que se pinta de indie y a veces se disfraza de pop. Untando sus melodías de un exacerbado desdén por el mundo y el amor, este par de amigos crearon a mediados de los 90 un proyecto llamado Skog, que les marcaría el camino futuro de sus composiciones y despertaría su genio musical.

Faltos de encanto físico pero llenos a reventar de imágenes y versos seductores, los Kings abandonaron el underground de su tierra natal para reclamar un puesto en la escena musical del mundo. En el 2001 lanzaron su primer larga duración, Quiet is the New Loud, prensado por Kindercore Records y producido por Ken Nelson, el encargado de la explosión y sentimiento en los tracks de Coldplay.

Armando un pastiche musical, bailando ridículamente al lado de sus sintetizadores y acariciando con gracia y sevicia sus guitarras, este dúo hizo un llamado a músicos freaks con talento del mundo entero para llevar a cabo, el mismo año, la revancha de los nerds en su versión musical. Versus, su álbum de remixes, fue liberado al mundo con la participación de artistas como Alfie, Ladytron y Röyksopp.

Después de expiar sus demonios y darles tregua a sus neurosis, los Kings sacaron del bolsillo en el 2004 su tercera producción musical: Riot on an Empty Street, una revolución desde el silencio y el sentimiento, que le daría la patadita de la buena suerte a su carrera volviéndolos mundialmente famosos. Finalmente, construyendo calurosas postales sonoras y retomando preceptos rítmicos caóticos -muy al estilo de John Cage-, estos reyes de la conveniencia saltan una vez más al ruedo en este 2009 con un nuevo disco titulado Declaration of Dependence. Un álbum más calientico y rápido acústicamente que confirma que ellos hacen canciones para quienes tienen algo qué anhelar.

Naty Botero

Rebeldia femenina

Medellín , Colombia

Sexy, talentosa y muy coqueta dentro y fuera del mundo de la música, Naty Botero es el referente más acertado para describir el pop de nuestro país.

Una paisa de pura cepa que trae consigo siempre la insignia de la independencia y la rebeldía femenina, un cerebro en empaque de sensualidad y sobretodo una potente voz enfrascada en una artista de verdad.

Siempre independiente, cantando lo que a ella se le antoja y como primero se le viene a la cabeza, Naty ha marcado una pauta importante en los nuevos artistas, ya que ella tiene claro que luchar por sus propios ideales, sin imposición o condiciones, es una fuerte influencia para quienes la siguen como artista.

Esta irreverente cantante, no sólo compone, también se toma enserio el papel de directora, al momento de rodar vídeos. Ella misma fue la encargada de dirigir el vídeo "Contacto" del también colombiano Andrés Cabas, que gano el premio Mucha Música al mejor vídeo Pop.
Además de participar en realities, y cantar al lado de reconocidos interpretes colombianos, esta colombiana deja ver la inocencia de su personalidad cuando está al frente de una pantalla o cantando en un escenario, pues se desinhibe  de tal manera que el mundo se convierte en su refugio, todo miedo se va, y deja ver a la verdadera Naty.

Por eso en su nuevo y segundo trabajo discográfico, la libertad creativa es el sello de identidad, tocando temas de ecología,  niños locos, amores fantásticos y mujeres verracas, Naty presenta ‘Adicta’.

Con la compañía de Joe Arroyo y Chochibtown, la versatilidad y el sabor de la cantante se dejan ver, sin duda las tarimas colombianas bailarán con las fusiones pop hacen única a Naty.